«Era frecuente verla discutir en público con su pareja»

Imagen del lugar de los hechos. /Eugenio Cabezas
Imagen del lugar de los hechos. / Eugenio Cabezas

Vecinos de la mujer hallada muerta en El Morche aseguran que mantenía una relación muy tormentosa con su compañero sentimental aunque- según solía manifestarles- no podía «estar sin él»

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

En el barrio la conocían como Manoli. Tenía 44 años -aunque algunos hablan de 46- y , al parecer, llevaba relativamente poco residiendo en El Morche. En concreto en el edificio Mirador de la calle Poniente. Allí vivía desde hacía algo menos de un año según las fuentes consultadas por este periódico. Vecinos de Torrox y empleados de negocios de la zona lamentan el fallecimiento de la mujer, madre de dos hijos de 3 y 16 años según han concretado la propia presidenta andaluza Susana Díaz en su cuenta de Twitter. Su cadáver fue encontrado la pasada madrugada con heridas de arma blanca en el interior de su domicilio. Los agentes trabajan bajo la sospecha de que se trata de un caso de violencia machista, aunque sin descartar otras hipótesis. En la barriada insisten en que las peleas entre la pareja eran una constante y destacan que era «muy frecuente» verles discutir en público de forma acalorada.

Antonio, responsable de un local de comida para llevar de El Morche, afirma que se trataba de una pareja «conflictiva». Así la define. Cuenta que eran clientes habituales de su negocio y que las broncas entre ellos eran repetidas. «Aquí fuimos testigo de varias escenas tensas. Ella le echó del piso y los gritos llegaban aquí». Otro vecino -que compartió con la víctima un viaje en autobús recientemente- asegura que le confesó que a pesar de las peleas no podía estar sin su compañero sentimental. «De hecho seguían viéndose y era normal verles comprar en distitos negocios de la zona».

EFE

Según el relato de sus conocidos, Manoli había trabajado como limpiadora y había tenido algunos empleos en el sector de la hostelería. Él, por su parte, había sido hamaquero en un chiringuito, siempre según las fuentes.

La Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de las pesquisas del caso. Los agentes, que manejan como principal hipótesis la violencia machista, buscan a la actual pareja de la víctima, que no se encontraba en el domicilio cuando llegaron las patrullas.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos