Thompson se va con los deberes hechos

El director deportivo del Unicaja, Manolo Rubia, junto a Deon Thompson. /UNICAJA B. FOTOPRESS
El director deportivo del Unicaja, Manolo Rubia, junto a Deon Thompson. / UNICAJA B. FOTOPRESS

El Unicaja logró que el pívot se quedase en Málaga durante dos semanas en lugar de estar concentrado con Costa de Marfil

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Deon Thompson ha sido la sorpresa en las sesiones de pretemporada que hasta el momento ha realizado el Unicaja. Hablamos en pasado porque el pívot estadounidense que fue el primer fichaje del club para la próxima campaña abandonó el miércoles Málaga para unirse a la selección de Costa de Marfil, con la que en unos días participará en el Campeonato del Mundo. El Unicaja se movió bien en los despachos para que el exjugador del Zalgiris se quedase en la ciudad después de jugar el torneo internacional en el que también participaron España y Filipinas. De este modo, se ha ganado tiempo en la adaptación de un jugador clave en el rendimiento del renovado equipo cajista.

En la mayoría de los casos es casi imposible sacar a un jugador de su selección en plena preparación, pero con el pívot ha sido diferente. Es el jugador más importante de Costa de Marfil y esto también le permite tener ciertos privilegios, al margen de las gestiones que ha realizado el club. Sea como fuere, en estas dos semanas que ha estado en la ciudad, Thompson fue presentado, conoció a sus nuevos compañeros y empezó a asimilar lo que Luis Casimiro quiere de él. Es un tiempo muy valioso para un hombre que desde el primer momento se ha hecho respetar dentro del vestuario. Los otros estadounidenses del equipo lo valoran por su experiencia, inteligencia y conocimiento del juego. Sabe de qué va esto.

El pívot es un jugador muy particular, que desde el primer momento no sólo quiso implicarse en la mejora del equipo, sino empaparse de las costumbres de la ciudad y lugares que puede visitar. Thompson está ya en China donde en la primera fase del Mundial se medirá a Venezuela, la Polonia de Adam Waczynski y al conjunto anfitrión. Es previsible que esté allí sólo una semana, pues parece poco probable que su selección supere la primera fase, así que volverá a Málaga el 6 o el 7 de septiembre.