Los aficionados se vuelcan con Padilla en su adiós a Málaga

Padilla, tras sus dos vueltas al ruedo con una bandera pirata se despide de La Malagueta. /Hugo Cortés
Padilla, tras sus dos vueltas al ruedo con una bandera pirata se despide de La Malagueta. / Hugo Cortés

El Ciclón de Jerez enarbola con pundonor la bandera pirata en la temporada de su despedida de los ruedos

MANUEL GARCÍA

Ayer Málaga estuvo con el torero Juan José Padilla , y se notó desde que entró al patio de caballos. Hasta la fecha ningún torero acaparó tanta atención en este espacio de la plaza en lo que va de feria y en el que le esperaban amigos y seguidores para abrazarlo y desearle suerte, así como los aficionados que se agolpaban en la parte trasera de los palcos del primer piso que dan a la zona de los corrales para desde arriba gritarle: «¡Padilla, te queremos! Eres el mejor».

Y es que el cariño que le tiene la afición malagueña a este torero volvió a demostrarse ayer una vez más. Banderas piratas ondeaban en los tendidos y tras el paseíllo Padilla se dirigió al centro del anillo con la montera para saludar a los asistentes entre aplausos en un verdadero alarde de agradecimiento durante un momento que supo a despedida. Una pancarta también demostró el apoyo al torero jerezano cuyo lema era: 'Te deseo lo mejor en tu nueva singladura pirata¡'.

Su valor y pundonor en la arena volvieron a poner la plaza boca abajo en una demostración de responsabilidad con el público, que le dio el adiós de La Malagueta en la temporada de su retirada de los ruedos. No sin antes intentar darlo todo aportando su casta como héroe que ha recogido la recompensa frente al toro y frente a la vida con una capacidad de superación inigualable que le reconocieron y hasta le cantaron en su segundo toro.

Asimismo, se percibió el calor con Saúl Jiménez Fortes, que entró en la capilla una vez que terminó el festejo. El torero malagueño que también conectó con los tendidos de forma unánime en una tarde en la que parte del respetable, que copaba gran parte de las localidades del Coso del Paseo de Reding, se mostró muy beligerante. Fue el caso de dos asistentes que armaron su bronca particular en el tendido 1 contra el diestro Alejandro Talavante, con el que no comulgaban, al parecer, una vez que éste llevó a cabo su actuación con el segundo toro de su lote. Tal fue el nivel de descontento que los agentes de la Policía Nacional tuvieron que acompañar a estas dos personas para que abandonaran la plaza.

Más

El calor también hizo mella en algunos aficionados. Dos policías, acompañados de un médico, tuvieron que saltar al tendido junto a la enfermería para auxiliar a una señora que se quejaba de una dolencia. Por unos momentos la gente estuvo más pendiente de ello que de lo que ocurría en el ruedo. Afortunadamente, el extraordinario equipo médico que dirige el doctor Horacio Oliva atendió a esta mujer con total celeridad dando muestras de una gran profesionalidad que garantiza cualquier incidencia que ocurra en la plaza en esta materia.

Por otro lado, entre los asistentes se encontraban diversos personajes de la sociedad malagueña que acuden algunas tardes para ver el desarrollo de los festejos en esta feria taurina. Así, en el tendido estaba el torero Javier Conde y la aristócrata Carmen Martínez Bordiú, mientras que en el callejón estuvo el presidente de la Diputación, Elías Bendodo; el concejal de Economía y portavoz del PP en el Ayuntamiento, Carlos Conde; el torero Salvador Vega; el humorista Manuel Sarria; el ganadero Fermín Bohórquez; el maestro Ruiz Miguel; el pintor Loren Pallatier 'Loren'; el presidente del Colegio de Abogados de Málaga, Francisco Javier Lara; el presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, Pablo Atencia; el hermano mayor de la Congregación de Mena, Antonio de la Morena; el director del hotel Málaga Palacio, Jorge González; y el gerente del bar El Pimpi, Pablo Gonzalo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos