Si la tos no te deja vivir, te damos las claves para aliviarla

Una mujer, con un ataque de tos./
Una mujer, con un ataque de tos.

Cuando se trata de la secuela de un catarro, algunos de estos remedios caseros pueden ayudarte a calmarla

M. ÁNGELES GONZÁLEZMálaga

¿Has pasado por un catarro, pero la tos sigue impidiéndote conciliar el sueño (y a los que viven contigo)? ¿Pasan los días y no consigues que desaparezca? ¿Tus hijos no pueden descansar? Aquí te damos las claves para que conozcas bien a tu 'enemigo' y unos cuantos remedios caseros que te ayudarán a aliviar la tos que te trae de cabeza.

-¿Tenemos que intentar eliminar la tos? Tal y como consta en el 'Decálogo de la tos' editado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), la tos es un mecanismo de defensa del aparato respiratorio destinado a eliminar secreciones y cuerpos extraños para mantener la vía aérea limpia y abierta. Según el pediatra Pedro Navarro, vicepresidente de Cultura del Colegio de Médicos de Málaga, si no hay una patología detrás y se trata de una tos residual de un cuadro catarral de vías altas, cuando impide descansar y causa molestias importantes hay que intentar quitarla. No obstante, este especialista advierte de que hay que considerar la tos como un síntoma de una enfermedad y no como un hecho aislado, especialmente en los niños. De esta forma, el médico debe establecer el tratamiento en base a si se trata de una bronquitis, laringitis, gripe, neumonía, tos ferina... Este facultativo insiste en que hay que tener en cuenta la edad y llevarlo siempre al pediatra para que haga el diagnóstico y le ponga un tratamiento. En cualquier caso, no hay que agobiarse, ya que toda enfermedad tiene un principio, una parte de meseta y un final.

-¿Los niños pueden tomar jarabes? Según la AEPap, la tos aguda no debe tratarse con calmantes de la tos, mucolíticos, expectorantes, antihistamínicos o descongestivos nasales, especialmente en menores de seis años. Según el colectivo, en niños no está demostrado que estos medicamentos sean eficaces para el tratamiento de la tos y los riesgos superan a los posibles beneficios. Si se usan, siempre deben estar bajo control médico. Si se quitara la tos habría más retención de mocos, menos oxigenación y más obstrucción de la vía aérea. También habría más riesgo de otitis y neumonía, advierte el decálogo. En este sentido, el pediatra Pedro Navarro explica que si con medidas físicas no se elimina la tos que impide al niño descansar y le causa molestias importantes, no pasa nada si se toma un antitusivo adaptado a su edad siempre y cuando se lo prescriba un médico.

-¿Los antibióticos ayudan? No son eficaces en el tratamiento de los catarros y están contraindicados.

-Es importante conocer el origen de la tos. La causa mas frecuente de tos aguda son las infecciones de las vías respiratorias superiores, es decir, los catarros, pero siempre hay que consultar al médico para conocer su origen y seguir el tratamiento adecuado, ya que puede ser un síntoma de alguna enfermedad, como la tos ferina o una bronquitis, tal y como recalca el pediatra malagueño.

-¿Cuándo debo llevar al niño al pediatra? Según la AEPap, conviene vigilar y consultar con el pediatra si aparece: dificultad para respirar (se marcan las costillas y se hunde el esternón, se oyen pitos cuando respira, respiración muy rápida, agitada, etc.), fiebre que dura más de tres días, dolor de oídos o supuración o tos y mocos durante más de 10-15 días.

-Remedios naturales contra la tos

Remedios naturales contra la tos (extraídos de Salud en Red, el blog de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad).

1-Es muy importante estar bien hidratado, tomando líquidos con frecuencia.

2- Se recomienda hacer lavados nasales y humidificar el ambiente.

3-Hay que evitar la exposición al humo del tabaco. No se debe fumar en casa.

4- La miel con limón alivia la irritación de la garganta y su irritación. Es recomendable tomarlo varias veces al día.

5- Ungüento de mentol y eucalipto tipo Vick VapoRub. Aplicar y hacer un masaje en el pecho, la espalda y las plantas de los pies antes de dormir.

6- Sopas. Ayudan a disminuir la mucosidad.

7-Baños de vapor. El vapor hace que se relajen las vías respiratorias, tengamos menos mocos y flemas en nuestra garganta. No aplicar en caso de tener asma.

8-Una cebolla cortada en la habitación.

9- Chocolate puro. Al tener teobromina, ayuda a aliviar la tos seca.

10- Jarabe de rábano. Salud en Red recomienda coger de 8 a 10 rábanos y licuarlos. Posteriormente, se mezcla con una taza de jugo de limón y medio vaso de agua. Se cuela y se añade miel. Hervir durante 30 minutos y tomar de 2 a 3 cucharadas cada 4 horas.

11- Bebida de cola. Poner unos pequeños trozos de cebolla en un vaso de bebida de cola y hervir durante 3 minutos. Se recomienda tomarlo ante de dormir.

12-Jenjibre. Tiene propiedades descongestionantes y antihistamínicas. Meter 12 rebanadas de jengibre en una olla y mezclarlo con 3 tazas de agua. Dejar hervir durante 20 minutos a fuego lento y apagar. Añadir miel y jugo de limón.

13-Raíz de regaliz Orozuz. Suaviza la garganta irritada. Puedes chupar directamente el palo o hervirlo durante 20 minutos. Luego se cuela y se añade miel y limón.

14-Té de tomillo. Dos cucharadas de tomillo, lo machacas y lo añades en un vaso de agua hirviendo durante 10 minutos. Posteriormente se cuela y se añade miel y limón.

15-Chupar un limón tras ponerle sal y pimienta.

17-Jarabe casero. Poner a hervir un vaso de agua y añadirle una cuchara con orégano. Dejarlo reposar un rato y colarlo.

18- Caramelos para la tos: El caramelo hace que se produzca saliva, que fluidifica e hidrata la garganta, aliviando la inflamación. El pediatra Pedro Navarro afirma que debe limitarse a momentos en los que la tos puede jugarnos una mala pasada, como en el teatro, en una reunión... En caso de crisis también puede ser un buen remedio beber un vaso de agua a pequeños sorbos.

19- Evitar el ejercicio físico.

-Remedios para los niños

-Acudir siempre al pediatra: El especialista Pedro Navarro advierte de que siempre hay que llevar al niño al médico para que descarte cualquier patología, así como tener en cuenta la edad del niño antes de ofrecerle algún remedio. Según este especialista, estos trucos caseros no son perjudiciales siempre que estén adaptados a la edad, pero deben ser complementarios a las medidas farmacológicas prescritas por el médico.

-Hidratación: Es importante ofrecerles líquidos continuamente, ya que los niños suelen tener una tos productiva, seca con mucosidad, por lo que el líquido hace que el moco se fluidifique y alivie la irritación.

-Baños de vapor: Meterlos en el cuarto de baño y abrir el grifo del agua caliente, sobre todo antes de acostarse y cuando tengan una crisis de tos.

-Elevar la cama: Es recomendable que la cama tenga cierto desnivel para que la cabecera esté unos centímetros más alta poniendo, por ejemplo, un libro bajo las patas. No es aconsejable meter algún elemento bajo el colchón porque se originan deformaciones.

-Ungüentos tipo Vick VapoRub (nunca utilizar en niños menores de dos años): Según Navarro, este ungüento produce una sensación de que se abren las vías aéreas por el mentol pero es algo transitorio que crea una necesidad de usarlo continuamente. En cuanto al remedio de poner en los pies, este especialista explica que el efecto se produce por la evaporación del vaho de los pies hacia arriba, que al respirar provoca la sensación de abrir las vías respiratorias.

-Infusión caliente con miel: Alivia la garganta irritada.

-Calefacción: No hay que ponerla muy alta y colocar recipientes con agua que humidifiquen el ambiente y eviten el calor seco.

-Cebolla partida: Elimina unos efluvios que provocan una sensación de cierta dilatación de las vías aéreas transitoria que ayudan al niño a conciliar el sueño.

-Ventilar la habitación.

-Gárgaras con agua tibia ysal: Alivia la irritación e inflamación de la garganta. Pero hay que tener en cuenta que el niño sepa hacer gárgaras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos