De la Torre y Al-Thani

El alcalde se ha reunido esta semana con los representantes de dos Al-Thani

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

El alcalde de Málaga se ha reunido con el delegado de Al-Thani y también con el de Al-Thani. En Catar hay muchos Al-Thani, todos ciudadanos cataríes. De los dos millones y medio de habitantes de Catar, sólo el 10% son ciudadanos. El rey, o emir, es Al-Thani, y el dueño del Málaga también, lo que no quiere decir que sean primos. El presidente en funciones de España es Sánchez, pero no es primo de todos los Sánchez. En España hay más de un millón y medio de Sánchez y no todos son primos. Esa mesa de Nochebuena llena de Sánchez y de los cuñados de Sánchez. Sánchez suficientes como para llenar más de medio Catar. En la herramienta del INE también aparecen 12 Al-Thani en España en 2018, ahora serán ocho o nueve porque los hijos de Al-Thani, el dueño del Málaga, han vuelto a Catar. A acatar a Catar (leído al revés ratacá ratacaá). Al-Thani, el que está pendiente de que le quiten la glorieta, o no, aún está por ver, tiene un representante estadounidense que ayer se reunió en secreto con Francisco de la Torre, quien se había reunido el día antes con otro Al-Thani, el emir. Hay más de 43.000 De la Torre en España, pero sólo se reunió con uno, quien a su vez se reunió con dos Al-Thani, pues no conviene mezclar Al-Thani, y no lo digo por la historia reciente del país sino porque cada asunto requiere una reunión. Catar es un país nuevo, independiente desde 1971, y Ahmed Al-Thani fue su primer jefe de Estado, aunque al año siguiente su primo el jeque Jalifa Al-Thani dio un golpe de Estado y pronunció la típica frase que, traducida, podría quedar más o menos así: quítate tú para ponerme yo. Estuvo puesto hasta 1995, cuando fue depuesto por su hijo Hamad Al-Thani mientras pasaba unas vacaciones en Suiza. Espero que todo ocurriese cuando terminaban las vacaciones porque si no es así a ver quién disfruta de esos paisajes y esas vacas, esos precios y ese queso. Otro Al-Thani, hijo de Hamad, es el actual emir.

Todos los Sánchez pagan impuestos, aunque unos cuantos de ellos plagian sus tesis, como otros con apellidos diferentes, pero los Al-Thani no, pues ese 10% de la población que es ciudadana no paga. El Al-Thani al que le gusta el fútbol se compró el Málaga y quiso construir una torre en el puerto de Marbella, pero al final no llegó a un acuerdo y se quedó con el fútbol. Al Al-Thani que gobierna le interesa construir una torre en el puerto de Málaga y parece que ha llegado a un acuerdo con uno de los 43.000 De la Torre, el nuestro. No sé si al emir le gusta el fútbol, pero uno de los representantes que estuvo en el Ayuntamiento es el empresario Ramón Calderón, que fue presidente del Real Madrid. La verdad es que no sé qué conclusiones sacar de todo esto, voy a convocar una asamblea de Arandas. Somos 58.000, alguno vendrá.