¿Cuánto dura el terral?

José Luis Escudero, mientras da el parte del tiempo en Canal Málaga. /
José Luis Escudero, mientras da el parte del tiempo en Canal Málaga.

La pasión por la meteorología está cada vez de moda en un país y en una ciudad como Málaga, que viven en gran medida de un sector turístico ligado a su buen tiempo

ALEJANDRO DÍAZ

La meteorología es la rama de la ciencia que se encarga de estudiar los fenómenos atmosféricos. Hasta aquí, todos de acuerdo. El problema llega cuando se confunde con una especie de poder oculto e irrefutable de personas capaces de predecir lo impredecible. Como, por ejemplo, si lloverá la semana próxima o si el próximo invierno será más húmedo de lo habitual. Existe toda una antología de leyendas urbanas sobre el tiempo que gracias a José Luis Escudero, meteorólogo de cabecera de SUR, es posible desmontar fácilmente.

Muchas de estas falsas creencias están relacionadas con la época estival. Quizás el 'terral' sea uno de esos fenómenos que sirve como ejemplo de hasta qué punto la sabiduría popular a veces puede chocar de frente con la ciencia. ¿Cuánto dura el terral? Tradicionalmente, siempre se ha dicho que tres días. Error. «El 'terral' no tiene una duración exacta:puede durar tres, cuatro, cinco días o unas horas», dice Escudero, quien además matiza que depende también de la localización en Málaga:«Puede darse de forma fuerte en una zona concreta del interior y, sin embargo, no llegar a la zona de playa».

No es la única leyenda que se cierne sobre estos vientos cálidos y secos que a veces despiertan cierta alarma entre la población. Antiguamente, muchos malagueños ubicaban el origen del 'terral' en los desiertos de África. Nada más lejos de la realidad. «El 'terral', como su propio nombre indica, viene de la 'tierra', es decir, son vientos que llegan del norte, cruzan la meseta central, de ahí que sean secos y cálidos», explica Escudero, que se reconoce un apasionado de este fenómeno. «Hay que distinguir entre temperatura y sensación térmica. Con el 'terral', 30 grados son 30 grados. Además refresca por la noche y a primera hora del día. Es un aire seco. Sin embargo, con otros fenómenos más húmedos, 28 grados pueden llegar a transmitir una sensación de 35 grados», describe.

El 'taró' es un fenómeno puramente malagueño que se produce en las épocas cálidas del año

Y existe un último falso mito con la llegada de este viento cálido. Hay quienes piensan que la sensación de que el agua está más fría cuando hay 'terral' se debe a que existe un mayor contraste de sensación térmica al sumergirse en el mar. Como señala Escudero, no se debe a la sensación térmica sino a que, efectivamente, la temperatura del mar disminuye. ¿Por qué?Porque cuando sopla el 'terral' suben aguas de profundidad, que son más frías, de ahí que el agua del mar baje hasta una temperatura aproximadamente de 18 grados.

Sobre los especialistas de la meteorología siempre se carga la presión (no atmosférica) de las frustraciones que producen las predicciones fallidas entre quienes consultan el tiempo. Tal y como reseña Escudero, existen dos modelos para saber qué tiempo hará:el europeo y el americano. Escudero es más partidario del primero. «Pero no son infalibles, y aún menos cuando la predicción sobrepasa las 48 horas. Hay que pensar que dichos modelos son matemáticos, ecuaciones que con que se altere cualquier variable, puede cambiar por completo», especifica. «Lo que sí se ven son tendencias y probabilidades. Que exista una alta probabilidad de que un fenómeno va a ocurrir no quiere decir que vaya a hacerlo al cien por cien, ni que si lo hace, lo haga en una zona muy concreta», subraya.

Escudero también bromea sobre las exigencias que a veces les piden (y de las que después responsabilizan)a los meteorólogos:«Hay quien quiere que un mes antes de sus vacaciones les digamos que por supuesto no hará calor, no soplará viento... Me temo que por ahora eso es imposible».

Hay más fenómenos específicos de Málaga, como el 'taró', que bien conocen los pescadores. Se trata de una neblina de mucha densidad que suele darse en los meses más cálidos del año y que no se despeja ni siquiera con el calor de las horas centrales del día. Es la consecuencia de las corrientes atlánticas que pasan por Málaga y entran en contacto con vientos muy cálidos.

Una bitácora de Tormentas y rayos

osé Luis Escudero colabora con SUR con su 'blog' 'Tormentas y rayos', donde diariamente analiza los fenómenos atmosféricos de la provincia. Además, da el parte del tiempo en Radio Victoria y en Canal Málaga. Ahora que está jubilado no descarta convertirse en un 'cazatormentas' al más puro estilo norteamericano, para experimentar y estudiar desde primera línea fenómenos como las famosas 'danas', entre otros muchos.

Para estar al día al máximo posible del tiempo que va a hacer, Escudero recomienda olvidarse de las aplicaciones del móvil e ir directamente a la página de la Agencia Estatal de Meteorología (www.aemet.es). De un día a otro es muy fiable, a dos días es fiable. Pero cuando se producen fenómenos como la 'dana', que son depresiones aisladas o, como se conocían antiguamente, gota fría, la cosa cambia. «Predecir el punto exacto donde se formará una 'dana' continúa siendo un desafío», comenta Escudero, que reconoce que estas lluvias no son lo ideal para mantener los pantanos llenos y evitar las sequías. «Mucho mejor cuando se instala el anticiclón en la zona de Reino Unido y el norte de Francia, que trae borrascas a Andalucía de varios frentes que hacen que cale el agua, pero no produce daños», concluye.