Casas rurales para disfrutar del verano en el interior de Málaga

Casas rurales para disfrutar del verano en el interior de Málaga

Como alternativa a la primera línea de playa, en los municipios del interior se puede disfrutar de una amplia red de casas rurales, que están equipados con todo lo necesario para disfrutar del verano

Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Como alternativa a la primera línea de playa, en los municipios del interior se puede disfrutar de una amplia red de casas rurales, que están equipados con todo lo necesario para disfrutar del verano. Aunque también son idóneas para otras estaciones, hay algunas que están especialmente pensadas para la época estival. Para ello cuentan con piscina o alguna poza cercana para bañarse, barbacoas para disfrutar de cenas al aire libre e incluso con pistas deportivas para los que quieran mantener la forma en la época estival. Éstas son algunas de las opciones que hay en el interior de la provincia de Málaga.

Ronda Casa Luisa

En la zona residencial de partida de los Morales, a cinco minutos en coche de Ronda, este alojamiento rural que cuenta con cuatro mil metros cuadrados de superficie para disfrutar de los días de verano. Con una capacidad para unas 14 personas, la casa está equipada con piscina, una amplia zona de barbacoa, solarium, un parque infantil al aire libre, amplias zonas verde y horno de leña. Además, algo que la diferencia de otras casas rurales, es su pista de pádel, donde los huéspedes pueden demostrar sus habilidades en este juego de raqueta. Casa Luisa está situado también relativamente cerca del parque periurbano de la Dehesa del Mercadillo, un bosque donde se pueden realizar algunas rutas de senderismo cuando el sol menos apriete. Además, para los que no quieran salir de casa, hay otras opciones: desde equipo de música a juegos de mesa. En agosto y septiembre, el precio de la vivienda completa para un fin de semana está en torno a los 750 euros. Ubicación aquí.

Alhaurín El Grande La Granja

Esta casa rural, compuesta por tres viviendas, está pensada para el disfrute al aire libre. Para ello, además de contar con una piscina para refrescarse, cuenta con otros espacios para relajarse, como su zona 'chill out', o para disfrutar de una comida en familia o con amigos, como su amplia zona de barbacoa. A ello hay que unir otros detalles que agradecerán los más pequeños, como un parque infantil, e incluso los mayores nostálgicos, que cuentan con un futbolín para recordar su infancia o su juventud. La vivienda está a un paso del casco urbano de Alhaurín El Grande, pero en un paraje muy tranquilo en el que se logra desconectar en su estancia. El conjunto de las tres viviendas puede tener una capacidad de hasta 25 personas, aunque se aceptan reservas inferiores en número. En el mes de agosto el precio por persona y noche es de 30 euros. Para septiembre será algo inferior, 25 euros. Ubicación aquí.

Istán Casa Rural El Balatín

En segunda línea de playa de Marbella, aguarda Istán, en la zona sur de la comarca de la Sierra de las Nieves. En uno de sus tranquilos parajes se puede disfrutar en verano de la naturaleza de una forma directa en la casa rural El Balatín, que está rodeada por tres montañas. Aunque tiene una piscina propia, en este alojamiento muchos se decantan por darse un paseo de diez minutos para darse un baño en una de las pozas más emblemáticas de la provincia de Málaga, el conocido como Charco del Canalón. Desde la casa rural, además, se tienen excelentes vistas del entorno, En verano, se reserva como mínimo tres noches. El precio por pernoctación para dos personas es de 110 euros. Ubicación aquí.

Alfarnatejo Cortijo Pulgarín Bajo

Ideal para familias. Éste es uno de los lemas de este complejo rural, compuesto por tres viviendas, que está situado en los Pirineos del Sur. Es decir, en el tranquilo y elevado municipio de Alfarnatejo. En este antiguo cortijo de la Alta Axarquía, los más pequeños disfrutarán no sólo de un baño en su piscina sino también con su parque infantil, sus porterías de fútbol y sus canastas de baloncesto. Todo esto en un enclave muy tranquilo, rodeado de escarpadas sierras calizas, en la conocida como Ruta de los Tajos. Entre los espacios comunes para los huéspedes, hay desde amplias zonas ajardinadas hasta un auténtico museo etnográfico que cuenta, entre otras piezas, con un molino de piedra. Es uno de esos sitios frescos y tranquilos donde alargar una sobremesa o una velada. De las tres viviendas, la de mayor capacidad es la que se llama Cortijo, con cinco habitaciones, mientras que las otras dos, Mirador y Aprisco, cuentan con dos habitaciones dobles cada una. Se pueden alquilar de forma independiente. Los precios por fin de semana están desde los 170 euros de las viviendas pequeñas a los 400 euros. Para estancias más largas hay descuentos considerables. Ubicación aquí.

Ardales Arcos del Capellán

Frente a una de las fortalezas medievales que aún se conservan en la provincia de Málaga, el castillo del Turón, se encuentra este complejo rural, compuesto por dos casas y dos apartamentos. Las dos primeras viviendas cuentan con seis y cuatro dormitorios, mientras que cada apartamento sólo tiene una -idóneos para parejas-. En total pueden alberga a 31 personas en su conjunto, aunque los inmuebles se pueden alquilar de forma independiente. Cada vivienda cuenta con una barbacoa y una pérgola y como espacios comunes con una amplia piscina, aparcamiento y muchas zonas verdes. A un paso de este complejo rural, situado junto a la carretera que une a Ardales con El Burgo, se encuentra el cauce del Turón, que cuenta normalmente en verano con un buen caudal para los que busquen un baño de lo más natural. Río arriba, en el término municipal de El Burgo, el Turón también ofrece otras charcas espectaculares.

Además de estar en un sitio tranquilo, Arcos del Capellán se encuentra a un paso del pueblo de Ardales, que en las noches de verano se ofrece como un sitio idóneo para disfrutar de sus establecimientos de restauración. Sus tarifas están entre los 140 euros que cuesta la estancia de dos días -mínimo- en los apartamentos hasta los 800 euros de la casa más amplia, que puede llegar a alberga a 17 personas. La otra vivienda, con cuatro dormitorios, tiene un precio de 500 euros para dos pernoctaciones. El complejo entero saldría por 1400 euros durante dos días. Ubicación aquí.

Casarabonela Huerta de San Francisco

En el perímetro del casco urbano de Casarabonela, pero a tan sólo 500 metros de su centro histórico aguarda esta casa rural, que antaño fue una huerta de las afueras de este pueblo de la Sierra de las Nieves. Hoy es una coqueta vivienda rural, que cuenta con una piscina propia y vistas espectaculares de la zona. Una barbacoa, zonas verdes y otros espacios exteriores la hacen idónea para un grupo de hasta ocho personas. En el entorno se puede disfrutar del espacio ecológico del parque natural de la Sierra de las Nieves y con visitas tan interesantes como las del Jardín Botánico del Cactus y de otras Plantas Suculentas, situado frente al casco urbano. En el propio pueblo, sin necesidad de coger el coche, es posible recorrer los mayores atractivos de esta localidad, como los restos de su castillo árabe, la iglesia de Santiago o sus ermitas, entre otros enclaves de interés. El precio medio por estancia, si se contrata una semana, sale por unos 20 euros. Ese precio es más elevado si son estancias más corta). Su alta demanda hace que sea muy complicado reservarlo en agosto si no se hace con antelación. Para el mes de septiembre, sin embargo, cuentan con varias fechas disponibles. Ubicación aquí.

Casabermeja Villa Tato

Con capacidad para 17 personas, esta casa rural situada a unos tres kilómetros de Casabermeja es una buena opción para la época estival, ya que cuenta con un amplio equipamiento para disfrutar en el exterior. En torno a su espectacular piscina hay camas balinesas para descansar. Cuenta además con una amplia zona de barbacoas e incluso un grifo para barril de cervezas. Un amplio porche, zonas verdes y otros espacios comunes lo hacen idóneo también para distintas celebraciones o encuentros entre amigos. La vivienda se alquila por un día por un precio fijo de 410 euros. A un paso de allí se pueden hacer visitas interesantes al propio pueblo de Casabermeja, donde se encuentra el famoso cementerio monumental de San Sebatián o la iglesia del Socorro, además de poder tapear en sus bares y restaurantes. Por otra parte, desde Villa Tato se pueden hacer excursiones a otros sitios de interés, como el olivo milenario del Arroyo Carnicero, la aldea de Villanueva de Cauche o, algo más lejos, a Villanueva de la Concepción y el Torcal de Antequera. Ubicación aquí.

Estación de Benaoján Molino del Caracol

A un paso de la Cueva del Gato y del río Guadiaro, en el núcleo de la Estación de Benaoján, es posible alojarse en la casa rural Molino del Caracol con capacidad para seis personas. La vivienda, que fue restaurada a partir de un antiguo molino -se conservan algunos muros de piedra-, cuenta con una amplia terraza, desde la cual se ve perfectamente la piscina y toda la zona ajardinada. Dispone, por tanto, de amplios espacios para el disfrute en verano, ya sea para comer o para descansar en el exterior. Gracias a una parra y a una espectacular higuera con más de un siglo de vida se puede incluso echar una siesta al aire libre. Aunque el alojamiento cuenta con piscina propia, hay quien prefiere dar un paseo por un sendero para darse un baño en el Charco Frío, una espectacular poza de aguas cristalinas a los pies de la mencionada de la Cueva del Gato. Eso sí, el agua, como indica el nombre de esta poza está gélida incluso en verano. El propietario de la vivienda es también el dueño del bar La Esquina, donde es posible disfrutar de un buen tapeo o disfrutar de generosas raciones. El precio de la vivienda por pernoctación es de 180 euros. Esta tarifa es válida para todo el año. La casa tiene alta demanda en los meses de agosto y septiembre, aunque aún quedan días libres en este verano. Ubicación aquí.

Cañete La Real Cortijo La Colá

En pleno Valle del Guadalteba, en la antesala de la Serranía de Ronda, también hay otros alojamientos rurales con piscina y otros equipamientos especialmente pensados para disfrutar en época estival. Entre ellos está, el conocido como Cortijo La Colá, situado entre las fértiles tierras de este pueblo malagueño. Además de refrescarse en su piscina, los huéspedes pueden disfrutar de otros espacios. Así, los más pequeños lo pasarán en grande en su parque infantil mientras los mayores preparan carnes y pescados en su barbacoa. La casa, que fue antaño un importante cortijo, cuenta con media docena de habitaciones, que tienen capacidad en su conjunto para 15 personas (cuatro dobles, una triple y una cuadruple). Otro de los alicientes para escaparse unos días a este inmueble rural es su amplia terraza, idónea para disfrutar tras la puesta del sol. El precio de esta casa rural para dos noches -estancia mínima- está en torno a los 432 euros para doce personas. El máximo permitido es de 15 personas, que saldría por unos 540 euros en el mismo período. Ubicación aquí.

Sayalonga El Molino

A un paso de Sayalonga, junto al cauce del río Turvilla, hay otra opción idónea para el verano. En este caso, se trata de un complejo compuesto por dos grandes casas independiente, aunque se pueden alquilar conjuntamente. Por un lado, está El Molino, con 34 plazas, y, por otro, El Balcón del Río, con 32. Ambos inmuebles cuentan con amplias zonas exteriores, en las que se incluyen desde una piscina hasta una barbacoa o incluso una cancha de baloncesto. Aunque hoy la vivienda tiene un aspecto aparentemente moderno, es un enclave con mucha historia. De hecho, hay datos que confirman que allí hubo un molino morisco en el siglo XVI, que tras las rebeliones acontecidas en esa centuria, fue parcialmente quemado. De aquella época se conservan todavía los grandes muros de estas viviendas que aseguran buenas temperaturas en el interior tanto en invierno como en verano. Además, la propia casa es un auténtico museo etnográfico, aya que allí se conservan muchos enseres y herramientas relacionadas con los usos anteriores como molino. Además de estar a un paso del casco urbano, está relativamente cerca de la costa (a 8 kilómetros de Algarrobo Costa) y muy próximo a otros pueblos del interior de la Axarquía, como Cómpeta, Árchez o Canillas de Albaida. En agosto ambas casas se alquilan por semanas para un mínimo de 20 personas a un precio de 20 euros por huésped y día. En septiembre, el mínimo que se puede reservar son dos días con una tarifa de 21 euros por persona y día. Ubicación aquí.

Más reportajes