Diario Sur

López Peláez, en 2010. :: sur
López Peláez, en 2010. :: sur

Fallece López Peláez, el ingeniero de Costas clave en el acceso libre a las playas

  • Ponente de la Ley de Costas y exjefe de la Demarcación con sede en Málaga, abrió al público los Baños del Carmen y regeneró La Malagueta

Luis López Peláez, jefe de la Demarcación de Costas de Andalucía Oriental entre 1980 y 2003, falleció ayer en Málaga a los 84 años tras una jubilación que inició con 70 años y que no frenaría inquietudes como experto que reflejó en numerosos artículos. La trayectoria de este ingeniero de Caminos resulta clave no sólo para acercarse a la gestión transformadora de la parte del litoral que mejor conocía, la Costa del Sol, sino también en la defensa de este patrimonio gracias a la primera Ley de Costas, de 1988, de la que fue ponente. La limitación de construcciones en el litoral, así como la garantía de acceso público y libre a las playas -algo que ahora se antoja plenamente normal- no lo era en esos primeros años 80, donde la costa malagueña y la del conjunto de la península e islas estaba salpicada de viejas limitaciones y restricciones privadas al acceso y disfrute ciudadano.

En ese sentido, ganó la batalla judicial al amparo de la nueva ley contra los primeros concesionarios de los Baños del Carmen, cuyo acceso libre sentenció la Audiencia Nacional. La accesibilidad total fue un empeño firme, culminado también con éxito en el caso de la playa frente al club Mediterráneo.

López Peláez fue asimismo artífice de la regeneración de las playas de Pedregalejo en los 80, aunque posteriormente reconociera que la fórmula de espigones y pequeñas calas artificiales era muy mejorable. Atento a lo que se cocinaba en ingeniería de costas en el mundo, la regeneración de La Malagueta, en los años 90, supuso la mayor recuperación de playas en la ciudad gracias a una intervención con aportes submarinos que se financió con partidas que recibió la capital tras los daños por las inundaciones de 1989. López Peláez puso orden en el sector de los chiringuitos, bajo administraciones de PSOE y PP, lo que le costó no pocos enfrentamientos e incomprensión desde el sector y también desde los municipios, hasta el punto de que alcaldes pidieron sin resultado su destitución.