«Mi mujer fue quien eligió las tres últimas cifras del Gordo, las dos primeras fue la máquina»

José Delgado compró 7 décimos del Gordo en Benajarafe.

Un vecino jubilado de Benajarafe compra los siete décimos del 03347 para repartir entre sus familiares y amigos

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

José Delgado era ayer todo satisfacción, aunque tuvo que mirar dos veces los décimos del 03347, agraciado con el premio Gordo del Sorteo Extraordinario de Navidad, porque no se lo creía cuando lo vio por televisión. Su hijo tampoco estaba convencido y le pidió que le mandara una fotografía por WhatsApp. Delgado tuvo la enorme suerte de comprar los siete décimos del Gordo vendido en Benajarafe. En total, 2,8 millones de euros, aunque él sólo se había quedado con un décimo, agraciado con 400.000 euros. «La mitad del premio ha sido gracias a mi mujer y la otra mitad a la máquina. Yo iba buscando un número terminado en 347, porque así me lo pidió mi esposa. Estuve intentando encontrar varios números con las dos primeras cifras diferentes a las del Gordo, pero no podían ser. Al final el único que permitía la máquina era el 03347 y lo compré, aunque reconozco que no me terminaba de gustar», reconoció Delgado.

Según señaló, presa de la emoción, de los siete décimos repartió tres entre sus tres hijos, otro a su hermano, que vive en Casabermeja; otro fue a parar a manos de su cuñado, y el sexto para un amigo, con el que lo intercambió por otro.

Nada más comprobar que tenía el Gordo, José los llamó a a todos. «Mi hermano iba camino del campo a trabajar», dijo, para después indicar que como no pensaba que le iba a tocar, no había pensado en qué gastarlo, «aunque seguro que habrá en qué hacerlo. Lo que menos alegría me da es que mi mujer no haya venido a celebrarlo, porque tiene depresión».

Delgado acudió a la administración mixta de Benajarafe para celebrar sus suerte acompañado de su amigo Antonio Díaz, con quien intercambió uno de los siete décimos por otro de la Administración de El Gato Negro de Málaga. Según Antonio, fue una fortuna que les haya tocado el Gordo porque José no había ido a comprar el 03347. «Estoy muy emocionado. Lo voy a repartir con mis dos hijos, a quienes les daré un pico a cada uno y posiblemente dedique parte del premio a realizar un viaje por Europa junto a mi mujer».

La lotera de Benajarafe, Águeda Claros, que vendió por máquina los siete décimos premiados con el Gordo por la máquina confesó que tenía desde hace días la corazonada de que iba a dar un premio grande. «Llevaba varios días diciéndoselo a mi hijo, Juan. Hasta había reservado una botella buena de cava para celebrarlo y así ha sido», manifestó, a la vez que se mostró muy contenta de que al final haya estado tan repartido.

No es la primera vez que esta administración de Benajarafe de un primer premio. El 8 de agosto de 2016, dio uno de la Lotería Nacional, «pero nada que ver con este. Estoy y me siento como si me hubiera tocado a mi», manifestó Juan Robles, que regenta el punto de venta junto a su madre, Águeda.

Además