El temporal deja al menos 25.000 afectados en Málaga, Valencia, Alicante, Murcia, Almería y Granada

La gota fría deja en ruinas la casa de una pareja de Alhaurín el Grande al desprenderse un muro de contención que descargó contra su patio/M. Fernández
La gota fría deja en ruinas la casa de una pareja de Alhaurín el Grande al desprenderse un muro de contención que descargó contra su patio / M. Fernández

Las estimaciones del Consorcio de Compensación de Seguros, aún muy provisionales, cifran en 142 millones de euros los daños en viviendas, comercios y vehículos, aunque solo se incluyen los que disponen de póliza

JUAN CANO y FERNANDO TORRESMálaga

Con las imágenes del desastre causado por el temporal aún en la retina, llega el momento de evaluar los daños y empezar a trabajar para recuperar cuanto antes la normalidad. Para retrotraer la vida al minuto antes de que el cielo se abriera y descargase hasta 500 litros por metro cuadrado. La media anual en Málaga es de 534 litros, lo que significa que en algunos puntos del país ha llovido estos días lo mismo que en esta provincia en un año. En Murcia, Almería o Alicante se han batido todos los registros históricos de precipitaciones diarias.

La dana, esa 'depresión aislada en niveles altos', que no es otra cosa que una borrasca que se separa de la circulación general de la atmósfera, siguiendo una trayectoria errática en la que se va cargando de humedad que luego descarga con mucha fuerza y de forma impredecible, deja tras de sí seis muertos. Las cifras son aún muy provisionales, pero las primeras estimaciones apuntan a al menos 25.000 afectados y daños por encima de los 142 millones de euros solo en viviendas, comercios y vehículos asegurados en el sureste peninsular.

Durante todo el fin de semana, los peritos del Consorcio de Compensación de Seguros se han dedicado a peinar los municipios afectados para realizar una valoración de los daños y el volumen real de siniestros. El director de Operaciones del Consorcio, Alejandro Izuzquiza, advierte de que estas cifras son aún muy provisionales, ya que hay zonas concretas de la Comunidad Valenciana (principalmente, la Vega Baja del Segura) a la que sus técnicos aún no han conseguido acceder por el estado de las carreteras para hacer un cálculo de los desperfectos.

En cualquier caso, los peritos repartidos por las seis provincias más afectadas por la dana han emitido ya sus primeros informes que permiten hacer una radiografía general del destrozo causado por este fenómeno meteorológico. Los datos recabados por este organismo, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, se circunscriben a siniestros en casas, vehículos, comercios o industrias que dispone de una póliza. Quedan fuera, por tanto, los bienes que no están asegurados y las infraestructuras públicas.

En la Comunidad Valenciana, que es donde los datos son más provisionales por la accesibilidad en algunos puntos, los técnicos del consorcio calculan unos 10.000 siniestros/afectados, a los que habrá que destinar un volumen de indemnizaciones de unos 70 millones de euros, según los primeros informes de que dispone el director de Operaciones.

En la Región de Murcia, donde las cifras son algo más definitivas, el consorcio calcula unos 12.500 afectados con un valor estimado de 62 millones en daños. Y en la comunidad andaluza, donde la dana se dejó sentir desde la noche del jueves hasta la madrugada del sábado, los desperfectos se estiman en unos 10 millones de euros, con unos 2.500 afectados.

Siguiendo el recorrido errático de la dana por el sureste peninsular, las precipitaciones dejaron en Almería al menos 700 siniestros con una estimación de daños por valor de 3,5 millones de euros. De ellos, hay unas 600 viviendas y locales comerciales afectados, mientras que el resto son vehículos, según los cálculos del consorcio.

En la provincia de Granada, la cifra de daños es ligeramente inferior (2,2 millones) que en Almería, mientras que el volumen de siniestros sería superior, con unos 915 (810 viviendas y 105 vehículos). En Málaga ocurre justo lo contrario: hay unos 800 afectados (la mayoría, en la comarca del Guadalhorce) y el coste de los desperfectos se estima en cuatro millones.

El Consorcio de Compensación de Seguros atiende los siniestros por «riesgo extraordinario» ocasionados por causas climatológicas o catástrofes naturales en circunstancias concretas –siempre que se den las condiciones para que sean consideradas como tales– y solo para los afectados que tengan asegurados los bienes que hayan sufrido desperfectos. En el caso de los coches, antes sólo se incluía la prima para el consorcio cuando se aseguraban daños propios, mientras que ahora ya la incluyen todas las pólizas.

El director de Operaciones explica que el consorcio sólo atenderá los daños causados por inundaciones, mientras que los desperfectos provocados por lluvias o filtraciones deben ser atendidos por las propias compañías aseguradoras, tal y como establece la normativa. En la práctica, sustituye a la compañía de seguros cuando los desperfectos se han producido por «riesgos extraordinarios», como inundaciones, embates de mar, terremotos, viento superior a 120 kilómetros por hora, tornados o erupciones volcánicas.

Para reclamar los daños, los afectados pueden hacerlo por teléfono a través del número 902 222 665 (o el de la delegación correspondiente, que en el caso de Málaga es el y 952 367 042), a través de la página web del organismo (www.consorseguros.es), donde encontrará un formulario, o de forma presencial en papel en las oficinas del consorcio (en la capital malagueña, se encuentran situadas en la avenida de la Aurora, 55), aunque está última vía es más lenta y menos recomendada por los técnicos.