La salida de un arroyo deja incomunicadas 45 familias en una cortijada de Vélez-Málaga

Socavón en el acceso a la cortijada /SUR
Socavón en el acceso a la cortijada / SUR

La escorrentía ha inutilizado el camino de acceso a las viviendas, que discurre por el cauce del arroyo Pataseca

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Un total de 45 familias se encuentran incomunicadas desde esta madrugada en una cortijada situada entre Benajarafe alto y Chilches, en el municipio de Vélez-Málaga, como consecuencia de la salida de un arroyo, cuyo cauce sirve de acceso a los vecinos. La fuerza de la escorrentía ha provocando socavones de más de un metro de profundidad en el cauce impidiendo a los vecinos poder salir de la cortijada. Entre los vecinos

La presidente de la asociación de vecinos de la Cortijada Arroyo Pataseca, Rocío Madrid, ha señalado que los residentes padecen esta misma situación cada vez que caen cuatro gotas. Según Madrid, el pasado mes de diciembre, también con motivo de las lluvias, estuvieron tres días incomunicados y sin poder salir.

Aunque el arroyo Pataseca es un arroyo seco, según esta vecina, el problema lo padecen a raíz de que cuando se construyó la autovía A-7, se canalizaron las aguas pluviales de la misma hacía este cauce.

Madrid se queja de que llevan varios años intentando que el Ayuntamiento de Vélez les resuelva el problema y les dote de un acceso digno, aunque sin éxito. «Se escuda en que está es una urbanización que no han recepcionado y que al ser el acceso un arroyo no pueden actuar en el mismo», señala la presidenta de la asociación de vecinos. Ante esta situación, son los propios vecinos los que se tienen que encargar de contratar a una maquina para que les arregle el camino, «cuando pagamos nuestros impuestos como cualquier otro vecino del municipio».