Antonio Banderas, feliz con su yerno: «Es encantador y ya le he dado el 'sí, quiero'»

El actor malagueño, en portada del Vanity Fair./SUR
El actor malagueño, en portada del Vanity Fair. / SUR

El actor malagueño afirma en una entrevista con Vanity Fair que Melanie «era una especie de champán de burbujas» mientras que Nicole «es un zumo de fruta fresca, totalmente detox»

SUR

El actor y director malagueño Antonio Banderas se encuentra inmerso en la inauguración del Teatro del Soho CaixaBank de Málaga. En la cuenta atrás para inagurar con la obra 'A chorus line', el intérprete ha concedido una entrevista en profundidad a Vanity Fair donde repasa largo y tendido diferentes aspectos de su vida profesional y personal. En ella ha hablado de su hija, Stella del Carmen, y su yerno, el joven Eli Meyer, de su ex mujer Melanie Griffith, su actual pareja, Nicole Kimpel, sobre sus opciones de recibir el Goya -«no pienso que me lo vayan a dar, porque ese tipo de cosas son la madre de todas las frustraciones», ha confesado- o sobre la presunción de inocencia de Plácido Domingo. Después de recibir el Goya de Honor en 2015 y tras sufrir un infarto dos años más tarde, el renacer del fénix Antonio Banderas pasa por ser el mejor actor del pasado Festival de Cannes con la última película de Almodóvar y por reinventarse como empresario al frente de un teatro que abrirá sus puertas a mediados de noviembre en su tierra natal.

Sobre su hija Stella del Carmen el actor ha confesado haberle dado el 'sí, quiero' a su yerno, el joven Eli Meyer: «A su padre, Ronald Meyer, lo conocí cuando era miembro fundador y agente de CAA (Creative Artists Agency), antes de ser vicepresidente de NBCUniversal. Eli es un chico encantador y ya le he dado el 'sí, quiero», anuncia en Vanity Fair.

Mención aparte merece la ilusión y las ganas invertidas en el Teatro del Soho: «Estoy invirtiendo cantidad de energía y de fondos, pero merece la pena. Es un viejo sueño… y un lío, porque montar un teatro es complicado», reconoce el actor sobre un proyecto que, apunta, nace sin ánimo de lucro: «Si hay ganancias, no se van a repartir los dividendos y se reinvertirán en el teatro. Voy a perder porque así lo he decidido: todos los años invierto 225.000 euros», remarca. «Quiero mucho a mi ciudad, es parte de mi vida y me hace una ilusión tremenda ver una Málaga que es un éxito antes de morirme».

Melanie y Nicole

Banderas también aborda en la revista que sale a venta el 20 de septiembre su relación con Nicole Kimpel y hace referencia a su ex, Melanie Griffith. De la primera afirma que «era una especie de champán de burbujas» mientras que Nicole «es un zumo de fruta fresca, totalmente detox». El actor asegura que, en otra época de su vida, no habría «enganchado» tan bien con Nicole: «Lo mejor que me puede pasar en este caso es que es totalmente diferente a mí. No tenemos nada que ver. Es una mujer muy discreta, muy tranquila, muy germánica, muy racional y no se altera por casi nada. Me complementa, porque yo soy pura intuición y ahora mismo yo necesitaba de una persona que supiera entender la vorágine en la que me muevo, que la aceptara y que me ayudase (…) Creo que no habríamos enganchado tan bien en otra época de mi vida en la que la efervescencia de Melanie era intoxicante».

Sobre las acusaciones de acoso sexual vertidas contra Plácido Domingo el pasado mes de agosto, Banderas destaca en la entrevista que «la presunción de inocencia es un derecho que se ganó mi generación a base de pegarnos en los 70». Al parecer del actor, hay que saber las circunstancias de esas denuncias. «Debemos tener mucho cuidado. Si no, es muy fácil convertirse en lo que uno critica. Estamos a un paso de eso».