Diario Sur

vídeo

Vista aérea tomada por un helicóptero de la zona inundada por el desbordamiento del río Guadalhorce en la zona de la Estación de Cártama. / Guardia Civil. Vídeo Pedro Quero

El temporal deja una fallecida y graves inundaciones

  • Estepona, donde se produjo la única víctima mortal; la Estación de Cártama, la capital, Mijas y Marbella son los puntos más afectados

Las peores lluvias en la provincia desde 2012 dejaron ayer un saldo catastrófico. Lo peor sucedió en Estepona, donde una mujer falleció atrapada por la inundación de un bajo, mientras que en toda la provincia se contabilizaron 805 incidencias (que ascienden a 852 hasta las 7.00 de este lunes), especialmente en los municipios del Valle del Guadalhorce, la Costa del Sol occidental y en la capital, con decenas de viviendas e instalaciones anegadas por el agua y calles cortadas al tráfico.

provincia

El saldo de la jornada dejó además 12 evacuados y 23 rescatados, entre ellos un bebé, la mayoría en la zona del Guadalhorce. Para ello se emplearon tres helicópteros: dos de la Guardia Civil (uno llegó desde Granada)y otro de la Policía Nacional. Además Las carreteras MA-22 (el acceso desde la zona de los polígonos hacia la calle Pacífico, en el entorno del Martín Carpena, en la capital) y la MA-6403 (Teba) permanecían cortadas por balsas de agua y desprendimientos al cierre de esta edición.

El Rey llamó por la tarde a los alcaldes de Málaga, Cártama, Estepona y Marbella para conocer la situación de primera mano y transmitirles de primera mano su apoyo.

La borrasca atlántica situada al oeste de la Península ha dejado 221 litros por metro cuadrado en Mijas y 214 en Estepona. Si se compara con la media anual de lluvias en Málaga (que se mide oficialmente por el pluviómetro del aeropuerto y que es de 540 litros), supondría que se ha recogido más de una tercera parte de lo que cae en los doce meses. En la capital fueron hasta 93 litros (83 en el aeródromo) aunque lo peor en este caso sobrevino por una tromba que dejó la mitad de esa cuantía (56 litros) en sólo una hora, entre las 7.00 y las 8.00 de la mañana, según los datos aportados por Aemet y la red Hidrosur de la Junta.

De madrugada, el Centro Meteorológico activó el aviso de nivel rojo, alerta máxima que estuvo activa hasta las 13.00 horas y que tenía en guardia desde el viernes a todos los servicios de Protección Civil y seguridad ciudadana. A partir de ese momento bajó a naranja, lo que supondrá que hasta las 9.00 de hoy existe riesgo de inundaciones en la Costa del Sol y el Valle del Guadalhorce.

Nivel 2 de emergencias

El Comité Asesor del Plan Territorial de Emergencias, que encabeza el Gobierno andaluz y en el que participan la Subdelegación del Gobierno y las fuerzas de seguridad, activó a mediodía el nivel 2, puesto que los operativos locales podían resultar insuficientes para atender la magnitud de la tragedia y cabía la opción de llamar a la cooperación de otras escalas. Durante buena parte de la jornada se especuló con la posibilidad de requerir los servicios de la Unidad Militar de Emergencias (UME), así como de efectivos de otras provincias. Finalmente, se descartó hacer esta llamada puesto que el nivel de alerta fue bajando.

El núcleo de Estación de Cártama fue uno de los que resultaron más dañados por el temporal. El Guadalhorce se desbordó, por lo que el agua fue tomando las calles y entró en varias viviendas. La barriada de Doña Ana quedó totalmente anegada y varios vecinos tuvieron que ser rescatados de sus hogares con lanchas y helicópteros de la Guardia Civil y la Policía Nacional. El Ayuntamiento habilitó un polideportivo para los desalojados. Además, voluntarios evacuaron a los 35 galgos recogidos en una asociación protectora de animales ubicada en la zona, y fue necesario el uso de piraguas para acceder a las instalaciones por la crecida del río.

Mujer fallecida

Estepona, que aún no se había recuperado de las dos trombas del pasado jueves, volvió a amanecer anegada, después de contabilizar más de 200 litros en doce horas, que motivaron 460 intervenciones, muchas de ellas por coches atrapados. En este municipio se produjo el suceso más grave de la jornada: una joven rumana de 27 años perdió la vida tras quedar atrapada en un local de alterne que está situado por debajo de la cota del terreno. Aunque avisó a los servicios de emergencias, no dio tiempo a sacarla. El embovedado del arroyo Monterroso no pudo con el caudal que arrastraba y buscó su salida natural al mar anegando casi por completo la avenida Juan Carlos I. El agua causó daños en el centro de salud y la jefatura de la Policía Local, entre otras instalaciones. También hubo importantes inundaciones en las arterias principales y en viviendas y locales de Marbella, donde quedó cortado el acceso a Puerto Banús.

En Málaga capital, las peores lluvias desde los sucesos de 2012 dejaron 270 incidencias, sobre todo en la zona oeste y los polígonos. Aunque las precipitaciones acumuladas no fueron tan altas como en otros puntos de la provincia, con un máximo de 93 litros en Teatinos, según Aemet y la red Hidrosur, lo peor fue la tromba que dejó unos 56 litros (la mitad de todo lo recibido) en solo una hora (entre las 7.00 y las 8.00 de la mañana). Al caer sobre mojado provocó la anegación de varias calles, entre ellas el acceso al aeropuerto; así como del metro (clausurado por primera vez en su historia), bajos de viviendas y garajes. Un autobús de Portillo se quedó atrapado en el polígono Guadalhorce y una persona tuvo que ser rescatada de debajo del puente de la Esperanza. En Héroe de Sostoa, a la altura de la gasolinera Alaska, una gran balsa de agua bloqueó el paso. El servicio del suburbano se restableció a las 13.30, después de haber estado cortado desde las 8.30.

Predicción de hoy

En Mijas, unos 30 vecinos tuvieron que ser evacuados en La Alberquilla y fueron reubicadas en casas de familiares. El Consistorio habilitó el polideportivo de Las Lagunas para acogerlas en caso necesario. En un restaurante del lugar varias personas se subieron al tejado desde donde fueron rescatados por los Bomberos y los Servicios Operativos. Los problemas llegaron especialmente por el desbordamiento del río Gomenaro. A su vez, varios caballos de una finca fueron trasladados al Hipódromo, mientras que los animales acogidos en la protectora del municipio fueron recolocados en la de Torremolinos.

En cuanto a la predicción del tiempo, Aemet prolongó el aviso naranja hasta las 9.00 de la mañana de hoy, por el riesgo de acumular hasta cien litros en doce horas. Se mantiene un aviso de nivel amarillo activo (hasta 40 litros), que volverá a afectar sobre todo a la Costa occidental, aunque sólo hasta las 16.00 horas. A partir de ese momento remite el temporal y se impone el buen tiempo durante lo que resta del puente festivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate