Los nuestros

Durante un puñado de semanas van a hablarnos, mientras algunos van deprisa deprisa

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

El joven e impulsivo conductor que no frenaba ante el paso de cebra y que no frenaba a pesar de que le mostré la palma de mi mano, reflejó gran pericia solo rozando un mínimo círculo imaginario que me rodeaba y que él decidió. Qué susto. Con gran habilidad se asomó por la ventanilla mientras me esquivaba y me gritó que no bajaba y me sacaba la cabeza porque tenía prisa. Que casi le atropellen a uno no es nuevo pero sí me extrañó que tuviera tanta prisa ¿a dónde se dirigiría? Ese animal al volante ha sido convocado para votar en las elecciones generales el 28 de abril. Apenas un mes después este apresurado piloto está convocado de nuevo para votar en las elecciones del 26 de mayo. Me encantaría localizarlo y hacerle una encuesta sin decirle que soy el que casi no soy por su culpa, no presentarme por si no se le ha pasado el deseo de sacarme la cabeza, como si la cabeza se pudiese sacar.

Es una forma de hablar y hay diferentes formas de hablar y eso está bien. No es lo mismo cómo se habla cuando se está en la playa con los amigos que en una entrevista con la profesora de tu hijo o con una persona mayor que te pide ayuda o con tu jefe aunque vaya a explicarte las razones por las que no es conveniente pagarte más a pesar de los mejores resultados de la empresa. Es poco probable que ese tipo tuneado sepa del decoro poético y entonces use siempre el mismo registro. Tras explicarle qué es una encuesta le preguntaría en qué trabaja y en qué le gustaría trabajar. Le preguntaría por qué está seguro de que los de su pueblo, su comunidad, país, religión, equipo de fútbol son los mejores, pues seguro que lo está. Me encantaría saber a quién va a votar el 28 de abril y después detenerme en las alucinantes gráficas que muestran los resultados y comprobar a qué equilibrio ha colaborado el desequilibrado.

Desde el Viernes de Dolores, 12 de abril, los políticos hablarán para él y sostendrán el martillo en las procesiones para que él los vea y en programas de televisión se asomarán y sería interesante saber quién llama su atención y, sobre todo, por qué. La campaña comienza el 12 de abril pero empezó unos minutos antes de que Pedro Sánchez anunciase la fecha decidida. Desde ese momento todos nos hablan con el registro de campaña. El nuevo consejero de Economía andaluz lo ha definido como «una forma de expresarse», explicando la promesa de los 600.000 empleos. Como después de las elecciones del 28 de abril vienen las del 26 de mayo los políticos van a continuar con una forma de expresarse y va a ser complicado pactar para que los pactos no les jueguen malas pasadas. Pero vamos a lo que vamos: ¿Hacia dónde se dirigía el conductor acelerado? Además de papeletas, ¿tiene hijos a su cargo? Así en abstracto, ¿realmente yo soy de los suyos?