Diario Sur

La intensa lluvia en la provincia de Málaga da el primer alivio a los embalses

Arroyo a punto de desbordarse en el túnel del hotel Vincci Estrella del Mar, bajo la A-7, en Marbella.
Arroyo a punto de desbordarse en el túnel del hotel Vincci Estrella del Mar, bajo la A-7, en Marbella. / Josele-Lanza -
  • Los pantanos suman más de cinco hectómetros en una semana, el equivalente al consumo de un mes en Málaga capital. El temporal deja numerosos daños, pero de escasa gravedad

Después de cerrar el año hidrológico con un 36% menos de precipitaciones de la media y con los embalses en su nivel más bajo desde 2009, este mes de noviembre está proporcionando un alivio a las reservas hídricas de la provincia. El intenso temporal ha alimentado con algo más de 5 hectómetros cúbicos los siete pantanos malagueños durante la última semana, el equivalente al consumo de agua de la capital malagueña durante un mes. Es el primer aumento de nivel registrado desde el pasado mes de mayo en la provincia. Al cierre esta edición, la red Hidrosur de la Junta informaba de que los pantanos malagueños se encontraban al 38,5% de su capacidad, con 237,61 hectómetros cúbicos. Hace una semana estaban al 37,6%.

Además, los embalses seguirán recibiendo agua durante los próximos días, no sólo porque hay probabilidad de que continúen las precipitaciones durante hoy y mañana, sino porque se notarán los efectos de las escorrentías. «Hasta el martes o el miércoles no sabremos el efecto real que han tenido estas lluvias sobre los pantanos», explica José Luis Escudero, autor del blog especializado en meteorología ‘Tormentas y Rayos’.

La intensa lluvia en la provincia da el primer alivio a los embalses

Lo que sí se puede asegurar es que el pantano de la Concepción (ubicado en Istán) es, con mucho, el que más se ha beneficiado de esta semana lluviosa, concentrando más de la mitad del volumen sumado por los siete embalses de la provincia: concretamente 2,6 hectómetros cúbicos, que lo sitúan al 57,7% de su capacidad. La Viñuela, uno de los más necesitados de alivio, acumula 1,3 hectómetros más que hace siete días, pero sigue estando en un nivel preocupante (32,6%). El de Guadalhorce ha ganado 0,5 hectómetros (se sitúa al 49,7%), el Conde de Guadalhorce y Casasola 0,4 hectómetros cada uno (están al 33,4% y al 21,5% respectivamente) y el del Limonero y Guadalteba se han quedado prácticamente igual (24,5% y 34,4%). Escudero señala que precisamente donde menos ha llovido es en la comarca de Antequera, donde nace el río Guadalhorce que es el que alimenta a los pantanos de Guadalhorce, Conde de Guadalhorce y Guadalteba, que están entre los más ‘sedientos’ de la provincia.

las consecuencias

  • Málaga registra más de 120 incidencias

  • Un torbellino causa daños en Benalmádena

  • Las consecuencias de las fuertes lluvias en Málaga

Y es que las precipitaciones de los últimos días se han concentrado sobre todo en la costa occidental, la capital malagueña y el valle del Guadalhorce, con especial intensidad desde la tarde-noche del viernes. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activó a las 05:00 horas el aviso rojo para la Costa del Sol y el Guadalhorce, que ha estado vigente hasta las 08.00 horas, momento en el que se ha rebajado a naranja, nivel que se mantendrá hasta la medianoche de hoy, y hasta la misma hora el amarillo en la zona de Ronda y la Axarquía.

Ayer se llegaron a registrar en algunos puntos más de cien litros por metro cuadrados. Según fuentes de Aemet, el mayor volumen de precipitaciones cayó en Mijas Costa, con 150 litros por metro cuadrado hasta las siete de la tarde, seguida de Alhaurín de la Torre, con 126 y Fuengirola, con 108. En Málaga capital se superaron los 70 litros; al igual que en Marbella y Torremolinos. En la Axarquía las precipitaciones fueron de menor intensidad: en Vélez-Málaga se contabilizaron 46 litros; en Rincón de la Victoria, 41; en Manilva, 40; en Estepona, 33 y en Torrox, 29. Como curiosidad, la estación meteorológica donde más lluvia se registró de toda Andalucía, según la red Hidrosur, fue la de Sierra de Mijas, con casi 180 litros por metro cuadrado recogidos entre el viernes y el sábado.

Gracias a esta última semana de temporal, el mes de noviembre está siendo «más lluvioso que la media de años anteriores», apunta José Luis Escudero. Es un pequeño alivio después de un inicio del otoño seco y de un año hidrológico muy por debajo de la media en precipitaciones. Y es que los 141 litros por metro cuadrado que lleva acumulados Málaga suponen el 40% de todas las precipitaciones registradas en el último año hidrológico, que fueron 351 litros por metro cuadrado. ¿Será este temporal el preludio de un invierno lluvioso? Es imposible preverlo, pero falta haría: pese a la pequeña recuperación de la última semana, los embalses de la provincia han perdido en los últimos doce meses 113 hectómetros cúbicos, es decir, un tercio del agua que tenían.