Destinos alternativos a la playa en el interior de Málaga

Desde el corazón de la Axarquía a la Vega de Antequera o la Serranía de Ronda, hay muchas opciones para disfrutar de un verano diferente sin salir de la provincia

Destinos alternativos a la playa en el interior de Málaga
Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

Además de la amplia franja litoral, Málaga cuenta con una interesante oferta para el turismo estival en su interior. Desde el corazón de la Axarquía a la Vega de Antequera o la Serranía de Ronda, hay muchas opciones para disfrutar de un verano alternativo sin salir de la provincia.

En algunos casos, estas posibilidades son viables gracias a temperaturas más suaves de lo habitual en destinos de interior o a la existencia de alternativas para el baño, como son los distintos pantanos o pozas de ríos. A pesar de ser un año hidrológico especialmente seco, hay varios pueblos y comarcas de interior que tienen auténticas playas bañadas por agua dulce.

Para ello, basta con acercarse a los principales embalses de la provincia o a las charcas que hay en ríos como el Turón, en la Sierra de las Nieves, o el Genal -y algunos de sus afluentes-, en la Serranía de Ronda.

Frente a estos destinos más refrescantes, también hay localidades que muestran su potencial cuando el sol se pone, como es el caso de Antequera, que lleva más de un lustro apostando por un ciclo nocturno de experiencias y actividades culturales, naturales y de ocio, Luz de Luna.

Poza del río Genal cerca del Puente de San Juan
Poza del río Genal cerca del Puente de San Juan
  • 1

BAJO GENAL. Entre los municipios de Genalguacil, Jubrique, Algatocín, Benarrabá y Gaucín, en la Serranía de Ronda, se puede disfrutar de un verano diferente y alternativo al que hay a pocos kilómetros en el litoral de Marbella y Estepona. En las zonas de la ribera del Genal, se puede disfrutar de temperaturas más suaves y de pozas de aguas cristalinas, que, en algunos casos, se convierten en playas de agua dulce, como ocurre en el entorno del Puente de San Juan, donde se unen por carretera los pueblos de Algatocín, Genalguacil y Jubrique. Allí, no sólo hay una zona de baño sino también dos campings y una venta. Además de estos alojamientos, en estos pueblos hay otras opciones para hospedarse que están muy bien equipados para el verano -piscina incluida o con ríos cercanos en casi todos los casos-, como el hotel Banu Rabbah (Benarrabá), los apartamentos Jardines del Visir (Genalguacil), la Posada Mirador de Jubrique o el hotel la Fructuosa (Gaucín), entre otras opciones.

UBICACIÓN: Aquí.

Antequera celebra en verano su ciclo nocturno Luz de Luna.
Antequera celebra en verano su ciclo nocturno Luz de Luna.
  • 2

ANTEQUERA Y ARCHIDONA DE NOCHE. Aunque durante el día, las temperaturas suelen ser relativamente elevadas tanto en Antequera como en Archidona, en ambas ciudades aguardan veladas más frescas cuando se pone el sol. En ambos casos, además hay actividades nocturnas relacionadas con la cultura, la naturaleza y el ocio. Así, por un lado, hasta el 14 de septiembre se celebra el ciclo Luz de Luna en Antequera, que incluye decenas de propuestas distintas para disfrutar de veladas llenas de experiencias, desde paseos bajo la luna llena en el Torcal hasta visitas guiadas por las iglesias y los palacios del casco urbano. También suele haber propuestas en Archidona, como las rutas turísticas de la Arxiduna Dormida. A ello hay que unir una de las romerías más peculiares de Andalucía, que se celebra precisamente de madrugada (del 14 al 15 de agosto), como preámbulo a su feria. Tanto en Antequera como en Archidona existen distintas posibilidades de alojamiento, desde pensiones y posadas hasta el lujoso y exclusivo hotel de cinco estrellas Convento de La Magdalena.

UBICACIÓN: Ver aquí.

Embalse de La Viñuela.
Embalse de La Viñuela.
  • 3

LA VIÑUELA. Otra forma de disfrutar del verano sin tener que ir al litoral es en los pantanos del interior. Entre ellos, el de mayor tamaño de la provincia de Málaga es el de La Viñuela, que, a pesar de no pasar por su mejor momento hidrológico, se ofrece como un mar de agua dulce. Recorridos a pie o en bicicleta cuando el sol menos aprieta por su entorno o actividades en sus aguas como paseos en hidropedal hasta turismo activo con mucha adrenalina, como la práctica de la vela o el paddle surf, entre otras opciones. Aquí también hay interesantes propuestas para alojarse: desde el camping La Viñuela hasta el hotel de cuatro estrellas B Bou La Viñuela. Además, también hay en el entorno distintas ventas y restaurantes de cocina tradicional de la zona o incluso de gastronomía hindú. A ello hay que unir la cercanía de pueblos como el de La Viñuela, Periana y Alcaucín, entre otros.

UBICACIÓN: Ver aquí.

Vista desde el camping Parque Ardales. Foto PITCHUP
Vista desde el camping Parque Ardales. Foto PITCHUP
  • 4

CONJUNTO DE LOS TRES EMBALSES. En el corazón de la provincia, aguarda otro mar de interior. En este caso, se trata de un complejo hidrológico compuesto por tres embalses distintos, el Conde del Guadalhorce, el Guadalhorce y el Guadalteba. Eso sí, desde el punto de vista turístico el más idóneo es el primero de ellos que se conoce en la zona como El Chorro. En torno a él y el pantano del Guadalhorce hay distintas opciones para alojarse y disfrutar de una escapada estival, desde el camping Parque Ardales hasta el hotel Posada del Conde, entre otras opciones. Además, hay una amplia oferta de restauración tradicional en primera línea del embalse. Otros alicientes para escaparse unos días a esta zona son El Caminito del Rey, las ruinas de Bobastro, el Mirador de los Tres Embalses o la necrópolis de las Aguilillas.

UBICACIÓN: Ver aquí.

Pozas del río Turón en El Burgo
Pozas del río Turón en El Burgo
  • 5

VALLE DEL TURÓN. Pese a la escasez de lluvias de los últimos meses, el río Turón, que recorre los términos municipales de El Burgo y Ardales, ofrece este verano un caudal aceptable tanto para hacer rutas fluviales como para disfrutar del baño en algunas de sus pozas. Para esto último la mejor opción es ir desde el casco urbano de El Burgo por el carril de tierra que va hacia el nacimiento para encontrar las distintas piscinas naturales que el Turón regala a su paso. En ella lugareños y visitantes pueden disfrutar de un verano distinto. Además, desde el propio pueblo se puede dar un agradable paseo a primera o a última hora de la tarde por la zona conocida como la Acequia del Molino. Tampoco hay que descartar la opción del Bajo Guadalhorce, que implica especialmente al término municipal de Ardales, con una bonita ruta fluvial con algunas pozas de gran tamaño, como la de la Olla, situada a los pies de los restos del castillo del Turón. En ambos pueblos existen distintas opciones para alojarse, como Apartamentos Ardales o el hotel La Casa Grande (El Burgo).

UBICACIÓN: Ver aquí.

Entrada de la Cueva del Gato
Entrada de la Cueva del Gato
  • 6

VALLE DEL GUADIARO. En la Serranía de Ronda también hay otra opción para descansar en verano en el otro gran valle de la comarca, el del Guadiaro. Entre los términos municipales de Cortes de la Frontera, Jimera de Líbar, Benaoján y Montejaque se puede encontrar un destino alternativo gracias al Guadiaro, que es protagonista en diferentes enclaves, como las Angosturas y las Buitreras. Otros sitios de interés en esta subcomarca de la Serranía son las cuevas del Gato y de la Pileta. En lo que se refiere a alojamientos hay para todos los gustos desde las Cabañas Jimera de Líbar hasta el coqueto hotel Molino del Santo, en la Estación de Benaoján, la Hospedería Las Buitreras, de Cortes de la Frontera, o las Casitas de Montejaque, entre otras opciones.

UBICACIÓN: Ver aquí.

Poza de agua en las Angosturas del Guadalmina
Poza de agua en las Angosturas del Guadalmina
  • 7

LA SEGUNDA LÍNEA DE PLAYA DE MARBELLA. Tras un destino de fama mundial como Marbella, hay también una interesante oferta turística de gran nivel. Así se puede disfrutar en las localidades de Benahavís, Istán y Ojén, que, pese a no tener playas, cuentan con posibles baños de agua dulce en las Angosturas del Guadalmina, el Charco del Canalón y el Charco de las Viñas, respectivamente. Además de casco urbanos con encanto, idóneos para pasear sosegadamente, cuando el sol se comienza a poner, hay en los tres casos bonitos miradores y una amplia oferta de restauración. En especial, esto último destaca en Benahavís, que pasa por ser uno de los pueblos con más establecimientos por habitante. En el caso de los alojamientos hay muchas posibilidades dentro y fuera de sus respectivos casco urbanos. Entre ellos, están La Posada del Ángel (Ojén), el hotel Amanhavís (Benahavís) o el hotel rural Los Jarales (Istán).

UBICACIÓN: Ver aquí.

Más reportajes