Del Bosque regresa a lo seguro

Vicente del Bosque. /
Vicente del Bosque.

El seleccionador, consciente de la importancia del duelo ante Eslovaquia, elabora un plan con 16 jugadores del Mundial de Brasil tras la vuelta de Diego Costa, Mata y Azpilicueta

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Vicente del Bosque vuelve a su idea original, al plan ganador, justo cuando se juega su presencia en la próxima Eurocopa. El sábado se medirá con Eslovaquia, actualmente primera de grupo y que venció a La Roja en Zilina por 2-1. Cerrará la competición en Kiev contra Ucrania, el aspirante a robar una de las dos primeras plazas del grupo C porque le queda medirse a Eslovaquia, líder, y contra España el 12 de octubre en el NSK Olimpiyskyi, el mismo en el que España se impuso por 4-0 a Italia en la final de la Eurocopa 2012. Puede que ese día, en el mismo lugar que repitió título, se juegue la vida.

Quizá por evitarlo, y después de dar muchas vueltas, buscar nuevos candidatos y hacer debutar a 15 futbolistas en doce meses (San José, Alcácer, Carvajal, Raúl García, Munir, Rodrigo, Bernat, Kiko Casilla, Camacho, Nolito, Callejón, Morata, Vitolo, Juanmi y Aleix Vidal) ha optado por confiar en el grupo que fue a Brasil con intención de revalidar el campeonato del mundo. 16 de los 23 que acudieron hace algo más de un año al Mundial están presentes en la Ciudad del Fútbol estos días. Sólo faltan los jugadores que renunciaron a La Roja (Xavi, Xabi Alonso o David Villa), otros que por suplencias prolongadas o lesión se han quedado fuera (Javi Martínez y Reina) y dos que han tenido altibajos en su rendimiento (Albiol y Torres) pero que no están para nada descartados. Ahora Del Bosque, que es el seleccionador que más futbolistas ha hecho debutar con 57 en 100 partidos, ha frenado la renovación, que no parecía tener un criterio fijo.

Y es que, a diferencia de la primera lista tras el Mundial, y aunque los rivales son los mismos, el seleccionador ha optado por recuperar a jugadores indiscutibles en sus clubes: Diego Costa, Juan Mata y César Azpilicueta. «Todos tenemos muchas ganas de quitarnos la espina clavada; esta generación puede seguir haciendo cosas importantes», dijo el asturiano, uno de los ausentes tras el Mundial, en el que sólo jugó 34 minutos ante Australia e hizo un gol. «No he hablado con Del Bosque, simplemente me ha dado la bienvenida de nuevo. Desde que llegué a Manchester siempre me he sentido importante, contento por cómo me han ido hasta ahora. La campaña pasada hice un buen número de partidos jugados (35), goles (10) y asistencias (4). El míster tiene que tomar decisiones, yo siempre tenía la ilusión de seguir viniendo, con un objetivo fundamental que es ir a Francia. Ojalá podamos volver conseguir otra Eurocopa».

Igual de llamativa en los últimos meses era la ausencia de Diego Costa, nacionalizado de modo express y con polémica, incluso en un grupo que respetaba lo hecho por Torres, Llorente y Negredo, antes del Mundial. «A Diego le hemos visto mejorado y no tiene secuelas de las lesiones que arrastró; confiamos en él y tengo que ser lo más interesado posible y nos puede dar mucho y confío en él», esgrimió el seleccionador. Al técnico salmantino le preocupaba que no se concretaban en gol las ocasiones a finales de 2013, por eso animó al punta de Lagarto a alistarse con La Roja, pero no ha jugado con él desde el pasado 12 de octubre ante Luxemburgo, por lesiones, molestias y después por decisión técnica.

«Si en lo deportivo no estoy bien y las cosas no me salen en mi club y otros compañeros lo están haciendo mejor, es normal que el míster no me convoque. Ahora lo que deseo es hacer buenos partidos con la selección. Todavía no he hecho nada. El míster ha confiado en mí y puedo dar mucho más. No hay excusas, tengo que mejorar. Lo que me falta es hacer goles, jugar bien y encontrarme mejor. Todavía sé que puedo dar mucho más y ojalá sea ahora», explicó.

Costa sabe que le «falta ser igual de goleador que en el Chelsea y Atlético» porque «lo más importante es marcar goles para coger confianza; estoy triste por no responder con goles, y aprovechar todos los minutos que el míster me dé», aseguró el hispano-brasileño consciente de que no ha respondido a las expectativas. «No me equivoqué al elegir España, cuando tomé la decisión en ningún momento tuve dudas. Lo que me molesta es que no he devuelto la confianza de gente, pero ahora estoy sin lesiones y bien físicamente. Puede ser que sea la ansiedad de estar con los campeones, pero cada vez estoy más a gusto porque conozco más a la gente y tengo más afinidad y cariño con mis compañeros». El delantero 'blue' no cree que el estilo de España le perjudique: «Hay muchos jugadores de calidad que te pueden dejar solo delante del portero, pero si no marcas, la confianza empieza a fallar y es una cosa que tengo pendiente».

Pérdida de solidez

Tampoco ha mejorado la selección española su solidez defensiva. Y es que en esta lista llama la atención la falta de centrocampistas defensivos -sólo está Busquets para ese puesto ya que Koke ni Cazorla puede realizar esa función-, y de centrales. «No abundan. Tenemos a Piqué, Ramos y Albiol, y después gente joven (Bartra o San José) que necesita minutos». Debido a esa escasez de efectivos en esa zona opta por repescar a Azpilicueta, un auténtico comodín que desde su debut absoluto ha sido usado como lateral diestro, como en Brasil, pero que puede jugar en todas las posiciones de la defensa e incluso de volante en el centro del campo. «Cuando era juvenil, era delantero», recuerda el navarro, que llegó a ser mediapunta en las categorías inferiores de la selección.

Calendario

selección española

-5 de septiembre

Oviedo: España-Eslovaquia

-8 de septiembre

Skopje: Macedonia-España

-9 de octubre

Logroño: España-Luxemburgo

-12 de octubre

Kiev: Ucrania-España

-12-14 de noviembre

Ida repesca o amistoso: Por definir

-15-17 de noviembre

Vuelta repesca o amistoso: Por definir

España afronta un duelo clave en Oviedo. Quizá la afición no lo sabe pero el grupo sí. «Eslovaquia es un rival muy fuerte, de los más duros. Tenemos que ganar. Hemos visto un vídeo y será un equipo que espere para salir a la contra. Habrá que estar atentos para evitar ese peligro», avisa un Mata, ausente en la derrota de Zilina. No ganar supondría ser sólo segundo y estar obligado a ganar en Ucrania para evitar la repesca. «Nuestra idea es conseguir el máximo número de puntos para lograr la clasificación pero no sabemos con cuántos nos bastará. Habrá dos partidos claves, el nuestro contra Eslovaquia y después el Eslovaquia-Ucrania que marcará el porvenir», avisó Del Bosque. El seleccionador quiere evitar conflictos extradeportivos y absurdos como los pitos a Piqué en León. Por eso ganar en Oviedo sería el principio para cerrar un objetivo básico y recuperar la ilusión. Por ello se trae a los especialistas. A los campeones.