Los hoteles de la Costa se apuntan al gas natural para afrontar su transición energética

Los hoteles de la Costa se apuntan al gas natural para afrontar su transición energética
Salvador Salas

Reclaman menos trabas para las mejoras ambientales en el Foro de SUR 'Gas natural, sostenibilidad y eficiencia en el sector turístico'

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

El nuevo turista demanda de forma creciente que los hoteles y el entorno urbano más cercano sean más sostenibles ambientalmente, una expectativa de la que las empresas son conscientes y en la que quieren dar la batalla, aunque trabas burocráticas y falta de regulación no facilitan las cosas. Se trata de reducir el consumo energético, las emisiones de gases de efecto invernadero y también costes en el sector. Setenta hoteles de la Costa del Sol se han apuntado ya al gas para sus necesidades, desde las cocinas al agua caliente o la climatización, con un ahorro en la factura que llega al 40 por ciento sobre el modelo convencional de electricidad, fuel y butano. La actual realidad de la transición energética en los hoteles de la provincia es «buena», en opinión de la patronal Aehcos, y hay grandes perspectivas de crecimiento tanto en clientes como en usos la movilidad, una demanda en la que basa parte de sus planes estratégicos Nedgia Andalucía, la distribuidora en la Comunidad de Naturgy, principal gasista española. El gas es una de las energías más implicadas en esta transición hacia la descarbonización por su bajo impacto ambiental, la estabilidad de precios y una implantación sin grandes inversiones sobre equipos existentes, como puso de relieve ayer en el foro 'Gas natural, sostenibilidad y eficiencia energética' en el sector turístico', Roberto Cámara, responsable de Gran Consumo de Nedgia España. Cámara sostuvo que el gas natural para automoción, «será una apuesta ganadora como lo es en Asia y en países europeos», y tendrá incidencia en la movilidad de los visitantes en su destino vacacional. También el alcalde, Francisco de la Torre, que dio la bienvenida al foro patrocinado por el grupo gasista, destacó la apuesta de la EMT por vehículos movidos por esta energía «por encima del autobús eléctrico».

Cámara defendió las ventajas de este combustible limpio, recordó que Málaga fue una de las pioneras «hace casi 200 años», y aseguró que el descenso futuro en el consumo de energía es un horizonte que no preocupa a la industria del gas, «que atenderá nuevas demandas y no tiene alternativa en ciertas demandas en la industrial, como el sector de la cerámica y la siderurgia». La implantación de puntos de repostaje en carreteras es, en ese sentido, uno de los objetivos estratégicos de Naturgy a través de la red Eco-Gate, una iniciativa con apoyo europeo que beneficiará al litoral mediterráneo y atlántico.

A la conciencia en busca de menos gasto energético a partir de fuentes no contaminantes se une, en el caso del sector turístico, la reducción de costes –energía y personal son los grandes epígrafes del sector–, como destacó Luis Callejón, presidente de la patronal Aehcos en el debate que moderó la periodista de SUR Pilar Martínez. Callejón puso de relieve cómo en sólo un año, de 2014 a 2015, según encuestas de Booking, la preferencia del visitante por establecimientos sostenibles pasó del 10 por ciento al 52 por ciento. En línea con esa demanda, Callejón destacó el esfuerzo que ha emprendido el propio sector y el acompañamiento de Aehcos para propiciar la renovación energética, pero también denunció trabas burocráticas y vacío normativo en los planes generales de los municipios que frenan cambios incluso modestos para hacer más eficientes edificios e instalaciones. Puso el ejemplo de pérgolas, fachadas y chimeneas bioclimáticas como mejoras sin encaje en la normativa local. Reclamó por ello «cambiar burocracia por velocidad y creernos todos la sostenibilidad, un apoyo público efectivo más allá de los incentivos a la hora de tramitar los proyectos. No podemos poner trabas que retrasan una década el cambio», alertó Callejón, que recordó como en su actividad como arquitecto de Torremolinos la demanda de los hoteleros del paseo marítimo fue el «factor determinante» para la llegada de conducciones al municipio. El presidente de Aehcos abogó por un concepto de sostenibilidad, «que sea percibido por el turista desde las papeleras al alumbrado». «Las empresas podemos adaptarnos, pero también el entorno debe hacerlo, y ahí nos queda mucho camino. Sólo falta mirar el saneamiento integral por el que llevamos peleando 50 años», se lamentó ante una deficiencia crónica a la que volvería a lo largo del debate.

Desde el Gobierno andaluz, Javier Ariza, jefe del área de Captación y Gestión de Proyectos de la Agencia Andaluza de la Energía, destacó el incremento del 23 por ciento en Andalucía en el último año en consumo de gas natural, «una energía que nos puede acompañar en la descarbonización». Ariza defendió la política de incentivos aplicada desde 2014 para la eficiencia energética y la necesidad de acortar los tiempos en el pago de las ayudas «lo antes posible a las entidades colaboradoras, que representan a los solicitantes privados y que son la correa de transmisión de nuestro trabajo».

El gas 'renovable', una apuesta innovadora que echa a andar

Roberto Cámara, responsable de Gran Consumo de Nedgia, aseguró ayer que el desarrollo en Andalucía de inversiones en gas natural 'renovable' está entre los objetivos prioritarios del grupo Naturgy, que tiene en marcha diversos proyectos. La obtención de biogás a partir de basuras urbanas, lodos de depuradoras y subproductos industriales, agrícolas y ganaderos es una tecnología que avanza en países europeos –Alemania ya cuenta con un centenar de estas centrales– y que en España empieza a introducirse. Se trata de un gas neutro en emisiones que, tras un proceso de limpieza y enriquecimiento, es similar en propiedades y usos al gas convencional, con la ventaja añadida de que su obtención permite retirar CO2 de la atmósfera abriendo la posibilidad de comercializar el dióxido de carbono para diversos usos. Naturgy defiende el biogás como una innovación que encaja además en el concepto de economía circular, se puede producir de forma continua e inagotable y distribuirse a través de las redes convencionales. En Andalucía son más de 5.500 kilómetros que abastecen 90 municipios. En Málaga, Naturgy ha invertido 55 millones en el último lustro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos