Educación insta a aplicar «con sentido común» unas ideas lingüísticas por la igualdad que no contravienen la RAE

Adelaida de la Calle, en una imagen de archivo. /
Adelaida de la Calle, en una imagen de archivo.

La consejera De la Calle defiende el plan de la Junta que obliga a los profesores a distinguir entre ambos sexos

SUR

La Consejería de Educación ha puesto en valor los términos en los que se ha aprobado su II Plan Estratégico de Igualdad de Género en la Educación y, concretamente, las sugerencias que en materia lingüística se incluyen en el mismo fundamentalmente vinculadas al uso de términos genéricos para denominar colectivos con ambas realidades de género a fin de propiciar un lenguaje no sexista, ideas que «no contravienen» las normas de la Real Academia Española (RAE) y que, en líneas generales, insta a aplicar «con sentido común».

El plan, que ha generado una gran controversia al obligar a los profesores a distinguir entre ambos sexos, contempla entre sus líneas de actuación la sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa, para lo que una de sus medidas es «impulsar y favorecer la práctica escolar inclusiva y equitativa, mediante la utilización de un lenguaje no sexista en sus expresiones visuales, orales, escritas y en entornos digitales».

En el marco de una comparecencia solicitada por el Grupo Popular en la Comisión de Educación del Parlamento de Andalucía, la consejera, Adelaida de la Calle, realizó una loa a los parámetros de un plan con el que Andalucía se constituye en región «pionera» a la hora de fomentar la igualdad de género a través de la educación, ya que los colegios e institutos son «uno de los espacios de socialización más importantes en nuestra vida». «Este plan es el mejor instrumento para prevenir la lacra de la violencia de género», aseguró De la Calle.

Respecto a las recomendaciones para el uso de la lengua, la titular de Educación que lamentó que el PP sólo parezca interesarse en ello dentro de un plan con once medidas y 79 actuaciones puntualizó que esta iniciativa, «que ya aparecía en el primer plan», establece «impulsar y favorecer, que no obligar», una práctica escolar «inclusiva y equitativa», en actuación conforme a la normativa vigente en esta materia en el ámbito internacional, en la Unión Europea, en el Estado Español y en la comunidad autónoma andaluza.

«¿Usted cree que la Junta pretende destrozar nuestro rico lenguaje?», indicó De la Calle durante su intervención, asegurando que esta medida sólo pretende dar «un pasito más» para lograr la igualdad entre hombres y mujeres y que se aplique «cuando proceda, con sentido común, sin destrozar el lenguaje y desdoblando cuando se pueda para visibilizar todos los géneros».

Ataque al lenguaje

De su lado, el diputado del PP Antonio Garrido criticó a las personas que han ideado el programa: «no tengo ni la menor idea de dónde han podido obtener el título». «No sólo se ataca al lenguaje, que también, sino que se hace el ridículo más estrepitoso». «Es absolutamente risible, cuando se hace un informe lo primero que hay que hacer es estudiar», ha insistido, para recordar que ya el Estatuto de Autonomía tuvo que reformarse «porque era ilegible» al desdoblarse continuamente el texto en géneros.

«La academia va rectificando ad usum, no por la imposición. El lenguaje es libre, lo que hay que hacer es educar para que se use bien», apostilló el parlamentario malagueño.