Nintendo multiplica su beneficio y nombra nuevo presidente

Luigi, uno de los personajes de Nintendo./Efe
Luigi, uno de los personajes de Nintendo. / Efe

La consola Switch ha alcanzado los 15,05 millones de unidades vendidas en todo el mundo

MARÍA ROLDÁN (EFE)Tokio

La compañía nipona de videojuegos Nintendo consiguió en 2017 multiplicar sus beneficios y que sus ventas alcanzaran un récord en siete años, gracias a la consola Switch, un éxito que coincidió con el anuncio jueves del cambio de presidente que marcará un relevo generacional.

La compañía con sede en Kioto (oeste de Japón) presentó hoy sus resultados financieros del ejercicio nipón de 2017 (que engloba de abril del pasado año al 31 de marzo de 2018), en el que expandió su beneficio neto un 36,1% hasta alcanzar 139.590 millones de yenes (1.048 millones de euros), una cifra por encima de sus expectativas.

Nintendo había previsto alcanzar una cantidad un 16% inferior a la finalmente contabilizada y para cuya consecución fueron clave las buenas ventas de su consola Switch (lanzada al mercado en marzo de 2017), que los expertos acogieron con escepticismo y ha demostrado ser un éxito global que ha devuelto la bonanza a sus cuentas.

El fabricante japonés sextuplicó su beneficio operativo el pasado ejercicio hasta 177.557 millones de yenes (1.334 millones de euros) y su facturación por ventas se situó en niveles no vistos desde hace siete años por las sólidas ventas también de juegos, tanto en formato físico como digital, y especialmente, y de nuevo, de Switch. La consola ha alcanzado los 15,05 millones de unidades vendidas en todo el mundo y superado así el objetivo fijado por la compañía.

Especialmente destacadas fueron las ventas del juego 'Super Mario Odissey', que en tan sólo medio año (salió al mercado en octubre) ha vendido 10,41 millones de copias, así como 'Mario Kart 8 Deluxe' y 'Splatoon 2', de los que se han comercializado la nada desdeñable cantidad de 9,22 millones y 6,02 millones, respectivamente. Las ventas totales de juegos para Switch ascendieron a 63,51 millones, cifras que para Nintendo suponen una «muy buena tendencia» que espera que se mantenga en los próximos meses.

La antigua compañía de naipes no quiso dejar fuera de su balance la contribución de su familia de consolas portátiles Nintendo 3DS a la mejora de sus ganancias, a las que calificó como «sólidas». El concepto híbrido de Switch, que mezcla elementos de consola de sobremesa y portátil, ha generado incertidumbre en torno a la supervivencia de 3DS, a la que Nintendo se resiste a abandonar. El fabricante también destacó las «muy buenas ventas digitales» de software, a través de las que se embolsó 60.800 millones de yenes (457 millones de euros), un 87% más que en el ejercicio de 2016.

Nintendo considera que «los consumidores han sido muy receptivos con el nuevo concepto (de consola) presentado por Switch» y con la perspectiva de que seguirá teniendo un buen rendimiento, la compañía revisó hoy al alza sus previsiones para el ejercicio fiscal de 2018. La compañía prevé obtener un beneficio neto de 165.000 millones de yenes (1.240 millones de euros), un 37,5% más que su estimación previa, y revisó un 40,6% al alza su previsión de operativo, hasta los 225.000 millones de yenes (1.690 millones de euros). Nintendo mantuvo su estimación de ventas, que espera se sitúen en 1,2 billones de yenes (9.020 millones de euros) en 2018.

Coincidiendo con la presentación de sus resultados financieros, Nintendo anunció un cambio de presidencia que será efectivo a partir del 28 de junio, cuando celebrará su junta de accionistas anual.

Shuntaro Furukawa, de 46 años y con casi un cuarto de siglo de historia en las filas de la compañía, tomará el relevo de Tatsumi Kimishima, de 68 años, quien accedió a la presidencia tras el repentino fallecimiento de Satoru Iwata en 2015. Aunque Kimishima ha contribuido a la renovación de Nintendo con el lanzamiento de Switch, algunos críticos apuntaban a que su avanzada edad y su carisma incomparable al de Iwata lo situaban como una figura distante para el joven público de la compañía, obligada a adaptarse a los rápidos cambios del sector. Además, Nintendo ha decidido promocionar a Shinya Takahashi, el director de desarrollo de la exitosa Switch, con lo que se convertirá en el tercer directivo más importante de la compañía, solo por detrás del presidente y del mítico Shigeru Miyamoto.

 

Fotos

Vídeos