La tribuna oficial de Semana Santa quedará para protocolo y 400 abonados tendrán que dejar la calle Larios

Recreación virtual de la nueva tribuna, que tendrá unas setecientas localidades./SUR
Recreación virtual de la nueva tribuna, que tendrá unas setecientas localidades. / SUR

La Agrupación de Cofradías realizará un sorteo ante notario para seleccionar a las personas que deberán ser trasladadas

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

A medida que se aproxima la puesta en marcha de la oficina de atención a los abonados del recorrido oficial de la Semana Santa, con motivo de su remodelación integral, se conocen nuevos detalles de la redistribución de las sillas, cuyos precios cambiarán y experimentarán una sensible subida en algunos casos, como ayer avanzó este periódico. Una de las novedades del cambio es que la tribuna oficial de la plaza de la Constitución, que a partir del año que viene pasará a estar orientada hacia el lateral sur de la plaza, por el que las procesiones accederán hacia la calle Larios, pasará a ser un espacio destinado únicamente al protocolo, por lo que los abonados que la han ocupado hasta ahora a título particular tendrán que ser desplazados a otras sillas del entorno de la propia tribuna o a los palcos que está previsto instalar en la calle Molina Lario y su intersección con la plaza de la Marina.

Así lo confirmaron a este periódico fuentes de la Agrupación de Cofradías de la Semana Santa, que aclararon que la tribuna oficial pasará de los dos mil asientos que ha tenido hasta ahora a solo setecientos. Ello implicará que quedará destinada a albergar únicamente el palco presidencial, donde las cofradías piden la venia para pasar por el recorrido oficial; dos palcos por cofradía y otros destinados a exclusivamente a protocolo.

Desde la entidad de San Julián no supieron precisar el número de abonados que van a tener que abandonar la tribuna, si bien remarcaron que se ha optado por sacarlos a todos para no hacer distinciones.

Asimismo, la configuración del nuevo itinerario común de las procesiones, con tribunas de menor tamaño, y un mayor número de pasillos y espacios libres para facilitar la evacuación de personas en momentos de emergencia, obligará a que un total de unos cuatrocientos abonados de la calle Larios tengan que abandonarla. Para seleccionar a los que se van a ver afectados por esta circunstancia, sin que se separen a grupos de familias y personas, la Agrupación ha optado por dividir Larios en varios bloques homogéneos y elegir por sorteo ante notario cuáles de ellos van a tener que reubicarse en otros espacios para poder espaciar las sillas y suprimir la última de las cinco filas que hasta ahora se instalaban a ambos lados del pasillo central de la calle.

Según ha podido conocer este periódico, ese sorteo está próximo a celebrarse y va a permitir terminar de definir la reubicación de los abonados en el nuevo itinerario. En los próximos días, todos los afectados recibirán una comunicación de la Agrupación en la que se les informará de su nuevo lugar en el recorrido. Si no están conformes con el sitio, podrán solicitar algunas de las opciones alternativas que se les propondrán. Para gestionar todo este proceso, está previsto que la semana que viene abra una oficina de atención al abonado en la sede de la entidad cofrade, en la calle Muro de San Julián, que se encargará de gestionar todas las dudas e inquietudes que generen los cambios. Estará abierta de 10 a 14 y de 17 a 20 horas, de lunes a viernes, y de 10.30 a 13.30 horas, los sábados. No obstante, también se podrán hacer las gestiones por Internet.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos