Susana Díaz: «No vamos a renunciar ni a un euro de la financiación autonómica»

Susana Díaz, en un momento de la entrevista, atendiendo a las preguntas de Manuel Castillo. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: 101TV

La presidenta de la Junta mantiene la incógnita sobre el adelanto electoral y subraya que Andalucía necesita «un debate propio»

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

«No vamos a renunciar ni a un euro de la financiación autonómica». Así de tajante se mostró anoche Susana Díaz al afirmar que la Junta de Andalucía mantendrá ante el Gobierno central, ahora en manos de sus compañeros de partido del PSOE, el espíritu batallador enarbolado mientras estuvo en La Moncloa el popular Mariano Rajoy para que la comunidad autónoma reciba una financiación «justa y adecuada».

Más...

Durante su entrevista en la inauguración de la segunda temporada del programa 'La Alameda', coproducido por la televisión privada local 101TV y el periódico SUR, presentado por el director de este diario, Manuel Castillo, y donde se sometió a la preguntas de los periodistas Javier Recio, María Dolores Tortosa, Lalia González Santiago y Fernando del Valle, Díaz enfatizó que no va a ceder «ni un milímetro» en la reivindicación de la financiación porque es «el dinero de los andaluces y lo que verdaderamente nos falta para dar el salto definitivo que necesitamos para lograr la convergencia» con otros territorios.

Admite que Andalucía necesita el apoyo de los fondos europeos para lograr la convergencia

La presidenta de la Junta agradeció el cambio de criterio del Gobierno de Pedro Sánchez, que en un principio dijo que no tocaba abordar este asunto, y se congratuló que el Consejo de Política Fiscal y Financiera ya esté trabajando en la búsqueda de un nuevo modelo de financiación autonómica. Eso sí, no fijó fechas porque todo va a depender lo que dure la actual legislatura a nivel nacional.

Susana Díaz, además, puso en valor el trabajo de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien como consejera del ramo en la Junta fue el azote de Rajoy en la reclamación de la financiación autonómica y la denuncia de la infrafinanciación de Andalucía. Díaz añadió que gracias a Montero, Andalucía podrá salir a financiarse a los mercados y acusó al anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de no haberlo permitido para que «siguiéramos en el FLA y no recuperar la autonomía».

En materia económica y en puertas de unas elecciones autonómicas cuya fecha sigue siendo una incógnita, la Unión Europea confirmó hace unos días que Andalucía ha descendido un escalón en la categoría donde clasifican a los distintos territorios y la ha situado entre las regiones en desarrollo, al situarse su PIB per cápita por debajo del 75%. Una catalogación que ha sido utilizada por las fuerzas políticas de la oposición para denunciar que los 36 años de gobiernos socialistas en la Junta no han logrado sacar a Andalucía del vagón de cola de las regiones europeas. Sin embargo, Susana Díaz hizo anoche una lectura diferente de estos datos y afirmó que lo que vienen a decir es que Andalucía «sigue entre las regiones que necesitan el apoyo de los fondos europeos para la convergencia» con otros territorios de la UE.

«Estamos en la recta final de la legislatura. Las elecciones serán cuando no pueda tomar decisiones que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos» elecciones

«Las conversaciones privadas no me interesan nada. Me preocupa que se utilicen para extorsionar» caso delgado

«La derecha ha convertido a Andalucía en un campo de batalla entre Casado y Rivera y Andalucía se merece más que eso» Críticas a PP y Ciudadanos

Díaz hizo autocrítica al reconocer que «hay cosas que se podrían haber hecho mejor y a otro ritmo», pero subrayó que «nadie puede decir hoy que Andalucía está igual que al principio de la autonomía y de la recepción de fondos europeos» y dijo que el PIB andaluz ha crecido más que el español desde que ella es presidenta.

Sobre esta bajada en la calificación, la jefa del Ejecutivo autonómico dio varios argumentos. El primero es que Andalucía ha bajado en su PIB lo mismo que lo ha hecho España y que hay ocho comunidades autónomas que «han bajado más» que Andalucía. En este punto, Susana Díaz recordó que desde que accedió a la presidencia del Gobierno autonómico –en 2013– el PIB en Andalucía ha crecido «más que la media de España», se han creado medio millón de empleos y la economía regional está creciendo en sectores donde en España está bajando como las exportaciones o el turismo. «Andalucía está hoy en un buen momento», apostilló.

El segundo de los argumentos esgrimidos por la jefa del Ejecutivo regional fue que Andalucía ha tenido una «infrafinanciación evidente» y en los últimos años, con el PP en el Gobierno central, ha sufrido «un castigo por la falta de inversión en infraestructuras». A ello, añadió un tercer elemento y es que sostuvo que parte de esos fondos europeos ha venido a sustituir a las inversiones del Estado. «No se ha respetado el principio de adicionalidad, es decir, que lo que venía para ayudar en la convergencia se ha sustituido por la inversión pública», manifestó Díaz, quien agregó que si no se hubiera hecho así ya estarían el tren de altas capacidades de la Costa del Sol o el corredor ferroviario.

«Cada uno tiene sus prioridades: la de ellos son las esteladas, las banderas, y las nuestras, las personas» cataluña

«Ha sido un respiro para este país. España estaba asfixiada por el Gobierno de Rajoy y la gente ha respirado cuando se ha ido Rajoy» gobierno pedro sánchez

Díaz destacó que Andalucía tiene un presupuesto en vigor que a 31 de agosto tenía un nivel de ejecución rondando el 80% respecto a la misma fecha de 2017, lo que supone unos nueve puntos más, y avanzó que la región terminará el año con un nivel de ejecución «por encima del 90%»

«Estoy en la gestión»

A pesar de las insistentes preguntas, la presidenta de la Junta de Andalucía mantuvo la incógnita sobre la fecha en la que se celebrarán las elecciones autonómicas y si habrá o no adelanto de esta cita con las urnas. Con un discurso muy bien aprendido y sin salirse un milímetro del argumentario que viene exponiendo en las últimas semanas, Díaz reiteró que habrá elecciones «cuando Andalucía lo necesite», aseguró que ella está «en la gestión» y se limitó a avanzar que en el instante en el que se produzca un bloqueo político que le impida tomar decisiones para mejorar la vida y el bienestar de los ciudadanos será el momento en el que «hablarán los andaluces».

Díaz afirmó que se está en la recta final de la legislatura, insistió en que serán unos comicios separados de las elecciones nacionales porque Andalucía necesita «un debate propio y con acento andaluz» y manifestó que ve a la oposición «nerviosa, desesperada y descolocada». Asimismo, reprochó «a la derecha» que haya convertido Andalucía en «un campo de batalla» entre sus líderes nacionales Pablo Casado y Albert Rivera y esta tierra «merece más que eso».

«Creo en la unidad de España y en la igualdad de todos los españoles» debate territorial

«Debe ser un debate nacional y se deben quitar todos» aforamientos

Sobre este último aspecto y ante el anuncio de conservadores y liberales de que sus líderes nacionales se van a volcar en la campaña en Andalucía, la presidenta de la Junta, candidata a la reelección y secretaria general del PSOE-A lanzó una pulla a los líderes regionales Juanma Moreno (PP) y Juan Marín (Ciudadanos). Así afirmó que mientras ella estará «encantada» de que Pedro Sánchez venga a apoyar al PSOE, en otros partidos «parece que vienen a suplantar a sus candidatos o porque no quieren que se tomen en Andalucía las decisiones que afectan a los andaluces».

En lo que respecta al juicio por el fraude de los ERE, que sienta en el banquillo a los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán y a una veintena de exconsejeros y exaltos cargos de la Junta, Susana Díaz recordó que fue de las primeras en pedir disculpas por el caso «aunque yo no estaba» en ese gobierno, dijo sentirse «mal» por el mal uso que se hizo de ese dinero público y reivindicó que se han puesto medidas para que estos casos no vuelvan a suceder. «Mi responsabilidad del primer día fue poner todos los controles para que eso nunca más volviese a pasar», dijo. Asimismo, mostró su «profunda tristeza» por la situación que están viviendo Chaves y Griñán.

Díaz aseguró que si, como ha anunciado el PP, la llaman para comparecer en la comisión de investigación de la financiación de los partidos políticos en el Senado que trata sobre supuestos casos de corrupción de los partidos en España, irá, pero advirtió de que esta comisión «es una pataleta del PP tras crearse en el Congreso una comisión sobre la financiación de los populares».

Calificó de «repugnante» el uso de fondos públicos de la extinta Fundación Andaluza de Formación y Empleo (Faffe), entre ellos el dinero que supuestamente se gastó en un club de alterne de Sevilla un excargo socialista y negó las similitudes entre el 'caso Gürtel' y el 'caso Ere'. «En el primero se ha investigado a un partido (el PP) y en el otro, no», dijo.

Ante los datos conocidos en los últimos días sobre las agresiones a personal sanitario, Susana Díaz manifestó que los datos no se han incrementado respecto a 2017 y se está «en los mismos porcentajes» que el pasado año y subrayó que Salud está trabajando en un protocolo para reforzar la seguridad. Respecto a la polémica entre el Colegio de Médicos de Málaga y la Delegación Provincial de Salud sobre este tema, mostró su confianza en que este asunto salga de la contienda política y paralelamente puso en valor la apuesta de la Junta para mejorar la asistencia sanitaria.