Nuestras tradiciones

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

La policía desconoce cómo se llama el hombre que fue ingresado el sábado en el Hospital Clínico con parte del pene amputado. Tampoco se sabe por qué tiene parte del pene amputado, con lo que eso duele. El hombre aseguró que el pene no era de él. La parte que le falta desde luego que no. No llevaba documentación y aseguraba ser extraterrestre. Cada vez que le preguntaban cómo se llamaba decía un nombre distinto. Lo primero es curarlo, después averiguar lo que le ha ocurrido. El apellido es fundamental. Hay apellidos que parecen condicionarnos la vida. Rodrigo Rato, por ejemplo, terminó pronto su mandato como director del Fondo Monetario Internacional, Bezzos ha estado casado 25 años con su mujer (vale que ahora se ha ido con una amiga de ambos, pero ha convertido a su ex en la mujer más rica del mundo; la mujer, por cierto, se apellida Sánchez, como Sánchez), y la cabeza de lista de Vox en Málaga es Patricia Rueda, directora del Museo del Automóvil. García Sola trabajaba solo, y es murciano. El hombre con parte del pene amputado es marciano, si hacemos caso a sus primeras declaraciones. García Sola es un informático que fundó una página llamada Seriesyonkis. Si alguien deseaba ver una serie o película podía descargársela de manera gratuita, e ilegal, a través de esa web. Ahora mucha menos gente se descarga películas de manera ilegal. La oferta de plataformas de pago es mucho más amplia y con opciones muy baratas, y además existe un poco más de conciencia social.

Los tiempos que vivimos son convulsos y cambiantes. Si en una novela un personaje usa una aplicación o una red social, se corre el peligro de que cuando el libro se publique esa aplicación ya se use poco, o nada. Hoy miércoles me he enterado de que la NASA prepara un viaje a Marte, donde los marcianos, y está buscando voluntarias dispuestas a pasar dos meses en la cama. Si me lo ofrecen cuando suena el despertador a las 7 digo venga, va, pues encima pagan 16.500 euros. Un sueldo de dirigente político. Lo bueno de ganar tanto es que si el casero te sube de un mes para otro 250 euros el alquiler (está pasando aquí en Málaga, ciudad hospitalaria) pues le dices venga, va, y te das la vuelta en la cama. Buscan mujeres porque los hombres ya han realizado la prueba. La cama estará elevada por los pies, y por ahí no paso. También es necesario hablar alemán. No es que los marcianos entiendan la lengua de Rilke (un segundo, voy a comprobar que Rilke hablaba alemán) sino que la prueba se realizará en Colonia, seguramente por el olor, ya que dos meses sin salir de la cama... aunque aseguran que habrá duchas. Hablar alemán en Málaga también es importante. En Semana Santa vendrán 18 cruceros con un total de 37.000 pasajeros. El primero llegará el martes procedente de Alemania. El Ajuntamiento, perdón, Ayuntamiento, prepara un despliegue para dar a conocer nuestras tradiciones. Deberían repartir capirotes. Y patinetes.