La Fiscalía pide que el dueño de la finca donde Julen cayó a un pozo declare como investigado y que el pocero lo haga como testigo

David Serrano, propietario de la finca, durante una reciente rueda de prensa./Salvador Salas
David Serrano, propietario de la finca, durante una reciente rueda de prensa. / Salvador Salas

El representante del Ministerio Público ha solicitado a la jueza que instruye el caso que cite a once personas más, todas ellas como testigos de los hechos

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

La Fiscalía de Málaga ha presentado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 9, el que se encarga de la investigación abierta sobre la muerte del pequeño Julen tras caer en un pozo de 71 metros de profundidad en Totalán, en el que pide a la jueza que cite a declarar como investigado por un delito de homicidio imprudente al dueño de la finca en la que ocurrieron los hechos, David Serrano.

Así lo ha decidido el fiscal encargado del caso después de haber estudiado el informe definitivo del caso que la Guardia Civil concluyó la semana pasada. Tras analizar el documento policial, el representante del Ministerio Público insiste en que ya se pueden hacer varias hipótesis de los momentos previos a la fatal caída de Julen al pozo.

Al respecto, el fiscal añade que, por lo tanto, procede depurar las responsabilidades penales de las personas intervinientes, si éstas existen. Por ello, además de la citación del dueño de la finca, solicita a la jueza que declaren una docena más de personas, todas ellas en calidad de testigo, siempre según han informado las fuentes consultadas por este periódico.

Entre ellas destaca el pocero que realizó la prospección por la que se precipitó el pequeño Julen. Asimismo, el representante del Ministerio Público pide que declaren los padres del pequeño Julen, la pareja del dueño de la finca y los tres senderistas que pasaban por la zona el día de los hechos y que fueron los primeros en auxiliar a los familiares.

También en calidad de testigo, el fiscal espera que la jueza cite al maquinista que realizó la zanja en cuya extremidad se situaba el pozo y a varios guardias civiles, como el instructor de las diligencias de investigación de este caso o los dos agentes que llegaron en primer lugar a la finca.

Más