Las andaluzas dan un toque de atención a la mayoría de los alcaldes de grandes ciudades

Las andaluzas dan un toque de atención a la mayoría de los alcaldes de grandes ciudades

En diez de las dieciséis localidades de más de 20.000 habitantes ganó un partido diferente al que gobierna la Alcaldía

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El resultado de las elecciones andaluzas de este domingo han supuesto un toque de atención para los alcaldes de la mayoría de las grandes ciudades de la provincia a poco más de seis meses de la cita con las urnas para renovar las corporaciones locales. La extrapolación de los datos dibuja un panorama de ayuntamientos sin mayorías absolutas, lo que obligará a pactos entre los diferentes partidos, y con Ciudadanos y Vox como llaves para la gobernabilidad. Partiendo de la premisa de que en las elecciones municipales concurren factores diferentes a las autonómicas como una mayor participación de los ciudadanos, la figura del candidato pesa mucho entre los electores y concurren partidos de índole local que no se presentan a los comicios regionales, el efecto del 2-D ha puesto en alerta a los partidos malagueños, que han sacado las calculadoras para hacer números y simular cómo quedarían los plenos si el próximo 26 de mayo los malagueños tuvieran un comportamiento similar al del pasado domingo en las urnas.

Más

El primer dato objetivo es que en diez de las dieciséis localidades de más de 20.000 habitantes (Alhaurín de la Torre, Antequera, Benalmádena, Málaga, Marbella, Mijas, Nerja, Rincón de la Victoria, Torremolinos y Vélez-Málaga) las elecciones andaluzas fueron ganadas por un partido diferente al que actualmente tiene la vara de mando de la Alcaldía, mientras que en el resto, las formaciones del regidor mantuvieron el tipo (Alhaurín el Grande, Coín, Estepona y Fuengirola, en manos del PP, y Cártama y Ronda, controladas por el PSOE).

La extrapolación de datos dibuja plenos sin mayorías absolutas y con Vox y Ciudadanos como llaves para el gobierno

La extrapolación de los datos que acompaña a esta información se ha hecho aplicando la ley D'Hondt al resultado de las andaluzas del pasado domingo, teniendo en cuenta que no aparecen los partidos de carácter local, que sólo se presentan a las municipales;aún no se ha definido si Podemos e IU van a repetir presentándose bajo la fórmula de coalición como han hecho en las autonómicas; y Vox y Ciudadanos no han aclarado si se van a presentar en todas las grandes ciudades. A ello se añade, que la ley, en el caso de los ayuntamientos, establece que si no hay un partido con mayoría absoluta o no se alcanzan pactos, gobierna la lista más votada.

En el caso de la capital, el PSOE fue el partido más votado en las andaluzas y con esos datos el partido liderado por el candidato a la Alcaldía Daniel Pérez obtendría ocho ediles, uno menos que ahora. La segunda formación más respaldada en la ciudad en las elecciones andaluzas fue Ciudadanos, que arrebató así al PP el puesto hegemónico como referente del centro-derecha, con 51.775 sufragios que les supondría siete escaños. Serían cuatro actas más que las actuales (tiene tres ediles) y certificaría el alza de un partido que no tiene aún designado candidato a la Alcaldía, aunque el nombre de su actual portavoz, Juan Cassá, está encima de la mesa.

En la capital, el PP y De la Torre sufren una fuerte caída en votos y pasan a ser la tercera fuerza

En Mijas y Benalmádena habría un empate a número de escaños entre el PPy Ciudadanos

El PP, que lleva gobernando en la ciudad desde 1995, y Francisco de la Torre, alcalde desde 2000, quedaría relegado al tercer lugar tras sufrir una sangría de 21.077 votos. Con esas cifras, los populares se quedarían con 7 concejales, una pérdida de seis respecto a los trece actuales. Ysólo podrían mantener el gobierno pactando con Ciudadanos y Vox.

En cuarto lugar, con 40.979, se situaría Adelante Andalucía, con cincos escaños. En este caso hay que tener en cuenta dos variables: la primera es que aún no se ha cerrado que ambos partidos vayan a ir juntos a las elecciones municipales del próximo mayo y las dudas van en aumento dado que en las autonómicas no han cumplido las expectativas marcadas; la segunda, es que en el Ayuntamiento de la capital tiene representación Málaga Ahora, que hace tres años fue apoyada por Podemos, y en esta ocasión se presentará en solitario.

Al igual que ha sucedido a nivel andaluz, con la extrapolación de los datos de las autonómicas, Vox irrumpiría con fuerza en el Ayuntamiento de Málaga con cuatro escaños gracias a los 27.758 votos cosechados.

En Marbella, empatarían a siete concejales el PSOE, que sería el más votado, y el PP, aunque ambos perderían actas (una y seis respectivamente). Ciudadanos, que hace tres años no se presentó a las elecciones municipales, entraría en el Ayuntamiento con seis representantes y Vox, con cuatro. Adelante Andalucía, se quedaría con tres. En la segunda ciudad en población de la provincia, hay que tener en cuenta el factor que supone no contar con el grupo Opción Sampedreña, que actualmente tiene dos ediles y es socio de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, que no se ha presentado a las andaluzas, con lo que el resultado podría diferir dada su implantación en San Pedro Alcántara.

Mijas es el principal ayuntamiento gobernado por Ciudadanos en Andalucía. En las elecciones del pasado domingo el PPfue el partido más votado aunque hubo un empate a seis escaños con la formación naranja y el PSOE se quedó con cinco. Mientras que Adelante y Vox consiguen cuatro cada uno. Unos datos que suponen la necesidad de pactos para garantizar la gobernabilidad.

Igualdad

La tónica general en las grandes ciudades es la igualdad en cuanto a escaños. Es el caso de Vélez-Málaga con un empate entre populares y socialistas a siete concejales, teniendo en cuenta que no se contabiliza los votos de los independientes de Torre del Mar que no se presentaron a las andaluzas; en Benalmádena, empate a seis ediles entre los populares y Ciudadanos –en esta ciudad lograron tres representantes en 2015, aunque fueron expulsados–; o en Coín, a cinco entre PP, PSOE y Ciudadanos.

Con la extrapolación de datos, en Torremolinos, el centro-derecha de PP (siete concejales) y Ciudadanos (seis) se situarían por delante del PSOE, que gobierna la ciudad con José Ortiz. La formación naranja, por su parte, ganaría con seis concejales en Rincón de la Victoria al PP, que tiene la Alcaldía con Francisco Salado, que quedaría con cinco, mientas que PSOE y Adelante empatarían a cuatro. Y en Nerja, el centro-derecha, PPy Ciudadanos, y la derecha, Vox, sumarían mayoría absoluta.

En Fuengirola, uno de los principales graneros de votos del PP y donde Ana Mula gobierna con una amplia mayoría, los populares mantienen la distancia respecto a sus competidores aunque el voto de derechas se divide, subiendo Ciudadanos (tres actas más) y Vox (irrumpe con tres representantes). Similar situación se vive en Estepona, donde el regidor, José María García Urbano, perdería casi la mitad de sus concejales (con la extrapolación pasaría de 17 a 8), entrando con fuerza la formación naranja con seis actas y Vox con tres.

En el interior, en Ronda, ganan los socialistas, aunque la derecha de PP, Ciudadanos y Vox sumaría para una mayoría absoluta; en Antequera el PSOE se impondría al PP; en Alhaurín el Grande ganarían los populares con holgura, mientras que en el vecino Alhaurín de la Torre la victoria se la llevaría Ciudadanos; y en Cártama el PSOE vencería aunque una alianza de la derecha podría hacerle perder la Alcaldía.

 

Fotos

Vídeos