La Guardia Civil halla restos biológicos de Julen en el pozo

Juan José Cortés, padre de la niña Mari Luz, se ha trasladado a Totalán para acompañar a la familia de Julen. En la foto, junto al padre del pequeño. / SUR

Los agentes han analizado muestras de la tierra húmeda aspirada del tapón detectado el primer día de la búsqueda y el resultado de las pruebas de ADN ha sido positivo

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Primero fue la bolsa de gusanitos y ahora, el ADN. La Guardia Civil ha encontrado restos biológicos del pequeño en el pozo donde sus padres aseguran que cayó y donde se le busca desde el pasado domingo. Ante esta evidencia científica, la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, ha insistido en que se ha confirmado que el menor Julen se encuentra en el interior de la excavación donde se trabaja para su rescate.

Fuentes próximas a la investigación han señalado que se le han realizado pruebas a la tierra húmeda hallada el primer día de la búsqueda en ese tapón detectado a 73 metros de la superficie, entre la que «se encontró un poco de pelo», como ha confirmado el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez. Los análisis efectuados han dado un restado positivo: hay ADN de Julen en la arena.

En este mismo sentido se ha manifestado Gámez, quien ha explicado que se recogieron muestras de ADN de la familia del pequeño así como del biberón que usaba Julen. «Los análisis coinciden y confirman que el pequeño está en el pozo», ha apuntado la subdelegada.

Ya el pasado domingo, en una de esas incursiones que se hizo en el interior del pozo con un robot, mientras éste descendía, se cruzó en la gruta con una bolsa de chucherías que caía por la misma. Todo apunta a que se había quedado enganchada en una pared del pozo, cuando el niño se precipitó dentro, y que el propio cable del robot la movió y la hizo caer. En la siguiente inmersión, la cámara confirmó la presencia de la bolsa en el fondo de arena, a 78 metros.

Los responsables del operativo, con la Guardia Civil al frente, han dado orden de acometer todas las opciones que se barajaban el lunes para rescatar al pequeño Julen. Esto es, succionar el tapón de tierra detectado a 73 metros del agujero por el que habría caído Julen; construir un pozo (paralelo, de un metro de diámetro y a cuatro o cinco metros del primero) y conectarlo con éste en forma de 'u' a la altura del tapón; y hacer un túnel perpendicular desde la ladera de la montaña.

Más información