El alcalde de Totalán: «Se está improvisando. Cada minuto que pasa se pierde»

labores de rescate. Arriba, el alcalde de Totalán. /SUR
labores de rescate. Arriba, el alcalde de Totalán. / SUR

El regidor llama a Interior para trasladar sus quejas por la forma en la que se están desarrollando las tareas de rescate

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

El alcalde de Totalán, Miguel Ángel Escaño, ha explotado esta mañana. El regidor ha mostrado su descontento con la forma en la que se están desarrollando las labores de rescate de Julen, un niño de dos años y medio que, según su familia, se precipitó el pasado domingo por un pozo de 107 metros de profundidad y tan solo 25 centímetros de diámetro en la Sierra de Totalán.

Escaño ha explicado a este periódico que ha llamado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para comunicarle sus quejas por la situación actual. Así, aunque no ha querido precisar más detalles, ha asegurado que tiene un plan de emergencia y que piensa activarlo personalmente.

«Para mí, los plazos ya se han acabado», ha insistido el regidor de Totalán, localidad en la que un centenar de efectivos siguen trabajando sin descanso en el pozo donde los padres de Julen aseguran que se precipitó el pequeño. A primera hora de la mañana, el regidor también señaló en unas declaraciones a la COPE que se «estaba improvisando» y que cada minuto que pasaba era una minuto perdido. «Lo que se está haciendo no es adecuado», afirmó.

l

La opinión del regidor de Totalán es completamente opuesta a la de la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, quien no ha dudado en defender esta mañana la forma en la que se está procediendo para rescatar al pequeño Julen. Ha mostrado su «plena confianza» en los trabajos que se realizan.

Gámez ha aseverado que «se está haciendo el máximo». También, se ha referido tanto a los funcionarios de cuerpos de seguridad y emergencias como a los miembros de empresas privadas que asesoran a los coordinadores del dispositivo: «Tenemos a los mejores».

Más

 

Fotos

Vídeos