La Semana Santa de Málaga, ante su gran transformación

El proyecto de nuevo recorrido prevé suprimir las tribunas en la Alameda/Salvador Salas
El proyecto de nuevo recorrido prevé suprimir las tribunas en la Alameda / Salvador Salas

La reforma del recorrido oficial que se prevé implantar cambiará la forma de ver las procesiones

ANTONIO M. ROMERO , JESÚS HINOJOSA y ÁNGEL ESCALERAMálaga

La Semana Santa de Málaga encara la mayor transformación desde que hace casi un siglo se creara la agrupación que aglutina a sus 41 cofradías. Si el proyecto para reformar el recorrido oficial o común de las procesiones logra un respaldo mayoritario de las hermandades y resulta aprobado por la entidad de San Julián en las próximas semanas, su implantación para el año que viene será una realidad que cambiará radicalmente el modo de ver las procesiones como se ha conocido hasta ahora. La propuesta contempla, en opinión de sus promotores, una importante transformación que implicará cambios en los desfiles procesionales y en la forma de ver y disfrutar la Semana Santa. Para los responsables de la Agrupación son cambios que significarán importantes mejoras pero que, a su vez, generan dudas y recelos especialmente en algunos hosteleros, en varias cofradías y en los abonados que tendrán que cambiar su ubicación habitual. Por ello, requieren de una especial coordinación de esfuerzos y voluntades que ya ha generado un debate ciudadano.

Varias cofradías mostraron el pasado lunes en una reunión sus recelos con la idea, pero sus responsables rehusaron hacer declaraciones al respecto a este periódico. La directiva de la Agrupación sigue adelante con la propuesta porque considera que puede recabar un respaldo mayoritario y porque argumenta que es la mejor fórmula para dar respuesta a los inconvenientes de seguridad y medidas de evacuación que presenta el actual recorrido, del que habría que suprimir unas cinco mil sillas para cumplirlas. El nuevo arrancaría en la plaza de la Constitución y seguiría por Larios, Martínez, Atarazanas, Torregorda, Alameda Principal, plaza de la Marina y Molina Lario, para acabar al pie de la torre inacabada de la Catedral. Al contar con tres posibles accesos y tres posibles salidas, resulta más versátil a la hora de encajar horarios e itinerarios.

Desde la Agrupación insisten en que esta transformación va a traer más mejoras que inconvenientes y va a suponer preparar la Semana Santa de Málaga para el siglo XXI, pero falta por ver qué respuesta se da desde la entidad cofrade a las inquietudes que este cambio, como es natural, puede generar en aquellas personas o entidades cuyas costumbres o intereses económicos puedan verse alterados.

Entornos Apuesta por nuevos escenarios para las cofradías

Las cofradías han puesto sobre la mesa el cambio de recorrido oficial en un momento en el que el Centro encara una nueva etapa de transformación con la reurbanización de la Alameda Principal para hacer peatonales sus dos calzadas laterales. El equipo de gobierno municipal ha pedido a la Agrupación que no vuelvan a instalarse tribunas en este espacio, que quedará mucho más diáfano que ahora con su transformación, para que puedan disfrutar de las procesiones tanto las personas que estén sentadas en una silla como aquellas que las quieran ver varios metros más atrás.

Junto con la renovada Alameda, el nuevo itinerario supondrá que las cofradías tomen enclaves poco explotados hasta ahora por las procesiones como la plaza de la Marina y la recientemente peatonalizada calle Molina Lario. En la Marina se colocarán tribunas que servirán para resguardar al público de las inclemencias meteorológicas que pudieran darse por las noches en este espacio abierto del casco antiguo.

El desplazamiento de las procesiones hacia este entorno de la zona sur del Centro implicará al mismo tiempo restar protagonismo a otros espacios asociados tradicionalmente al discurrir de los cortejos como la calle Carretería y la Tribuna de los Pobres.

Adaptación a la ley Mejorar la seguridad y las vías de evacuación

El cambio del recorrido oficial se sustenta en un elemento clave: mejorar las medidas de seguridad de los abonados y de las cofradías. De ese modo, se contemplan distintas actuaciones. Por un lado, está previsto incrementar las vías de escape y de evacuación. Para ello, las sillas se colocarán con un mayor espacio entre ellas, con la finalidad de ofrecer mayor comodidad a las personas que las ocupen y que su ubicación no suponga una ratonera en caso de que haya que abandonarlas de forma precipitada por algún incidente.

Expertos en temas de protección civil señalaron que el actual recorrido oficial tiene una serie de puntos negros en materia de seguridad que es necesario corregir. Así, pusieron de manifiesto lo abigarradas que están las sillas y tribunas y la insuficiencia de vías de evacuación. Esas cuestiones deficitarias desaparecen con el recorrido propuesto por la Agrupación. Otra modificación es que el recorrido oficial será cerrado, lo que hará que los abonados accedan a sus localidades por detrás y no por delante. Para facilitar la entrada y salida se habilitarán suficientes pasos.

El plan elaborado por el ente agrupacional implica blindar el recorrido de modo que nada interfiera el discurrir de los cortejos, con lo que se evitará que la gente cruce por medio de las procesiones o que se distorsione la estética cofrade. Asimismo, se situarán sillas y tribunas más cómodas y se cuidará la estética del mobiliario, que será homogéneo y de un menor impacto visual al reducirse la altura de las tribunas.

Abonados Reubicación de un buen número de localidades

La aplicación del nuevo recorrido oficial obligará a un buen número de abonados de las sillas y tribunas a dejar el sitio desde el que han visto las procesiones habitualmente y cambiarlo por un nuevo entorno hasta ahora desconocido para ellos. La reestructuración de toda la distribución de las sillas y tribunas, dejando pasillos más amplios para respetar las medidas de evacuación establecidas por legalmente, implica una completa recolocación de abonos de la que todavía no han sido informados al detalle los usuarios. Desaparecerán las sillas de la calle Granada, parte de las de la tribuna oficial (que reducirá sensiblemente su tamaño actual), un porcentaje de las de la calle Larios y las de la mitad oeste de la Alameda Principal, a la que las procesiones entrarán por la calle Torregorda. En cambio, se ganarán como nuevos espacios para instalar sillas y tribunas las calles Martínez y Atarazanas, la plaza de la Marina, y la calle Molina Lario.

Desde la Agrupación de Cofradías se ha asegurado que, pese a lo que pudiera parecer, el número total de sillas que se han instalado hasta ahora en el recorrido oficial (23.800 localidades) no se verá aumentado con la implantación del nuevo recorrido, ya que quedarán más espaciadas. «No va a haber un mayor número de sillas para que los abonados estén más cómodos y haya tribunas de menor impacto», explicó el presidente de la entidad cofrade, Pablo Atencia, quien avanzó que está previsto crear una oficina de atención al abonado en la que se atenderá de forma individualizada a todos aquellos que vean trasladada su localidad por el cambio. «Si hay margen, se les ofrecerán alternativas a aquellos que no estén de acuerdo con la reubicación de su asiento, pero se tratará a todo el mundo por igual», aclaró Atencia.

Carretería perderá protagonismo a favor de otros enclaves. :
Carretería perderá protagonismo a favor de otros enclaves. :
Comerciantes y hosteleros Preocupación en los negocios de las nuevas calles

La Semana Santa genera una importante actividad económica, especialmente en el sector hostelero de la ciudad. Mientras estos cambios van a abrir nuevas oportunidades, también hay preocupación en los establecimientos de las calles Strachan, La Bolsa y Martínez. Hosteleros de las dos primeras vías están preparando un escrito para entregárselo al alcalde, Francisco de la Torre, en el que expresarán su rechazo al proyecto del nuevo recorrido oficial, por considerar que es «muy perjudicial» para sus negocios. El principal argumento que dan para oponerse al cambio es que bares y restaurantes de esa zona quedarían encajonados, con sillas por un lado (calle Larios) y por otro (Molina Lario), lo que dificultaría el acceso de los clientes a los establecimientos. «El nuevo recorrido oficial implicaría una merma económica muy grande para nosotros; nos haría polvo, porque crearía una frontera infranqueable para la clientela. Supondría cargarse el servicio de una semana», apuntaron fuentes de los hosteleros.

Igualmente, comerciantes de la calle Martínez –que en el proyecto de cambio está incluida en el recorrido oficial– también lo criticaron y esgrimieron que el paso de todas las procesiones por esa vía, en la que se situarían sillas, afectaría a la recaudación de sus negocios. «La Semana Santa es una de las mejores semanas del año en cuanto a las ventas y con el nuevo recorrido oficial las cajas que haríamos serían mucho menores, lo que nos obligaría a no contratar personal de refuerzo», señalaron fuentes de los locales de la calle Martínez, que ya presentaron un escrito en el Ayuntamiento.

Por su parte, el presidente de la Agrupación abogó por ver el cambio como «una oportunidad» para mejorar la actividad comercial de estas calles. «Lo que se va a plantear será compatible con su actividad, que no lo vean como una amenaza», expuso Pablo Atencia, quien aseguró que se han previsto los accesos y pasillos necesarios para no perjudicar a los establecimientos comerciales. Además, se ha planteado la posibilidad de crear una especie de zonas temáticas de Semana Santa para potenciar el uso comercial de las vías más próximas o insertas en el recorrido. «En la procesión magna del 26 de mayo el público no estaba ordenado, no se puede comparar», dijo Atencia.

Estaciones de penitencia La segunda puerta de la Catedral como elemento clave

La propuesta de reforma del recorrido oficial tiene uno de sus pilares fundamentales en el uso de la puerta del crucero de la Catedral que da a la calle Postigo de los Abades para que puedan entrar las cofradías que hacen estación de penitencia en su interior. Fuentes consultadas por SURadmitieron que, sin el uso de esa puerta, el nuevo recorrido es inviable, ya que resultaría prácticamente imposible encajar horarios de jornadas como la del Domingo de Ramos. Entrar por esa puerta daría una mayor fluidez a los recorridos procesionales ya que la del patio de los Naranjos, por la que entran y también salen los cortejos, sería solo de salida. En el interior del templo, las cofradías podrían optar por realizar tres recorridos distintos: cruzar únicamente por delante del altar mayor hacia la otra puerta, bordear el coro o transitar por la girola.

La Agrupación ha planteado ya este proyecto de uso de una segunda puerta tanto al Cabildo Catedralicio como a la delegación de la Consejería de Cultura y hasta ahora la postura de ambas partes es positiva a la iniciativa, que requeriría la instalación de una gran rampa desmontable para salvar la diferencia de altura existente entre la calle Postigo de los Abades y el atrio de la puerta. Según ha podido confirmar SUR, la Junta se ha mostrado por ahora receptiva a esta medida, si bien ha pedido que la adaptación de la reja del siglo XVIII, que deberá abrirse más para facilitar la maniobra de los tronos, sea lo menos agresiva posible con su configuración.

Reorganización Salidas y encierros y costumbres alteradas

En este proyecto que aborda una transformación integral de la Semana Santa otra cuestión que se aborda es el adelantamiento de las salidas de las procesiones en la mayoría de los casos con la finalidad de que los encierros se produzcan a horas menos tardías. Los cambios de hábitos habidos en la sociedad han hecho que las últimas hermandades de cada día vayan arropadas por menos público, por lo que la tónica es evitar las horas de madrugada.

Por otro lado, la modificación de recorrido oficial puede afectar a algunas costumbres por el cambio de escenarios. De ese modo, no se contempla la bendición del Nazareno del Paso en la Tribuna de los Pobres. Asimismo, está por ver cómo será la bendición de esa imagen en la plaza de la Constitución o la entrada en la tribuna oficial de la Virgen de la Paloma a los sones del himno nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos