De la Torre gana en Málaga y podrá volver a gobernar con Ciudadanos

De la Torre gana en Málaga y podrá volver a gobernar con Ciudadanos
SALVADOR SALAS

El PSOE, con Daniel Pérez, mejora sus resultados aunque se queda a un edil de llegar a la Alcaldía de la mano de Adelante

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El escenario no era el más favorable para las siglas del PP tras el desplome de las elecciones generales. Por ello Francisco de la Torre fió su campaña electoral a su gestión y su marca personal y la jugada le salió bien ya que no sólo resistió el empuje del PSOE sino que reforzó su victoria en Málaga y podrá seguir gobernando en el Ayuntamiento de la capital cuatro años más –lleva en el cargo desde 2000–, aunque necesitará llegar a un acuerdo con Ciudadanos bien mediante un pacto de investidura, como en el anterior mandato, o con uno de gobierno que supondría la entrada de los ediles naranjas en la gestión.

Relacionado

Al igual que sucedió hace cuatro años fue un recuento con emoción y muy disputado hasta el final. Cuando se llevaba escrutado el 60%, el bloque de izquierdas de PSOE y Adelante Málaga (coalición de Podemos e IU) sumaba la mayoría absoluta y se oteaba en el horizonte la posibilidad del vuelco en Málaga tras 24 años de gobiernos populares. Sin embargo, en ese punto, cuando empezaron a contarse los votos de graneros del centroderecha como los distritos Este, Oeste y el Centro, De la Torre remontó y logró llegar a los catorce ediles, uno más de los que ha tenido en el último mandato, quedándose a dos de la mayoría absoluta. El PP obtuvo casi el 40% de los votos y aglutinó el voto útil del centroderecha ya que ciudadanos que en las generales o andaluzas votaron a formaciones como Ciudadanos o Vox en esta ocasión se decantaron por respaldar al actual alcalde. Un dato lo explica: en las generales del 28 de abril el PP logró en la capital el 52.863 votos, ayer obtuvo 94.444 papeletas, 41.500 sufragios más.

El veto a Pomares

El PP podrá seguir gobernando la que es una de sus joyas de la corona en Andalucía. La alianza con Ciudadanos pasa por que el partido liderado por Juan Cassá levante el veto al edil popular Francisco Pomares ya que el candidato naranja a la Alcaldía reiteró durante la campaña y ayer que no pactaría con partidos que lleven en sus listas a investigados como es el caso del concejal de Urbanismo por el caso 'Villas del Arenal'. Si Ciudadanos no pacta con el PP pero tampoco lo hace con el bloque de izquierdas, Francisco de la Torre sería nombrado alcalde al ser el cabeza de cartel de la lista más votada por los malagueños.

Durante buena parte del escrutinio Daniel Pérez, que debutaba como cabeza de lista del PSOE a la Alcaldía de la capital, tuvo opciones de poder lograr la vara de mando en la capital merced a un posible acuerdo con Adelante Málaga, aunque finalmente las opciones se difuminaron cuando el recuento llegó al final. Y ello a pesar de que los socialistas mejoraron sus resultados en cuanto a concejales en al Ayuntamiento logrando doce, tres más que hasta ahora, e igualando los logrados en 2003 y 2007 por Marisa Bustinduy, aunque ahora hay un escenario político más fragmentado.

El crecimiento socialista se explica porque sus siglas tienen ahora el viento de cola, como se evidenció en su triunfo en las últimas elecciones generales, y porque logró aglutinar parte del voto útil de la izquierda. Y es que si en el actual mandato los partidos situados a la izquierda del PSOE (Málaga Ahora e IU) sumaban seis ediles, en esta ocasión se han quedado en los tres logrados por la coalición Adelante Málaga, que a tenor de los resultados no cumplió el objetivo de crecer al ir en confluencia IU y Podemos.

Una de las conclusiones de estas elecciones municipales es que la atomización del voto situado a la izquierda del PSOE les ha hecho perder fuerza. Así, Málaga Ahora, que en el anterior mandato tuvo cuatro ediles se queda sin representación en el Consistorio después de que la candidatura encabezada por Rosa Galindo obtuviera unos muy discretos resultados con apenas 4.360 votos.

Otra de las sorpresas de la noche electoral la protagonizó Ciudadanos, un partido con una marca al alza al nivel nacional, pero que con Cassá como cabeza de lista empeoró sus resultados en la capital perdiendo casi 5.500 votos respecto a hace cuatro años y 2,6 puntos porcentuales. Asimismo, tampoco cumplió las expectativas Vox, cuya lista encabezó José Enrique Lara Peláez, que, a pesar de subir en número de votos respecto a 2015, se quedó fuera del Ayuntamiento de Málaga.

Consulta aquí los resultados de Málaga capital y del resto de municipios