La UCAM se compromete a impartir once titulaciones en su campus de Málaga

José Luis Mendoza, Francisco de la Torre y Alejandro Blanco, tras la firma del protocolo. /Salvador Salas
José Luis Mendoza, Francisco de la Torre y Alejandro Blanco, tras la firma del protocolo. / Salvador Salas

El Ayuntamiento, la Universidad Católica y el Comité Olímpico firman un protocolo de intenciones para la implantación en la ciudad de este centro privado

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La llegada de una universidad privada a Málaga está más cerca. Los contactos del alcalde, Francisco de la Torre, con los responsables de la Universidad Católica de Murcia empiezan a dar sus frutos. Esta iniciativa personal del alcalde se materializó ayer con la firma de un protocolo administrativo de intenciones. Es un primer paso, en el que se asume el compromiso de implantar en Málaga un campus de esta universidad privada, aunque los pormenores quedarán regulados en el pliego de condiciones técnicas y jurídico-administrativas, que se abordará más adelante y que, entre otras cuestiones, deberá aclarar si la UCAM paga al Ayuntamiento un canon por la cesión de los terrenos, algo que ayer no quisieron aclarar. De hecho, la Universidad Católica podría quedar exenta de abonar cantidad económica alguna si acredita que no hay beneficio o lucro por su actividad en Málaga, algo que podrían justificar, por ejemplo, con un programa de becas específico.

Lo que ayer suscribieron el alcalde, el presidente del Patronato de la Fundación Universitaria San Antonio, presidente también de la UCAM, José Luis Mendoza; y el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, es un protocolo administrativo de intenciones con el objetivo de que se construya e implante en Málaga un nuevo centro de estudios universitarios que, mediante una concesión demanial, se ubicaría en 38.651 metros cuadrados calificados como sistema general de equipamientos y servicios públicos de carácter municipal entre la avenida Imperio Argentina y el camino de La Térmica (Litoral Oeste).

Entre las titulaciones propuestas en el protocolo figuran 11 que podrían sumar 4.000 alumnos en su sexto año de funcionamiento, según los cálculos de la UCAM: los grados de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (en español y en inglés), Enfermería, Fisioterapia, Medicina (en español y en inglés), Nutrición Humana y Dietética, Odontología (en español y en inglés), Psicología y Terapia Ocupacional.

La aportación del COE consistiría en potenciar e impulsar la celebración de acciones conjuntas en Málaga que favorezcan la realización de actividades orientadas a mejorar los resultados de los deportistas españoles en competiciones nacionales e internacionales de máximo nivel.

Cuando tenga todos sus grados implantados podría alcanzar los cuatro mil estudiantes

El grupo municipal Málaga para la Gente ya ha manifestado su rechazo a estos planes municipales. «Rechazamos que el Ayuntamiento ceda unos de los terrenos públicos de gran valor, que deben destinarse a infraestructuras y equipamientos públicos. El distrito de carretera de Cádiz es el de más población de nuestra ciudad, y con el mayor crecimiento poblacional previsto», señalan en una nota. Para el grupo municipal, los 40.000 metros cuadrados de suelo que «el alcalde quiere regalar, deberían servir para equipamientos públicos disfrutables por toda la ciudadanía, y no para un negocio privado de venta de títulos universitarios», apuntan.

Por su parte, Daniel Pérez, candidato socialista a la Alcaldía, afirmó que «De la Torre pretende regalar 40.000 metros de suelo público a la UCAM, unos terrenos que deben destinarse a equipamientos educativos en una zona con una gran demanda de plazas escolares y de instituto. Nos oponemos por completo a esta cesión y le recordamos que si esta universidad quiere instalarse lo que debe hacer es comprar el suelo y no que se lo regalen». Y recalcó que Málaga ya cuenta con una universidad «puntera y referente a nivel andaluz y nacional».