Guirao: «El videojuego representa la gran industria cultural emergente de nuestro país»

El ministro de Cultura, José Guirao, entrega del Premio de Honor Gamelab a Mike Morhaime. /EFE
El ministro de Cultura, José Guirao, entrega del Premio de Honor Gamelab a Mike Morhaime. / EFE

El ministro de Cultura asiste como invitado al Gamelab y entrega el Premio de Honor a su carrera a Mike Morhaime, cofundador de Blizzard y responsable del famoso juego 'World of Warcraft'

Iban Garbayo
IBAN GARBAYOMadrid

«Me tomo muy en serio al sector del videojuego». Este es el contundente mensaje que quiso dejar claro José Guirao, ministro de Cultura y Deportes. El ministro fue uno de los protagonistas del acto de inauguración del Congreso de Videojuegos Gamelab 2019 -que celebra su 15º edición- y que quiso reconocer la trayectoria de Mike Morhaime, cofundador de Blizzard y responsable del famoso juego 'World of Warcraft'. El titular de Cultura entregó el Premio de Honor al desarrollador americano y aprovechó para poner en valor a un sector cuyo crecimiento económico no se detiene con los años.

La industria, que en 2017 generó más de 700 millones de euros, «está teniendo un crecimiento entre en el 10% y el 15% anuales», algo que bajo su punto de vista, «representa la gran industria cultural emergente de nuestro país», que ha creado cerca de 10.000 puestos de trabajo en España. Una ocupación que, según el ministro, es de calidad y transversal, pues abarca desde ingenieros hasta diseñadores, pintores o guionistas.

«Hoy en día los videojuegos no solo suponen una referencia clave para millones de personas adultas, sino que constituyen algunos de los puntos más importantes de la estrategia digital en la que todos estamos inmersos». En este sentido, ha destacado la importancia de eventos como el Gamelab y de personas como Mike Morhaime «por su labor de divulgación y apoyo a la creación y consolidación de una industria que en España es importantísima», ha afirmado el ministro.

Ventaja y problema

Sin embargo, no todo es de color de rosa. El ministro de Cultura ha hecho hincapié en uno de los principales problemas que la industria del videojuego viene sufriendo en los últimos años. «Por un lado tenemos grandes creadores, pero nos falta consolidar la parte industrial de producción y distribución para que pueda ser rentable», ha lamentado. «Si queremos seguir creciendo y desarrollando los valores económicos y culturales de la industria del videojuego tenemos que hacer un enorme esfuerzo, tanto la comunidad como la administración como las empresas privadas, para consolidarla, que crezca de manera ordenada y rápida», ha añadido.

Por último, Guirao ha querido volver a reafirmar su compromiso y el del Gobierno con el sector, y se ha disculpado por no haber podido destinar las ayudas previstas en el proyecto de presupuestos de 2019 que no se aprobaron. Sin embargo, espera poder hacer efectivo el compromiso de aprobar las ayudas, valoradas en unos dos millones y medio de euros, para los de 2020.

El ministro de Cultura, José Guirao, recorre el espacio de exposición llamado 'Indie Hub'.
El ministro de Cultura, José Guirao, recorre el espacio de exposición llamado 'Indie Hub'. / EFE

Antes, el director del congreso Gamelab, Iván Fernández Lobo, ha sido el encargado de dar el pistoletazo de salida a esta nueva edición, que tendrá lugar hasta el próximo viernes en el Hesperia Tower de l'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Un congreso que reunirá a reconocidas figuras internacionales de los videojuegos, que darán conferencias y debatirán sobre el futuro del sector, como ha quedado presente este miércoles por la mañana tras la conferencia realizada por Mike Morhaime minutos antes de recibir tan merecido reconocimiento.

Sobre el escenario, un Morhaime emocionado que no pudo contener las lágrimas al recordar a su padre fallecido hace unos meses. «Quería estar aquí para celebrarlo con nosotros», ha lamentado para cerrar una primera charla que ha cumplido con las expectativas de los presentes.

Morhaime -que acaba de jubilarse- realizó varias confesiones más que interesantes durante su charla con el periodista Dean Takahashi. Dejó claro que para la desarrolladora de videojuegos Blizzard lo más importante ha sido siempre identificar la marca con la calidad. Un hecho que Morhaime no ha dejado de buscar en los más de 20 años que ha dedicado a la compañía.

«Al principio todo el mundo busca la máxima calidad. Luego la realidad del mundo, la presión que recibes, el deseo de agradar... Todo esto requiere un punto de equilibrio. Si solo buscas la perfección puede que no acabes sacando ningún juego», ha señalado.

Arrancan pues tres días maratonianos de decenas de conferencias, muchas de ellas simultáneas, en el Gamelab 2019. La inclusión en el mundo de los videojuegos será también uno de los temas que se traten y en los que se podrá escuchar, entre otros, a la diseñadora principal del Fifa, Katie Scoot. Barcelona -lejos del 'glamuroso' E3 de Los Ángeles- vuelve a convertirse un año más durante tres días en la capital mundial del videojuego.