Málaga se hace fuerte en turismo idiomático y gana un 18% de estudiantes

María del Mar Martín Rojo, junto a responsables de turismo idiomático. :: sur/
María del Mar Martín Rojo, junto a responsables de turismo idiomático. :: sur

El sector genera un impacto de 13 millones de euros en la ciudad, con Alemania, Italia y Austria como principales mercados

PILAR MARTÍNEZ MÁLAGA.

La ciudad de Málaga se hace fuerte en el segmento de turismo idiomático, que se estima que deja un impacto económico directo de más de 13 millones de euros, sin contar con el transporte hasta el destino. En el último año, la capital ha ganado un 18% de estudiantes, según el informe que presentó ayer María del Mar Martín Rojo, concejala de Turismo y Promoción de Málaga, junto a José María Casero, presidente de Nueva Asociación de Centros de Español de Málaga (NACEM); Antonio Peláez, director del Centro Internacional de Español de la Universidad de Málaga; Francisco Vallejo, director de la escuela Campus Idiomático y representante de las escuelas de Málaga no asociadas; y Bob Burger e Ida Willadsen de Malaca Instituto.

Un total de 16.692 jóvenes eligieron la ciudad en 2017 para aprender español en las veinte escuelas privadas y el Centro Internacional de Español de la Universidad de Málaga (CIE). Estas cifras hacen que la capital de la Costa del Sol siga afianzándose como uno de los principales destinos de turismo idiomático en nuestro país, compitiendo por el liderazgo con ciudades como Barcelona, Salamanca, Madrid, Sevilla y Valencia.

María del Mar Martín Rojo recordó las particularidades de este segmento, destacando que «el turismo idiomático no sólo moviliza una gran demanda, sino que, además, genera prescriptores y viajeros potenciales para el futuro; se crean lazos afectivos y los estudiantes terminan convirtiéndose en embajadores de nuestra tierra. Por tanto, su grado de prescripción es muy superior respecto al resto de perfiles de turistas».

El informe establece un perfil del demandante y señala a Alemania, Italia y Austria como los tres principales emisores en cuanto a volumen de estudiantes. También advierte que es un sector que llega a mercados lejanos. Es el caso de China, que tan solo representó un 4% de las llegadas individuales y, sin embargo, lideró las semanas de estancia. EE UU, por su parte, con el 7% respecto al total de estudiantes que viajaron en grupo, supuso una quinta parte del número de semanas, solamente superado por Italia. Rusia y Corea del Sur son también mercados que destacan por mantener estancias bastante superiores a la media.

El grueso de los alumnos se movió en la franja de 15 a 18 años, que suponen el 48% del total, y la duración media del curso fue de 2,3 semanas. El promedio de gasto por estancia fue de 782,2 euros distribuido entre el curso, actividades y alojamiento. Sobre este último aspecto, prácticamente la mitad prefirió alojarse en familias, concretamente un 45%, sobre las residencias o apartamentos. En cuanto a la forma de viaje, el 56% de los estudiantes, un total de 9.356, optó por venir de forma individual, respecto al 44% que lo hicieron en grupo.

Conscientes de que este segmento es estratégico para la ciudad, el área de Turismo destacó la apuesta promocional realizada y señaló entre otras acciones la celebración el pasado mes de enero de Málaga Education Week, un evento organizado por Nacem y promovido y patrocinado por el Ayuntamiento, Turismo y Planificación Costa del Sol y la Universidad de Málaga, entre otros, que este año reunió a más de medio millar de profesionales del turismo idiomático, y que acogió, entre otros, la conferencia AlpheSpain, uno de los eventos del sector de turismo idiomático más importantes del mundo en el que participaron profesionales de 33 nacionalidades y que, por cuarto año consecutivo, seleccionó Málaga como sede.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos