Diario Sur

Normalidad en el comienzo de curso, que lleva a las aulas a 155.000 escolares y 10.845 maestros en Málaga

vídeo

Esta mañana, en el colegio Luis Braille / Foto: Álvaro Cabrera | Vídeo: Pedro j. Quero

  • Entrada escalonada de los niños según los distintos niveles. Los de tercero y quinto comenzarán a estudiar francés

Normalidad en el primer día de clase de este curso 2016/17. La entrada escalonada de los alumnos según los diferentes niveles ha evitado las habituales aglomeraciones en las puertas de los centros. Las autoridades han escogido este año el colegio Eduardo Ocón, en la barriada de Huelin, para el acto oficial de inauguración del curso. Han acudido al centro el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, y la delegada de Educación, Patricia Alba. Profesores y miembros del AMPA han acompañado a los representantes de la Junta durante su visita al centro.

El colegio ha empezado hoy para 151.101 escolares malagueños, de segundo ciclo de Infantil (3 a 5 años), Primaria y Educación Especial. Los de Secundaria, Bachillerato y FP se incorporarán este jueves.

En los armarios de las aulas esperan a los alumnos libros nuevos. Pizarras electrónicas en todas las aulas. Comedor desde hoy mismo, aula matinal y desde octubre actividades extraescolares. Son algunos de los servicios que presta este centro a sus 653 alumnos. El Eduardo Ocón cuenta con una plantilla de 37 profesores. Su director, Miguel Mellado, ha asegurado que no han notado el descenso de natalidad, casi 1.900 estudiantes menos en los niveles educativos que hoy se han incorporado a las aulas.

Una de las novedades del curso es la implantación del francés como segundo idioma. Empiezan a estudiarlo niños y niñas de tercero y quinto de primaria. Los centros pueden elegir entre una o dos sesiones. En el caso del Eduardo Ocón, serán dos sesiones semanales, que impartirá una profesora habilitada para impartir este idioma. Las seis sesiones que tenían de bilingüe inglés se han reducido a cuatro para incorporar estas dos en francés.

Como en otros centros, el Eduardo Ocón tiene completas sus 305 plazas de comedor y hay lista de espera. La delegada, Patricia Alba, ha asegurado que en los casos de alumnos con los dos padres trabajando tendrán plaza de comedor y se les avisará desde los centros.