Así es CIMON, la primera inteligencia artificial que vuela al espacio

Así es CIMON, la primera inteligencia artificial que vuela al espacio
Airbus

Este robot capaz de interactuar con los astronautas, inspirado en un personaje de dibujos de finales de los 70, se ha convertido en el nuevo tripulante de la Estación Espacial Internacional

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Desde este pasado lunes 2 de julio, la Estación Espacial Internacional cuenta con un nuevo tripulante a bordo. Su nombre es CIMON y es único. Se trata de la primera inteligencia artificial que viaja al espacio. Tiene la misión de apoyar y descargar de trabajo rutinario a los astronautas gracias a su capacidad de interacción y aprendizaje tutelado.

Este robot de forma esférica, sin apéndices, que flota alrededor de sus compañeros de cabina, tiene un diámetro de 32 centímetros y pesa cinco kilos. Su estructura, construida completamente utilizando una impresora 3D, es de plástico y metal. Materiales simples para un exterior que envuelve la tecnología que le capacita para oír, ver, comprender, hablar, aprender y volar.

Su nombre no tiene misterio, responde a las siglas en inglés de Compañero Móvil Interactivo de Tripulación (Crew Interacitve MObile companioN), pero no así su diseño que recuerda al del cerebro volador del profesor Simon Wright de la serie de dibujos animados de 1978, 'Captain Future'.

CIMON, desarrollado por Airbus con tecnología de IBM por encargo de la agencia espacial alemana, es la materialización del proyecto Mobile Companion de la ESA, la Agencia Espacial Europea, que investiga el uso de la inteligencia artificial como forma de mitigar el estrés y la carga de los astronautas durante vuelos espaciales de largo alcance.

Airbus

El robot llegó a su destino en un carguero que despegó el pasado domingo 29 de junio y fue recibido por el astronauta Alexander Gerst. Aunque fue entrenado en la Tierra para reconocer la voz y la cara de este geofísico alemán de la ESA, los otros seis miembros del módulo Columbus donde trabajará CIMON también pueden interactuar con él, como no, en inglés.

El astronauta alemán probará este compañero virtual durante la misión Horizons de la ESA que se desarrolla en la ISS (Estación Espacial Internacional) hasta el próximo mes de octubre, según una nota difundida por Airbus.

El programa establecido dice que este particular robot, configurado en base a una pantalla con las proporciones del rostro humano, apoyará a Gerst en experimentos con cristales, en la resolución del cubo de Rubik y en un complejo ensayo médico en el que funcionará como cámara volante inteligente. ¿Esto es todo lo que puede hacer? Obviamente, no.

Airbus explica que en su primera misión, «CIMON estará equipado únicamente con una serie seleccionada de capacidades». En un futuro cercano, los investigadores aeroespaciales tienen previsto utilizarlo para estudiar los efectos sobre los astronautas durante misiones de largo alcance, pero también como un auténtico compañero a bordo que apoye pero sin causar conflictos en viajes tripulados con destino, por ejemplo, a Marte. «La interacción social entre personas y máquinas, entre astronautas y sistemas de asistencia equipados con inteligencia emocional, podría tener un papel destacado en el éxito de las misiones de larga duración», recoge la referida nota. En la Tierra sus desarrolladores también entienden que CIMON puede ser de gran utilidad en ciertos lugares como los hospitales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos