Olas de hasta seis metros provocan daños en las playas de la capital y la Costa

Olas rompiendo en El Balneario de los Baños del Carmen. Foto tomada a primera hora de esta mañana de miércoles./Salvador Salas
Olas rompiendo en El Balneario de los Baños del Carmen. Foto tomada a primera hora de esta mañana de miércoles. / Salvador Salas

El temporal remite después de cebarse con los Baños del Carmen y San Andrés, en Málaga, así como en Marbella, Benalmádena y Torremolinos

IGNACIO LILLO y AGUSTÍN PELÁEZMálaga

Olas de hasta 5,96 metros, medidas en la boya del Puerto de Málaga (que gestiona Puertos del Estado) a las seis de la mañana, han provocado daños en las playas de la capital y en diversos puntos de la Costa del Sol. Con todo, la altura significante, que es el valor que se utiliza para medir su potencial destructivo, se quedó en unos cuatro metros, por lo que los efectos del primer gran temporal en el mar del año han sido finalmente menores de los esperados.

La madrugada ha estado marcada por una potente actividad en el mar, especialmente a partir de la 1.00, cuando los registros de la sonda empezaron a dar valores superiores a los 5,5 metros, con una cadencia de poco más de seis segundos. Como consecuencia, en el caso de la capital la marea se ha cebado con los Baños del Carmen, donde el agua entró en el salón durante la madrugada, a pesar de que un retén de trabajadores colocó defensas de madera y sacos terreros en torno a las puertas del edificio para evitar que llegara hasta las cocinas, como ha ocurrido en ocasiones anteriores. José Luis Ramos, uno de los socios de la concesionaria, explicó que los trabajadores llevaban desde primera hora de la mañana retirando la arena depositada sobre la playa cercana (que había quedado descarnada) y limpiando el salón, que hoy abrirá sus puertas con normalidad. La terraza también se había limpiado, aunque seguía entrando agua, aunque en menor medida que en las horas previas.

El oleaje también ha afectado a la playa de San Andrés, donde el mar ha rebasado con creces el malecón del paseo marítimo Antonio Machado y se ha introducido en varios puntos de la zona peatonal, donde ha dejado depósitos de arena. Desde Costas y el Ayuntamiento abogaron por esperar hasta que el agua se retire, previsiblemente esta tarde, para empezar a evaluar los daños, lo que se prevé tener listo hacia finales de esta semana. Todo ello, cuando faltan apenas 15 días para el inicio de la Semana Santa. Hay que recordar que el litoral de Huelin ya llegaba muy tocado a este episodio, con una importante merma de anchura.

Por su parte, la flota pesquera de la provincia permanece amarrada. Por seguridad, la de cerco no salió anoche y esta mañana las demás artes tampoco lo han podido hacer. Son unas 250 embarcaciones que faenaron ayer por última vez.

El aviso naranja se acorta

El hecho es que el oleaje ha remitido durante la mañana, por lo que el aviso de nivel naranja (riesgo alto) por el primer gran fenómeno costero del año decretado por el Centro Meteorológico de Aemet en Málaga también ha recortado su duración y terminará a las 15.00 horas de hoy. Hasta entonces se mantiene la predicción de viento fuerte en el mar y oleaje de levante, que es el más dañino para los arenales de la provincia, con fuerza 7 a 8 y alturas de tres a cinco metros.

La compañía Trasmediterránea suspendió las conexiones marítimas de Melilla con Málaga y Almería programadas para ayer y hoy, pero lo hizo sobre todo por el temporal en la ciudad autónoma. La naviera informó de que, debido a las malas condiciones meteorológicas en la zona, el buque 'Ciudad Autónoma Melilla' suspendió su salida de las 15.00 horas desde Málaga con destino Melilla, así como el regreso Melilla-Málaga de las 23.59 horas. Los cambios de programación y suspensiones del servicio afectaron a cerca de 350 pasajeros. En cambio, el servicio de Balearia con salida desde Melilla de ayer sí cubrió la travesía.

Finalmente, la situación se ha quedado muy lejos de la que ocurrió el 21 de abril de 2017, que está inscrito en las efemérides de los fenómenos costeros de la provincia. Las olas de hasta 7,8 metros de altura que la boya de la capital registró fueron las mayores desde 1995, según las estadísticas de Puertos del Estado. El 31 de marzo de hace 22 años alcanzaron los 8,5 metros, mientras que en 2006 se quedaron muy cerca de las de hace dos años (7,7).

Efectos en Marbella

Diferente es el escenario en la Costa del Sol, especialmente en la occidental. El temporal ha tenido efectos devastadores en las playas de Marbella. La imagen que han descubierto los primeros rayos de luz tras una noche en la que el oleaje ha golpeado con virulencia deja poco margen al optimismo. Pérdida de arena (de nuevo), conducciones de saneamiento que han quedado al descubierto y chiringuitos con parte de la estructura en el aire dado que las olas han retirado la base. Es a grandes rasgos la primera radiografía que han podido obtener los técnicos del área municipal de Playas que desde primera hora de la mañana están recorriendo el litoral en una primera inspección. (Lea toda la información aquí).

Benalmádena y Torremolinos

En este caso, el oleaje ha arrasado con numerosas playas de Benalmádena y Torremolinos. Desde la zona de Torrequebrada hasta La Carihuela, los arenales han sufrido desperfectos en mayor o menor medida y sólo han logrado resistir, y en parte, las áreas en donde había más cantidad arena (como la zona de la plaza del Remo).

El viento registrado (se preveían rachas de hasta 70 kilómetros por hora) ha provocado que el agua se colara incluso en el interior de los chiringuitos. Es el caso del Maracas Beach, en la playa del Bil Bil, en Benalmádena, que ha amanecido inundado y los trabajadores se afanaban por achicar agua. (Más información aquí).

Axarquía

En la Axarquía el fuerte temporal de levante ha ocasionado diversos daños en las playas desde Nerja hasta La Cala del Moral. Las mayores pérdidas de arenas se han producido en las nerjeñas de La Torrecilla y El Chucho; en varios tramos de El Peñoncillo, Ferrara y El Morche, en Torrox; en Lagos y Mezquitilla, en Vélez-Málaga; y en Los Rubios y La Cala del Moral, en Rincón de la Victoria, según informa Eugenio Cabezas.

Los técnicos de los distintos ayuntamientos están evaluando en estos momentos la situación para proceder a acometer los arreglos necesarios de cara a la próxima Semana Santa. No obstante, desde los consistorios del litoral de la Axarquía apuntan que los daños no han sido especialmente graves, y únicamente en algunas zonas puntuales tendrá que actuar la maquinaria pesada. Para ello, pedirán ayuda a la Demarcación de Costas en Málaga.

Noticia relacionada