Los equipos de rescate emplearán tres sistemas para localizar a Julen

Pese a caer la noche, los servicios de rescate siguen trabajando.. / ÑITO SALAS

Se ponen sobre la mesa nuevas ideas para llegar hasta el punto en el que se considera que está el pequeño, como realizar una excavación a cielo abierto desde el lateral de la montaña

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Los efectivos trabajan a contrarreloj para rescatar a Julen, un niño de dos años y medio que, según su familia, se precipitó ayer por un pozo de 107 metros de profundidad y tan solo 25 centímetros de diámetro en la Sierra de Totalán. Sin embargo, desde que saltaran las alarmas ya hace casi 24 horas, todavía no se ha conseguido ver al menor, según acaba de informar un portavoz de la Guardia Civil.

Bomberos y guardias civiles buscan aún el modo de acceder al punto donde se considera que está el pequeño, ya que, al parecer, se podría haber producido un desprendimiento de tierra a 78 metros de la superficie. Según ha indicado esta mañana la subdelegado del Gobierno en Málaga, María Gámez, a lo largo de las últimas horas se ha elaborado un mecanismo con el que se está retirando tierra.

Más

Sin embargo, con este procedimiento solo se ha conseguido perforar unos 30 centímetros el tapón de tierra. Es por ello que los efectivos de rescate han puesto sobre la mesa otras tres alternativas para intentar hallar a Julen. «Éstas se pondrán en marcha conforme vayan llegando los medios técnicos que necesitamos», ha apuntado el portavoz de la Benemérita.

La primera de ellas también consiste en retirar tierra de ese tapón, pero mediante otra fórmula -que no ha especificado- que sería más rápida que la actual. La segunda, según ha relatado el agente, consiste en cavar un pozo paralelo.

El problema es que el pozo en el que se encontraría Julen no está entubado, por lo que habría que hacerlo. Al respecto, ha indicado que esta labor es fundamental, ya que al trabajar en la excavación del segundo, si no está protegido el primero, podrían producirse derrumbes.

En cuanto al tercero de los procedimientos, el guardia civil ha manifestado que se trata de realizar una excavación a cielo abierto desde la ladera de la montaña. De hecho, en estos momentos acaba de llegar a la zona un camión de grandes dimensiones y una máquina excavadora a la zona.

El portavoz de la Benemérita ha expuesto que se irá trabajando en estas fórmulas de forma paralela. «Se pondrán en marcha en cuanto lleguen los medios», ha insistido.

Finalmente, ha destacado el compromiso de todos los efectivos de rescate y la colaboración de empresas privadas, que han ofrecido alternativas desde todos los puntos de la geografía española. Mientras tanto, ha apuntado, se trabaja sin descanso con un solo objetivo: localizar al pequeño Julen.