Todas las familias

Puedes hacerte rico con la lotería, pero como te pases te denuncia tu hijo

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

La Lotería del Niño la ha ganado un niño, pero se llama Cosmin Rotariu. Tiene 15 años y asegura que compartirá el premio con sus padres. Se va a comprar un móvil, visitar a un amigo en California y hacer «las cosas que hace la gente pija». Visitar a un amigo en California es de pijos. El padre de Cosmin se llama Valeriu, como Lazarov, y deberá cobrar el décimo de su hijo. La nueva presidenta del Banco Mundial se llama Kristalina Georgieva y antes fue comisaria en la UE, pero no de Transparencia, a pesar del nombre. El marido de Kristalina se llama Kino Kinov, que es lo que solemos contestar al teléfono cuando nos insisten para que nos cambiemos de compañía. El Fondo Monetario Internacional también está dirigido por una mujer, Christine Lagarde, que nació un 1 de enero. Un menor de 18 años no puede comprar lotería, aunque no creo que el señor Valeriu denuncie a su hijo por eso. Sin embargo otro chaval de 15 años, murciano, ha denunciado a su padre por conducir borracho por la provincia de Cuenca un camión de gran tonelaje en el que también viajaba él. La Guardia Civil estableció un dispositivo y localizó el camión El padre del niño sextuplicó la tasa de alcoholemia permitida. Podría haber chocado contra las casas colgadas. Una joven de 19 años denunció en nochevieja que su hermano y sus amigos estaban violando a una amiga borracha y los cuatro, que grababan la barbaridad, han sido detenidos. La joven bajó al sótano de la casa y se encontró con la violación. Parece que esta nueva manada ya habría actuado al menos en otras dos ocasiones.

En Málaga se inició ayer el juicio a un entrenador de fútbol base de 44 años por acoso y abusos sexuales a 25 niños. Está casado y tiene dos hijos que ojalá puedan permanecer ajenos a ese infierno. Las familias ricas son todas iguales, decía Tolstoi al inicio de Ana Karenina, y hace cosas de gente pija, añadiría Cosmin Rotariu. Las familias qué van a ser todas iguales. Todo da un poco de miedo, así que si nos toca la lotería pues mejor. Aunque el boleto lo compre el niño. A mí me encantaría hacer algunas cosas que hace la gente muy pija, como viajar a California en primera. A principios de año se encuentran muchas ofertas para volar en familia. Schz encontró un billete de Madrid a Castellón por menos de 300 €. Los reyes son los pedros. Los aviones se han convertido en autocares más largos y con azafatas que empujan tu abrigo para que quepan más maletas. Cosmin Rotariu se va a comprar un móvil que ni te cuento. Los reyes han traído móviles de 1000 euros a niños de 9 años. Un móvil es una maravilla, aunque llena de puertas. Una de ellas da a un patio trasero oscuro y sucio. A ver si me acuerdo el año que viene de pedirle a uno de mis hijos que vaya a comprar un décimo. Si no toca denuncio al vendedor por vendérselo.