Almogía parte sus almendras

Este domingo Almogía celebra su Fiesta de la Almendra. /SUR
Este domingo Almogía celebra su Fiesta de la Almendra. / SUR

Cada último domingo de septiembre se celebra una fiesta temática que gira en torno a este fruto seco

Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

El otoño es tiempo de frutos secos. Entre ellos, el más importante dentro de la gastronomía malagueña y andaluza es la almendra, que fue introducida en la Península Ibérica por los fenicios, aunque fueron los árabes quienes le sacaron el mayor partido culinario. Aunque hoy son muchos los municipios que tienen importantes almendrales, pocos los tienen en cantidad y calidad como Almogía, que cada último domingo de septiembre se celebra allí una fiesta temática que gira en torno a este fruto seco. Así, pasado mañana la almendra se podrá saborear de varias formas en este evento. Concretamente, entre las 12 y las 13 horas se podrán degustar en ajoblanco y porra blanca (versión más espesa que el ajoblanco), mientras que a las 16 horas está previsto que se repartan almendras fritas entre los asistentes.

Un día en Almogía

Coche más paseo
Duración del viaje: 25 minutos desde Málaga (por Puerto de la Torre). Fiesta de la Almendra: 4 horas. Visitas a monumentos:_3 horas.

Además, para la ocasión, bares y restaurantes del pueblo ofrecerán platos y tapas elaborados con almendra, como distintos platos de carnes o caracoles en salsa a base de este tipo de fruto seco.

Pero, además de poder saborear estas recetas, también se podrán adquirir numerosos productos de la provincia de Málaga relacionados con la almendra en un mercado artesano situado entre la plaza principal y la calle de la Iglesia.

Durante la jornada dominical se podrán ver y comprar algunas de las variedades que se recogen en estos días en este municipio, como la marcona, la ardaleña, la larga morisca , la mota o la larga 'coloraílla', entre otras.

Vista panorámica de Almogía.
Vista panorámica de Almogía.

Actuaciones de una panda de verdiales y coros rocieros y actividades para los más pequeños complementan el programa de esta cita gastronómica con la que Almogía arranca su particular otoño.

Almogía es un coqueto pueblo blanco que, a pesar de limitar con la ciudad de Málaga, es encuentra en un entorno muy rural, en el que se dan la mano las estribaciones de los Montes de Málaga y el Valle del Guadalhorce.

Dentro del casco urbano se puede visitar su principal templo mariano, la iglesia de la Asunción. Fue erigida sobre una antigua mezquita a mediados del siglo XVI, aunque tuvo que ser parcialmente reconstruida tras el terremoto de 1891.

De época posterior es la ermita del Sagrado Corazón, situada en la zona alta del pueblo, donde se rinde culto a San Roque y San Sebastián, patronos del pueblo.

Alejada del pueblo, merece la pene visitar también la ermita de las Tres Cruces, situada en la confluencia de los términos municipales de Almogía, Cártama y Álora. Este templo es, sin duda, el más emblemático de todo el Valle del Guadalhorce.

Guía básica

Qué ver

Iglesia de la Asunción.
Iglesia de la Asunción.

Iglesia de la Asunción. Principal templo de Almogía, levantado en el siglo XVI, pero restaurado a finales del XIX. Calle de la Iglesia, s/n. 29150 Almogía.

Ermita de las Tres Cruces. Emblemática capilla situada en la convergencia de los términos municipales de Almogía, Cártama y Álora. Camino del Puerto Blasón, s/n. 29150 Almogía.

Torre de la Vela
Torre de la Vela

Torre de la Vela. Resto de la antigua fortaleza árabe de la antigua Al Mexia, desde la que se tiene una amplia perspectiva del casco urbano. Entrada por calle Latinoamérica. 29150 Almogía.

Charco del Infierno. Enclave situado en la cola del embalse de Casasola, que está distinguido como Rincón Singular por la Diputación. Cola del Embalse de Casasola, s/n. 29150 Almogía.

Dónde comer

Casa Meño. Bar que ofrece un amplio repertorio de la cocina tradicional andaluza. Calle Carril, s/n. 29150 Almogía.

 

Fotos

Vídeos