Los equipos de rescate retiran tierra del pozo para intentar localizar al pequeño Julen

Un miembro de la Guardia Civil ofrece los últimos datos sobre las labores de rescate./SUR
Un miembro de la Guardia Civil ofrece los últimos datos sobre las labores de rescate. / SUR

La subdelegada del Gobierno ha informado de que se han sacado unos 30 centímetros, pero que se ha dado con una zona compacta

JUAN CANO , ALVARO FRÍAS y EUGENIO CABEZASMálaga

Continúan los trabajos para rescatar a Julen, un niño de dos años y medio que, según su familia, se precipitó ayer por un pozo de 107 metros de profundidad y tan solo 25 centímetros de diámetro en la Sierra de Totalán. Bomberos y guardias civiles buscan aún el modo de acceder al pequeño, ya que, al parecer, se podría haber producido un desprendimiento de tierra a 78 metros de la superficie.

Al respecto, la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, ha informado esta mañana de que los efectivos que se encuentran trabajando en la zona han probado al amanecer a retirar tierra de ese tapón para intentar acceder hasta el punto en el que se podría encontrar el niño: «Hasta el momento se han sacado unos 30 centímetros, pero se ha dado con una zona dura».

Los técnicos trabajan realizando inmersiones con un robot en el pozo, que continua chocando con un fondo de arena «húmeda» y no logra pasar de los 78 metros. En una de esas inmersiones, la cámara con la que va equipada el artilugio ha localizado una bolsa de chucherías, que habría quedado en una pared al caer Julen dentro. Asimismo, la subdelegada ha precisado que se ha hallado también un vaso en el interior del mismo.

Sin embargo, Gámez ha insistido en que los trabajos que se están llevando a cabo son «muy complejos y complicados». Por el momento, ha apuntado, se valoran todas las alternativas técnicas posibles para poder acceder, localizar y rescatar al pequeño.

En este sentido, ha manifestado que hay que seguir probando alternativas, como realizar un pozo paralelo, viendo la que es menos agresiva. Y es que, además de localizar al pequeño, los servicios de emergencias tienen que mantener el hueco por el que realizar la extracción, ha expuesto la subdelegada.

Finalmente, ha recordado que se está trabajando sin descanso y que todos los medios materiales y personales se están empleando para las tareas de rescate. Además, Gámez ha agradecido a todos los profesionales, también de empresas privadas, su apoyo.

Además

Todo comenzó sobre las dos de la tarde de este domingo, cuando los padres del menor, dos jóvenes veinteañeros vecinos de la barriada malagueña de El Palo, almorzaban en compañía de unos familiares en una parcela situada en el monte, entre el arroyo de Olías y el río Totalán, muy cerca del dolmen Cerro de la Corona, conocido por los lugareños como 'Tumba del moro'.

La familia estaba preparando una paella mientras Julen y otro menor del grupo jugaban en el campo. Entonces, uno de los familiares vio cómo el pequeño se caía por el pozo de 107 metros de profundidad y tan solo 25 centímetros de diámetro.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, se ha dirigido a la familia del menor. «Espero que puedan encontrar al pequeño Yulen con vida», ha dicho. También ha querido dar «aliento» a las fuerzas y cuerpos de seguridad desplegados en la zona: Policía, Guardia Civil, Bomberos de la Diputación, Protección Civil y 112, que «trabajan de forma incansable».

Considera que se está trabajando «bien, de forma coordinada bajo el mando de la Guardia Civil». Además, ha dejado clara la postura de las administraciones: «Todas las fuerzas, en lo que respecta también a los bomberos de la Diputación, vamos a trabajar sin descanso para encontrar al pequeño Yulen, que yo espero que lo piensan encontrar con vida».