El temporal sobresalta a Málaga

El arroyo La Tejá se desbordó en Alhaurín el Grande/ÑITO SALAS
El arroyo La Tejá se desbordó en Alhaurín el Grande / ÑITO SALAS

Guadalhorce y Nororma se llevan la peor parte de una gota fría que se salda sin daños personales y múltiples incidencias

FERNANDO TORRES y IGNACIO LILLOMálaga
En esta información han participado
Vanessa Melgar, Agustín Peláez y Charo Márquez

Del naranja al rojo. Aemet activó de madrugada el máximo nivel de alerta ante la inminente llegada de la Dana a la provincia, pero la mayoría de los malagueños ya dormía. Durante la madrugada de este sábado, la gota fría descargó casi sin tiempo para reaccionar, lo que se tradujo rápidamente en riadas que atravesaron distintos municipios, con especial fuerza en las comarcas del Valle del Guadalhorce y Nororma (además de la capital), donde el cómputo de daños es el más elevado de la provincia.

Previsión para el domingo

La Junta de Andalucía llegó a activar el Plan de Inundaciones, que permaneció vigente hasta las nueve de la noche de ayer. El día se cerró con un balance de litros registrados de importante calado: en Coín cayeron 149 litros por metro cuadrado con el máximo acumulado, seguido de Alhaurín el Grande (146), Antequera (146), Alozaina (133), Villanueva de la Concepción (114), Ojén (105), Archidona (103), Tolox (103), Cártama (102), Monda (98) y Casarabonela (94), según los datos combinados de Aemet y la red Hidrosur. El 112 tuvo que atender 327 incidencias en la provincia de un total de 720 producidas en toda Andalucía.

Alhaurín el Grande fue el primer municipio en experimentar dificultades serias. La fuerza del agua arrastró decenas de vehículos, especialmente en la zona del Recinto Ferial –que es el punto más bajo de la localidad al que van a parar todas las corrientes que se generan cuando el sistema de evacuación pluvial falla–. Allí no se registraron daños personales, al igual que en ningún punto provincial, pero los materiales fueron creciendo conforme se iba acabando la madrugada. La alcaldesa, Toñi Ledesma, indicaba a SUR en un primer balance al amanecer que la situación era«caótica», aunque los Servicios Operativos y de seguridad estaban desplegados para paliar lo más trascendente.

En la conocida como carretera de Fuengirola, a la altura del Señor de laAgonía, el arroyo de La Tejá se desbordó y cubrió la vía por completo. Cuando remitió el nivel del cauce el tráfico rodado era completamente imposible. «En cuarenta años no he visto nunca nada así», explicaba a SUR José Antonio Solano, vecino de la zona. «Hemos pasado la noche en vela, esto parecía un río», comentó frente a una gruesa capa de barro que había sepultado parcialmente varios vehículos.

Alhaurín de la Torre y Cártama también sufrieron distintas incidencias aunque de menor calado. Según el alcalde cartameño, Jorge Gallardo, los equipos de limpieza estuvieron operativos desde las tres de la madrugada, al igual que Protección Civil y Policía Local, interviniendo principalmente en la carretera de acceso al núcleo urbano y en el entorno de la Ciudad Deportiva, en Estación de Cártama. «El arroyo Fahala bajaba lleno» apuntaba el regidor al amanecer. Al final del día el balance era moderado:«No hay nada que no se pueda reparar», indicaba Gallardo.

En Alhaurín de la Torre también pasaron la noche en vela. El concejal de Servicios Operativos, Prudencio Ruiz, explicaba a SUR que su personal estuvo desplegado junto a la Policía Local y Protección Civil durante toda la madrugada. La mayor parte de los esfuerzos se concentraron en Torrealquería y Pinos de Alhaurín, zonas más afectadas por su proximidad a la sierra.

Incidencias por la lluvia