Fin a la dulce temporada asturiana

La estación asturiana presentaba esta imagen en la jornada de clausura/Fuentes de Invierno
La estación asturiana presentaba esta imagen en la jornada de clausura / Fuentes de Invierno

Tras disfrutar de una semana de prórroga, Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno despiden un curso con un fenomenal balance y el mejor estado posible

JUANJO G.MADRID

Cifras de récord y un gran sabor de boca. Así despiden la temporada las dos estaciones asturianas, Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares, tras disfrutar durante una semana más de lo previsto de unas pistas que hasta el final han ofrecido un estado excelente. Como ocurre en buena parte de la Cordillera Cantábrica, y en los vecinos leoneses, no se recuerdan apenas temporadas similares a la que acaba de finalizar, con unos números que superan con creces los del año pasado.

Aunque en principio las previsiones marcaban el cierre en el Principado para el primero de abril, el buen estado de sus trazados y el deseo de clubes, empresarios y aficionados llevaron a la Diputación a alargar durante una semana el curso, que haciendo balance se sitúa como uno de los mejores de los últimos tiempos. En concreto, y si se compara con el de la temporada 2016-2017, Fuentes y Pajares han conseguido superar en un 52% -122.000 por 80.000 del pasado año en el primero, y 65.000 por 56.000 en el segundo- las cifras. Un aumento considerable.

Fuentes de Invierno

Buena parte de culpa está en las condiciones meteorológicas, que han dejado nevadas durante todos los meses que los dominios invernales se han mantenido disponibles. Una constante incrementada desde la entrada del 2018 y que se ha dado incluso durante este inicio de abril, cuando las precipitaciones han sido constantes, y únicamente el viento ha impedido que la apertura fuera del cien por cien hasta prácticamente los últimos días.

Nueva cinta debutantes

Las magníficas condiciones han permitido, sin ir más lejos, que se pueda disfrutar de una Semana Santa repleta de oro blanco. Fechas en las que muchos usuarios acuden a las pistas a realizar los últimos descensos de un curso en el que Valgrande-Pajares ha visto cómo se renovaba parte de la estación con la puesta en marcha de una cinta de debutantes. Con ella, se pretende continuar la plena adaptación para todos los públicos.

Tras despedir una temporada triunfal, en Asturias se mira más allá, y las intenciones son ahora lograr repetir jornadas tan buenas como las de este año. Siempre que las condiciones meteorológicas vuelvan a respetar a un entorno tan maravilloso como el que Fuentes y Valgrande ponen al servicio de los esquiadores.

 

Fotos

Vídeos