Día de Andalucía

La educación, el motor para el despegue de Andalucía

La educación, el motor para el despegue de Andalucía
Migue Fernández

El tradicional homenaje a Blas Infante reivindica el papel de la formación para aprovechar el potencial de la región

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La educación por bandera para que Andalucía dé el salto al que aspira para dejar de estar en el vagón de cola en materia de empleo, emprendimiento y rentas y, siendo capaz de aprovechar todo su potencial, situarse a la cabeza de las regiones españolas y, por qué no, también de las europeas. La necesaria formación como pilar del futuro fue el eje sobre el que ayer discurrió el acto de conmemoración del Día de Andalucía que cada 28 de febrero celebra Málaga ante el monumento al padre de la patria andaluza, Blas Infante. Un tradicional acto en el que el alcalde, Francisco de la Torre, puso el acento en el capital humano que suman los ocho millones de andaluces y en la educación como claves para el desarrollo de la región, un avance en el que además de los políticos autonómicos también tienen que aportar tanto los representantes públicos a nivel estatal como desde el ámbito local con el objetivo de «trabajar juntos para que nadie se quede atrás».

«Debemos sumar esfuerzos para que todas las administraciones entiendan que esos esfuerzos también forman parte de ese necesario paso adelante que tenemos que dar todos porque el desarrollo de la autonomía en Andalucía en 40 años es muy bajo en relación al promedio español y europeo», advirtió el regidor. Un panorama al que, a su juicio, se le puede dar la vuelta desde la formación. «Andalucía no supo hacer la reforma educativa que debió hacer al comienzo de la Autonomía. El capital humano es lo más importante de un territorio. Si cuidamos ese capital humanos estamos sentando las bases de un futuro espléndido porque tendremos mejores alumnos, mejores profesores, mejores profesionales y mejores empresarios», afirmó De la Torre durante el acto que organiza el Ayuntamiento con la ofrenda floral a Blas Infante. Un evento al que acudió la mayor parte de la Corporación municipal y en el que también estuvieron representadas las distintas administraciones públicas a través de la subdelegada del Gobierno central, María Gámez; la delegada de Fomento de la Junta de Andalucía, Carmen Casero; y el vicepresidente tercero de la Diputación, Francisco Oblaré; además de representantes del cuerpo consular, instituciones como el Colegio de Abogados o colectivos ciudadanos como el Centro Cultural Renfe o la Plataforma El Perchel.

La catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Málaga, Rosario Camacho, fue la encargada de pronunciar el tradicional discurso con motivo de esta efeméride. En su intervención, la también vicepresidenta de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo barrió para casa y quiso poner en valor el papel de Andalucía como tierra de artistas durante las distintas culturas que han dejado un legado «que estamos obligados a conservar y transmitir a generaciones futuras», haciendo un repaso desde los monumentos megalíticos hasta la actualidad. El encuentro concluyó con una ofrenda floral y la interpretación de los himnos de Andalucía y de España.

Más