Un grupo madrileño ultima la compra de la mayor parte del edificio de La Equitativa

El edificio de La Equitativa fue construido en los años cincuenta del pasado siglo / Ñito Salas

Los propietarios mayoritarios del inmueble negocian su venta a Millenium para darle uso residencial u hotelero

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La onda expansiva de la recuperación del sector inmobiliario parece que llega definitivamente a una de las construcciones más emblemáticas del Centro de Málaga que en los últimos años se ha visto especialmente marcada por la crisis y la ausencia de un impulso decidido para ponerla en valor. El futuro de La Equitativa podría resolverse en cuestión de días, si se cierra la operación que ha trazado un grupo inversor de ámbito nacional y con sede en Madrid para hacerse con la mayor parte de este edificio, hoy solo habitado por unos pocos vecinos y algunos locales comerciales en su planta baja. El Grupo Millenium ha puesto sus ojos en el inmueble y, según ha podido confirmar este periódico de fuentes solventes consultadas, está muy próximo a alcanzar un acuerdo con sus propietarios mayoritarios para comprarlo e incluirlo en su cartera de proyectos a acometer a corto plazo.

Más información

Según las fuentes, las negociaciones en este sentido están muy avanzadas y podrían cerrarse en los próximos días, antes incluso de que finalice este mes. El Grupo Millenium negocia esta compra con la promotora Rubcapel, que posee la mayor parte del inmueble, en torno al 60%. El resto está en manos de la empresa Ingomar, que ostenta el 30%, y otros cuatro propietarios minoritarios tienen el 10% restante.

Esta división de la propiedad de La Equitativa ha dificultado en los últimos años que haya llegado a buen puerto la venta del edificio a un grupo con el pulmón financiero suficiente para recuperarlo. No obstante, tras las negociaciones de Rubcapel con varias empresas interesadas en hacerse con el inmueble, todo apunta a que en las próximas semanas podría cerrarse el acuerdo definitivo de compraventa, que marcará un punto de inflexión en su trayectoria.

En ese sentido, según la información recabada por este periódico, la apuesta del Grupo Millenium parece clara y decidida. «La compra está a punto de cerrarse», señalaron las fuentes consultadas, que no quisieron aportar detalles respecto a la cuantía económica que se está barajando por esta operación.

Propiedad compartida

La intención de Millenium es adquirir la totalidad de La Equitativa pero, por el momento, únicamente está a punto de cerrar la compra de la parte mayoritaria de Rubcapel, que la posee en proindiviso con Ingomar. Una vez que se rubrique el acuerdo, el Grupo Millenium tendrá que sentarse a negociar con Ingomar que, según ha podido conocer SUR, no tiene por ahora intención de vender su parte del edificio. De hecho, para el caso de que finalmente mantenga su propiedad, se ha llegado a plantear la posibilidad de dividir físicamente la construcción, de forma que Ingomar se quede con la torre que enfila la calle Larios, y el resto pase a manos del nuevo propietario. No obstante, todo ello dependerá de que se cierre definitivamente el acuerdo de compraventa con los dueños mayoritarios.

La operación, que podría cerrarse en pocos días, pondrá en valor una construcción emblemática

En cuanto a los posibles usos del edificio, el Grupo Millenium baraja que pueda ser tanto hotelero como residencial, o que incluso pueda albergar apartamentos turísticos. Su destino final dependerá en gran medida de que pueda hacerse o no con la totalidad del edificio, en el que quedan viviendas que son propiedad de los particulares que las habitan, por lo que tendrá que acordar con ellos su posible salida del inmueble.

En el caso de que Millenium se convierta finalmente en propietario mayoritario de La Equitativa, su intención es poner en uso el edificio a corto plazo. No obstante, esto está supeditado a la agilidad con que se produzcan los trámites para ello por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo. El uso hotelero es compatible con la calificación residencial que posee el edificio. No obstante, se trata de una construcción que cuenta con protección arquitectónica de grado 1, por lo que esta catalogación condicionará su posible reconversión en hotel, que inicialmente no necesitaría la aprobación de figura alguna de planeamiento, lo que abreviaría su licencia.

Este periódico contactó ayer con responsables de la empresa Rubcapel, que declinaron hacer declaraciones respecto a la negociación de compraventa de La Equitativa que mantienen con el Grupo Millenium.

Fotos

Vídeos