La pasta y las digestiones pesadas

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Han detenido a cinco personas por matar de un tiro a un joven español de 27 años que secuestraron en Estepona. El mismo día se ha sabido que es francés el joven de 23 matado de diez tiros en Málaga. Brian Martos, el primer muerto de esta columna, vivía en el Campo de Gibraltar y se dedicaba a robar a los narcos. Estaba cenando en un restaurante de Estepona cuando vio acercarse a unos hombres encapuchados y salió corriendo mientras los otros lo persiguieron a tiros. En estos casos la cuenta del restaurante suele quedarse sin pagar pero podría haber sido mucho peor. Cenaba unos noodles, que son unos espaguetis asiáticos. Los fideos largos son engorrosos de comer porque no resulta fácil dominarlos y además son traicioneros. A veces crees que has conseguido llevártelos a la boca ordenadamente y justo entonces se te deslían y tienes que sorber. Con barba es todavía peor. Y ya si vienen cinco tipos encapuchados hacia ti sosteniendo pistolas pues huye rápido, tío. Una hora y pico después apareció muerto en Algeciras. Lo que pasó durante esa hora y pico no se lo deseo ni a quien lo hizo. El narcotráfico deja mucho dinero y a quién no le gusta el dinero.

'El Rubius' es un joven de unos 28 años nacido en Málaga. Gana muchísimo dinero matando gente. Lo bueno es que la gente que mata 'El Rubius' no es gente de verdad sino personajes que cruzan la pantalla de su televisor. Hay más de treinta millones de personas reales que siguen lo que hace 'El Rubius', que graba vídeos que pueden ser vistos por más de un millón de personas en un solo día. El año pasado dejó las redes una temporada por ansiedad pero después volvió. La gente que lo ve puede hacerle donaciones. Para mi ídolo quiero lo mejor. El otro día un chaval de 13 años le donó casi 4.000 euros. 'El Rubius' pidió una conversación privada y le preguntó si sus padres eran narcos o qué. Ha confesado estar dispuesto a devolver ese dinero a los padres del niño. El niño le respondió de manera ambigua y no se sabe si los padres son narcos o qué. Un niño con acceso a 4.000 euros a través del móvil. Un niño de 13 años con móvil pero los niños sin móvil son una especie en peligro de extinción. Existe una amplia oferta para muchachos con algo de dinero. Una de las más fáciles son las apuestas. En los partidos de sus equipos favoritos les explican cómo apostar y les repiten la dirección de páginas donde hacerlo. Madrid ha sido la primera comunidad autónoma en prohibir los anuncios de apuestas en medios públicos. Algunos de nuestros equipos favoritos llevaban estampados en sus camisetas el nombre de alguna de estas páginas. Las apuestas dejan mucho dinero y a quién no le gusta el dinero. Dejan mucho dinero a las casas de apuestas, claro, y muchos damnificados por el camino. El dinero mueve montañas y también provoca grandes desprendimientos. Y digestiones pesadísimas.