Preocupación e indignación en Benaoján ante la alerta por listeriosis en un producto de una empresa local

Vecinos, en el pleno celebrado esta mañana. /V. M.
Vecinos, en el pleno celebrado esta mañana. / V. M.

El Ayuntamiento y los vecinos aseguran que aún se desconocen los resultados de los análisis prácticados al lote de Chicharrón Especial vendido a un restaurante de Ronda en el que se contagió un hombre de 47 años, hospitalizado en Inglaterra

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Los vecinos de Benaoján han cerrado filas en torno a la principal industria de la localidad, la fabricación de chacinas, después de que ayer la Junta de Andalucía decretase una nueva alerta sanitaria por listeriosis en un producto de una empresa de la Estación de Benaoján, Icarybe, S. L., concretamente, Chicharrón Especial, de la marca La Montanera del Sur.

Un hombre de 47 años ha dado positivo en los análisis correspondientes tras consumir este embutido en un restaurante de Ronda, situado en el centro de la localidad, durante la Feria, el pasado 4 de septiembre. Acudió al establecimiento junto con siete personas de su familia y solo una de ellas no consumió este chicharrón. El resto tuvo que dirigirse, dos días después, al Hospital de la Costa del Sol con síntomas de intoxicación alimentaria. Este varón reside en Inglaterra, donde está hospitalizado recibiendo tratamiento. Tres personas han dado negativo y otras tres están pendientes de las pruebas, según informó ayer la Junta.

«Esto puede ser la ruina de un pueblo», ha dicho un vecino esta mañana, refiriéndose al monotema de conversación en la localidad, al tiempo que ha destacado que «si afecta a una empresa, afecta a todas», ya que se estima que prácticamente el 85 por ciento de los habitantes de Benaoján viven de las chacinas directamente y el resto, de forma indirecta. Hay 11 empresas en total y 40 autónomos indirectos.

«Esperemos que sea verdad, porque si se han equivocado... La manifestación se hará, vamos a liarla parda», ha añadido otra vecina, que ha lamentado que «el daño está hecho... Ahora a ver cómo se le hace un lavado de cara al pueblo...Con una mala información de unos altos cargos se puede arruinar un pueblo», han expresado un grupo de benaojanos en este sentido y han subrayado que aún se desconoce si el problema está en el restaurante de Ronda, sobre el que han criticado que no se haya hecho público el nombre, como sí ha ocurrido con la empresa; o en la fábrica, que cuenta con entre 10 y 20 trabajadores, ya que aún no se conocen los resultados de las pruebas en la citada factoría.

En este pueblo las consecuencias de la crisis sanitaria de la listeriosis se dejan sentir desde que saltó la misma con la firma sevillana Magrudis. Las empresas hablan de pérdidas económicas, una de ellas, de 100.000 euros en 15 días, por la caída de ventas y de la devolución de productos, y han optado por despedir a personal. «Nunca ha pasado, al contrario, ahora es cuando se hacen más contratos al llegar la campaña de Navidad, que es cuando más embutidos se venden», ha indicado un familiar de uno de estos ex empleados. Icarben, otra de las empresas de Benaoján, ha pedido que no se confunda su nombre con el de la firma afectada por esta última alerta. Según la alcaldesa de Benaoján, Soraya García, Icarben prevé el despido de 25 personas. «Todas las empresas han parado su producción», ha lamentado.

Posible concentración

Este mediodía, el Ayuntamiento ha celebrado un pleno extraordinario en el que el equipo de gobierno ha dado cuento al resto de la Corporación municipal de la situación ante la alerta por listeriosis. En la sesión, a la que han acudido vecinos, se ha planteado organizar una concentración una vez que se conozcan los resultados de los análisis realizados por la Junta al producto afectado de esta empresa. «Los jóvenes estamos dispuestos a manifestarnos», ha dicho un vecino que ha asistido a este pleno. Otro ha opinado que «ha sido una ligereza por parte de la Junta».

La alcaldesa ha insistido en que «a día de hoy, no hay un positivo», ya que se está a la espera de los resultados de los análisis practicados por la Junta a productos del lote que se vendió al restaurante de Ronda y que fueron intervenidos en la factoría, una caja y media de Chicharrón Especial que quedaba, ha afirmado. «Se recogen pruebas en el restaurante y hay un positivo provisional. El protocolo marca que hay que hacer tres: éste y si es positivo, hay que dar a la empresa la posibilidad de que haga otro a nivel privado. Si no coinciden los resultados, se hace un tercero por parte de la Junta para determinar el resultado definitivo. Estamos en la primera fase», ha argumentado.

La alcaldesa, durante su comparecencia.
La alcaldesa, durante su comparecencia. / V. M.

Al igual que los vecinos, García ha mostrado su indignación ante el hecho de que desde la Junta no se haya hecho público el nombre del restaurante en cuestión. «Yo no me explico por qué se pone el nombre de Benaoján y de una empresa que no ha dado positivo y no el del restaurante, parece que puede haber contaminación cruzada y que la Junta se ha precipitado», ha recalcado y ha puesto en valor el hecho de que ha sido la propia empresa la que ha parado voluntariamente la producción, mostrando total colaboración. Ésta, de momento, prefiere no hacer declaraciones. La Junta indicó ayer que se ha inmovilizado la producción y decretado el cierre cautelar.

La regidora ha asegurado que ha solicitado por distintas vías conocer el expediente del caso, sin que, de momento, haya tenido acceso al mismo, y que la empresa, tampoco. «No tenemos comunicación oficial», ha expresado. «Lo que han hecho es cargarse la marca de Benaoján», ha enfatizado y ha anunciado que, dado el caso, se pedirán responsabilidades, un aspecto en el que ya se venía trabajando desde el inicio de la crisis de la listeria, ante las consecuencias que ya sufre Benaoján.

Campañas de promoción

Hoy, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, también portavoz de la Junta de Andalucía, ha anunciado que se prevé poner en marcha campañas de promoción de la industria cárnica andaluza una vez que pase el brote de listeriosis que «va remitiendo», ha dicho y ha defendido el trabajo de la consejería de Salud, puesto que lo urgente es la recuperación de los pacientes afectados y alertar de posibles nuevos brotes.

Sobre el caso concreto de Benaoján, ha dicho que «lo primero es la salud de las personas y tenemos la obligación como Gobierno de Andalucía de alertar de estas circunstancias».