Pedro Duque examina a la UMA

Pedro Duque, durante la entrevista en el Rectorado. / FOTO: S. SALAS / VÍDEO: P.J. QUERO

Avanza su objetivo de duplicar la inversión en I+D y agilizar el pago de las becas

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, tuvo ayer una intensa jornada de trabajo en la Universidad de Málaga. Comenzó con un primer contacto con el equipo del rector y el consejo de gobierno, y luego, en el edificio El Rayo Verde, habló con estudiantes, emprendedores y, finalmente, con los investigadores. Se pudo llevar así una idea muy completa de la universidad, segunda en su agenda de visitas: tras conocer la de Salamanca, con 800 años de historia, quería visitar una más joven, como es el caso de la UMA, con 45 años de historia, pero «dinámica y volcada en cambios más rápidos». Y la jornada dio para un exhaustivo examen de la UMA.

En el edificio del Rectorado del Paseo del Parque fue recibido por el equipo de gobierno. Pedro Duque no toma café y su desayuno se limitó a un zumo. Después de un contacto con la prensa, se reunió con el consejo de gobierno de la UMA. En cuanto a sus prioridades como ministro, señaló que hay que «recuperar la cordura» en el control financiero, eliminar trabas para el desarrollo de la Ciencia, incrementar las ayudas y disminuir las limitaciones a la investigación, objetivos que, señaló, se pueden conseguir dentro del compromiso presupuestario actual. Y avanzó su objetivo de duplicar la inversión en Investigación y Desarrollo, que se encuentra actualmente en el 1,2% del PIB.

Duque tomó nota de algunas de las cuestiones que le planteó el rector, José Ángel Narváez, centradas en la mejora de la financiación, la defensa de las carreras de Humanidades o el diseño de una carrera docente que permita recuperar plantillas y mantener el talento que se genera en las universidades.

Agilizar el pago de becas

El contacto más directo con la realidad universitaria llegó después en el edificio El Rayo Verde, que comparten la Universidad y el PTA en la ampliación de Teatinos y donde se desarrollan proyectos de emprendimiento. Se reunió durante unos minutos con miembros del Consejo de Estudiantes, CEUMA, y un grupo de los mejores expedientes de ingreso del año pasado. A una pregunta de Cristina Molina, estudiante de Matemática, sobre las becas, les dijo que no hay tiempo para hacer cambios en el sistema actual, pero sí que intentarán agilizar los plazos de cobro. Duque preguntó a la estudiante si había elegido Málaga por cercanía o por su oferta académica. Ella contestó que porque tiene buena reputación en Ciencias e Ingenierías. Y el ministro recomendó a los alumnos que elijan la universidad por eso mismo, porque sean buenas. «Esto las estimulará a ser mejores». El presidente de CEUMA, Miguel Ángel Sánchez, entregó al ministro un listado con las reivindicaciones estudiantiles, que van desde las becas, a la financiación universitaria o la actualización de contenidos de las enseñanzas.

En otra de las plantas del edificio esperaban al ministro los emprendedores de la UMA. Algunos han salido ya de sus instalaciones después de un periodo de incubación, como es el caso de Raquel Serrano, de 3D Málaga, que mostró al ministro las prótesis que fabrica con impresoras 3D; los envíos de fruta subtropical de Exotic Fruit y las frutas y verduras de un huerto urbano que regaló al ministro Lola León, de Huertum, licenciada en Ciencias Ambientales por la UMA.

Lista de deberes

Finalmente, el ministro se reunió con un grupo de investigadores, jóvenes y senior y representantes de todas las áreas de conocimiento. Como había sucedido con los estudiantes y emprendedores, Duque solo tenía tiempo para contestar tres o cuatro preguntas. «Me llevo una larga lista de deberes», comentó. El rector lo presentó como «uno de los nuestros», como ingeniero (en Aeronáutica) e investigador. José Becerra, director de Bionand, preguntó por el retorno de talento, que dijo se podría incentivar con más dotación de becas Ramón y Cajal. El ministro se mostró de acuerdo, pero indicó que no es solo cuestión de incrementar las becas, sino también de «dar oportunidades reales y sostenibles» a los investigadores retornados. La profesora Magdalena Martín quería conocer si tenía algún plan concreto para las áreas de Ciencias Sociales, Jurídicas y Humanidades, a lo que Duque contestó que no lo tenía para ningún área de conocimiento concreta. «Todavía estoy recabando información», dijo el nuevo ministro, que prometió contestar más adelante a todas las cuestiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos