Cae la noche en Totalán sin hallar al pequeño Julen

SUR

Los efectivos de rescate trabajan en tres líneas para intentar localizar al menor en el pozo

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Pese al paso de las horas, los efectivos de rescate continúan trabajando a destajo para localizar en Totalán a Julen, un niño de dos años y medio que, según su familia, se precipitó ayer por un pozo de 107 metros de profundidad y tan solo 25 centímetros de diámetro. Mientras cae la noche en la sierra en la que se le busca, por el momento no hay noticias sobre el hallazgo del menor.

El centenar de efectivos desplegados en la zona trabajan en las tres líneas que se mantienen activas para hallar al pequeño. La primera de ellas consiste en atravesar el tapón de tierra, barro y piedras con el que los operativos se han encontrado a unos 73 metros de profundidad, donde también se han hallado una bolsa de chucherías y un vaso que podrían ser del pequeño.

Más

Pese a que desde anoche se trabajaba en la extracción de tierra, se ha buscado otro mecanismo, ya que el que se estaba empleando era muy lento y, en las tareas de rescate, el tiempo es primordial. La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, ha indicado esta mañana que solo se habían conseguido avanzar 30 centímetros con este procedimiento.

Es por ello que los especialistas han barajado otra alternativa para retirar tierra, barro y piedras. Se trata de un camión bomba, que ha llegado esta tarde a la zona en la que se encuentra el pozo. Ha sido complicado, ya que el vehículo no cabía por el estrecho camino que lleva hasta el punto en el que están trabajando los efectivos, por lo que una gran máquina excavadora ha tenido que abrirle paso.

El camión bomba ya se encuentra en el enclave en el que está el pozo. Según ha explicado esta mañana un portavoz de la Benemérita, se usa para succionar esa tierra, piedras y barro con mayor velocidad y así poder atravesar el tapón.

Las medidas, que se han ido poniendo en marcha conforme han ido llegando los medios técnicos a lo largo del día, también contemplan cavar un pozo paralelo. El problema es que el pozo en el que se encontraría Julen no está entubado, por lo que hay que hacerlo, algo fundamental para evitar derrumbes en el mismo.

El otro procedimiento, según el guardia civil, consiste en realizar una excavación a cielo abierto desde la ladera de la montaña. De hecho, la gran excavadora que se trasladó y ayudó al camión bomba a subir hasta el pozo se encuentra también trabajando en las inmediaciones.

 

Fotos

Vídeos