Málaga estrena un recorrido oficial de Semana Santa con luces y sombras en el primer día

Paso del Señor de la Pollinica por la nueva tribuna oficial bajo una petalada./SALVADOR SALAS
Paso del Señor de la Pollinica por la nueva tribuna oficial bajo una petalada. / SALVADOR SALAS

Los cortejos se lucieron y no hubo incidencias con la rampa de la Catedral, pero surgieron desajustes en el acceso a las sillas y problemas de movilidad

ANTONIO M. ROMERO , JESÚS HINOJOSA y ÁNGEL ESCALERAMálaga

Málaga estrenó este Domingo de Ramos el recorrido oficial de las procesiones de Semana Santa, lo que supuso un hito, ya que es una de las mayores transformaciones procesionistas en casi un siglo. Un debut que tuvo sus luces y sus sombras. Aunque existían las lógicas incertidumbres ante una modificación de tal calado, a la hora de la verdad las cofradías resultaron beneficiadas en líneas generales. Una de las grandes incógnitas era cómo iba a responder la rampa de acceso a la segunda puerta de la Catedral (Postigo de los Abades); la duda se resolvió satisfactoriamente y las seis hermandades que hicieron estación de penitencia en el primer templo de la diócesis pudieron acceder con total normalidad.

Las principales quejas...

La otra cara de la moneda fueron los problemas de movilidad, sobre todo en el Centro por las calles más próximas al itinerario común de las hermandades, algunos desajustes a la hora de que los abonados accedieran a las sillas y tribunas, en especial en las zonas nuevas de plaza de la Marina y Molina Lario. Los inconvenientes se produjeron al ignorar la mayoría de personas dónde estaban situados sus sitios. Eso hizo que tuvieran que recurrir continuamente a los acomodadores de la Agrupación de Cofradías, que estaban instruidos para ubicar a los usuarios en sus localidades. Además, los operarios encargados del montaje del mobiliario estuvieron trabajando hasta el último minuto para dejarlo todo listo en algunas partes, aunque hubo cosas que no les dio tiempo a terminar.

Un aspecto que fue muy criticado por el público que carece de abono hizo referencia a unas vallas blancas y altas situadas en las bocacalles de acceso a gran parte del recorrido oficial. Esos obstáculos, situados para impedir el paso, dificultan ver las procesiones y están situados a una distancia muy alejada de las últimas filas de sillas.

Escalón en una de las escaleras de acceso a un palco; bordillo en la Alameda, y pivote que molesta a una mujer. / ÑITO SALAS/HUGO CORTÉS

Desde el punto de vista cofrade, las nueve hermandades que ayer salieron (por orden: Pollinica, Humildad y Paciencia, Lágrimas y Favores, Dulce Nombre, Salud, Humildad, Salutación, Huerto y Prendimiento) cumplieron los horarios de petición de venia más o menos en el tiempo que tenían marcado y pudieron desfilar por el recorrido oficial con empaque y lucimiento. Sin bien, las primeras en pasar por el itinerario común lo hicieron con poco público tanto en la tribuna oficial como en las sillas y el resto de tribunas.

Opinión

El presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, que estuvo todo el día en la tribuna oficial y en permanente comunicación con su equipo más cercano de colaboradores, que le mantuvieron informado sobre cómo se desarrolló el estreno, valoró anoche satisfactoriamente la primera jornada del nuevo recorrido, aunque admitió que se habían producido algunas incidencias «puntuales y subsanables» relacionadas con los abonados.

«Las sensaciones que tengo son muy positivas. Lo que me transmiten los hermanos mayores y jefes de procesión es que todo ha ido bien. Con la incertidumbre propia al principio, la gente está disfrutando y está contenta», afirmó a este periódico Atencia.

Acomodadores numerando las sillas; protestas del público por las vallas en el recorrido, y material entre las sillas

Preguntado por las incidencias producidas, el máximo responsable del ente agrupacional argumentó: «Al montar una instalación temporal de estas características, para más de 24.000 personas, es normal que el primer año surjan algunos incidentes que son subsanables y mañana (por hoy) estarán arreglados». En este punto, Pablo Atencia pidió «comprensión» a los malagueños sean abonados o no.

Histórica entrada en la Catedral
Histórica entrada en la Catedral / SALVADOR SALAS

Por otro lado, el Domingo de Ramos dejó una buena sensación en los negocios de hostelería. «La primera impresión es positiva, ha habido mucho movimiento de personas», apuntó Javier Frutos, presidente de la Asociación Málaga Hostelería (Mahos). «El Domingo de Ramos es un día complicado porque se trabaja desde por la mañana hasta por la noche, pero de momento no nos han comentado que haya habido incidencias», explicó Frutos, quien añadió que, por el momento, se ha desarrollado tal y como estaba prevista la retirada y reducción de terrazas para dejar el espacio suficiente (tres metros de ancho como mínimo) en las calles que están tipificadas como vías de evacuación del recorrido oficial.