Efectivos de Salvamento Minero de Asturias se trasladan a Totalán para ayudar en la apertura del túnel lateral

Los mineros se han trasladado desde su sede en Asturias / Juan Carlos Román

Defensa fletó un avión militar para el traslado de los ocho técnicos asturianos. En cuanto al túnel, se trata de una excavación de entre 50 y 80 metros de longitud con la que se espera tomar contacto visual con Julen y proceder a su extracción

ALVARO FRÍAS , JUAN CANO y PABLO SUÁREZ Málaga

Nuevos efectivos se unen al equipo que trabaja en la construcción de un túnel lateral para intentar acceder al punto en el que se considera que se encuentra el pequeño Julen. Se trata de ocho técnicos de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa, procedentes de Asturias, que se han trasladado hasta el municipio de Totatán para intervenir de manera manual en el tramo final del citado túnel y evitar que se produzca un derrumbe o colapso en el pozo donde se presume que está el niño. Lo que aún no se sabe es si intervendrán hoy a última hora del día o mañana ya que dependerá del avance de los trabajos. Fue la propia de Defensa, Margarita Robles, quien esta mañana telefoneó de urgencia al presidente de Hunosa, Gregorio Rabanal, para solicitarle la participación de la Brigada de Salvamento Minero en el complejo rescate.

El máximo responsable de la hullera, al tanto de un caso que ha trascendido el ámbito nacional, se puso inmediatamente al disposición del Ministerio, de cara a facilitar cualquier aspecto humano o material que pudiese precisar el equipo de rescate. De esta manera, ocho técnicos de la mencionada Brigada se desplazaron al momento a Totalán, para colaborar en el operativo de rescate. El propio Ministerio de Defensa, con el fin de acelerar el traslado de material y equipo, fletó un avión militar con carácter urgente.

El equipo trasladado a Málaga tiene una amplia experiencia en lo que a rescates subterráneos se refiere, por lo que su colaboración podría resultar clave a la hora de conseguir sacar al pequeño del lugar en el que se encuentra, que podría superar los 75 metros de profundidad.

Desde el amanecer, los efectivos trabajan en esta nueva fórmula para rescatar a Julen. Según ha informado esta mañana la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, la idea es abrir un orificio lateral y horizontal, aprovechando la pendiente de la montaña. Así se quiere excavar un túnel de entre 50 y 80 metros de longitud para alcanzar los 80 metros de profundidad del pozo, que es donde los efectivos de emergencias consideran que se encuentra el menor.

Tras ello, se quiere introducir una cámara y observar lo que hay en el interior del pozo. En el caso de que haya una confirmación de que el pequeño Julen se encuentra en el punto en el que consideran los especialistas, la intención de los efectivos es hacer mayor ese túnel y proceder al rescate del niño.

Gámez ha explicado que esta es la alternativa que se ha preferido, ya que es el sistema más seguro para que no se colapse el orificio por el que presumiblemente se precipitó el pequeño. La subdelegada ha insistido en que es el método más fiable y con el que se podría llegar a Julen en menos tiempo.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha pedido confianza en el dispositivo de búsqueda y ha asegurado que el rescate se está llevando a cabo «sin hacer ningún tipo de ahorro al esfuerzo». «Trabajamos con todos los medios y cooperación institucional. Esperamos en breve dar las mejores noticias», ha concluido Grande-Marlaska, que en varias ocasiones ha dicho que, no obstante, entiende la «angustia» de padres y vecinos. Por su parte, la secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella, ha explicado que ha hablado por teléfono con el alcalde de Totalán después de que éste cuestionara el operativo de rescate, unas manifestaciones que «respetan», al igual que la de los padres del menor. En la conversación se ha confirmado por parte de Interior que se están utilizando «todos los medios».

Los efectivos de Bomberos y Guardia Civil cuentan desde el primer momento con un gran número de profesionales y empresas privadas que se han ofrecido como apoyo en las tareas de rescate. En este sentido, Gámez ha precisado que diez de las empresas más especializadas en temas de ingeniería están asesorando a los coordinadores del dispositivo en forma de gabinete técnico sobre aspectos como la orografía, los materiales y las distintas formas de acceder al pozo, entre otros aspectos.

Son tres los factores que influyen en la toma de decisiones. «Lo primero es la seguridad del pequeño, para acceder hasta él sin crear ningún daño. Paralelamente, se cuenta con el tiempo, para hacerlo todo con la máxima celeridad. De hecho, se desechan algunas alternativas por ser muy lentas. Asimismo, se tiene en cuenta la orografía del terreno, ya que hay soluciones que son muy difíciles o imposibles», ha explicado la subdelegada.

El resto de alternativas que dijo ayer un portavoz de la Guardia Civil que se iban a aplicar se han paralizado. Se trata de la idea de excavar una apertura a cielo abierto y realizar un pozo paralelo para llegar hasta el punto en el que se considera que se encuentra Julen, y salvar así el tapón de tierra con el que se han encontrado los efectivos de rescate a unos 73 metros de profundidad y que impide que se pueda observar el resto hueco.

Los que sí se comenzó a hacer fue emplear un camión bomba para, mediante la propulsión de aire, extraer el material que bloquea el pozo. Sin embargo, estas tareas son muy lentas y, desde que se comenzó a emplear esta alternativa, los especialistas solo han avanzado unos 60 centímetros.

Además, el tubo con el que se realizan esas tareas se rompió durante la tarde noche de ayer. «Tras avanzar esos 60 centímetros hemos vuelto a dar con una zona dura que nos impide extraer material», ha señalado Gámez, quien ha manifestado que los especialistas se afanan en tomar contacto con el menor.

Sin embargo, esta forma de proceder no se ha dado por finalizada. La subdelagada del Gobierno en Málaga ha afirmado que los operarios de la empresa se encuentran reparando el tubo que se rompió ayer, tras los que, una vez listo, se continuará intentando extraer material por la parte superior del pozo.

Finalmente, Gámez ha recordado que las tareas de rescate «son muy complejas». Esto se debe, según ha continuado, a las características del propio pozo, de dimensiones muy reducidas para trabajar, y a la orografía del terreno, ya que para la maquinaria pesada es complicado llegar a la zona en la que se desempeñan las labores del rescate por las dificultades del acceso.

Dispositivo de rescate

La Guardia Civil ha informado esta misma mañana de todos los organismos y empresas que están colaborando en el operativo de rescate del pequeño Julen.

Guardia Civil

Equipo de montaña de Málaga ( EREIM)

Servicio de montaña de Granada ( SEREIM)

Unidades de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Vélez Málaga.

Grupo de Actividades Subacuáticas ( GEAS)

Equipo del Seprona de Málaga

Unidad Orgánica de Policía Judicial

USECIC

Destacamento de Tráfico

Administraciones colaboradoras

Administración Central (Subdelegación del Gobierno en Málaga)

Junta de Andalucía

Brigada de Salvamento Minero (Dependiente del Principado de Asturias).

Diputación Provincial de Málaga

Ayuntamiento de Totalán

Ayuntamiento de Málaga

Otros organismos

112 Andalucía

Bomberos del Consorcio Provincial de Málaga

Bomberos de Málaga

Protección Civil

Empresas colaboradoras en el rescate

Colegio de Ingenieros y Caminos de Málaga

Expoa

Actua

Civiliza

Cemosa

Rodio

Narval Ingeniería

OHL

En los sondeos, inyección de trabajos especializados

Empresa Pepe Nuñez

Acosol

Restitubo

SGO Obras

Club de Montañismo de Rincón de la Victoria

Más