Los socios minoritarios del PSOE exigen a Sánchez y a Iglesias tomar las riendas de la negociación

Aitor Esteban, durante su intervención este miércoles en el Congreso. /Efe
Aitor Esteban, durante su intervención este miércoles en el Congreso. / Efe

«Los únicos que pueden arreglar esto son ustedes», les conmina a ambos líderes el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Los socios potenciales del Gobierno para desatascar la investidura reclamaron ayer a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias que tomen las riendas de las negociaciones para evitar una repetición electoral. «Los únicos que pueden arregler esto son ustedes», conminó este miércoles a ambos dirigentes el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban.

Tras comprobar el desenlace de las conversaciones entre PSOE yPodemos, que este martes evidenciaron su distancia, el diputado vasco señaló a Sánchez y a Iglesias como las únicas personas capaces de desbloquear la situación al haber quedado constatado que sus respectivos equipos negociadores han quedado invalidados para ello. Para Esteban, aún hay «una posibilidad» para que ambos líderes encarrilen el diálogo y alejen el fantasma del 10-N. Por eso, apeló a la «voluntad e inteligencia» de Sánchez e Iglesias y les recordó que en un pacto «no hay vencedores ni vencidos». También, que las dos partes reciben siempre menos de los que pretendían en un principio.

A diferencia del PNV, Compromís y EH Bildu responsabilizaron exclusivamente del bloqueo al presidente en funciones. «Han pasado 130 días y solo se ha sumado un voto. Ni siquiera el nuestro», le reprochó Joan Baldoví, con quién se reunió el pasado 5 de agosto. El portavoz valenciano no quiso cerrar la puerta al acuerdo para que Sánchez sea investido, pero el tiempo, recalcó, se agota. «Quedan doce días –recordó al socialista–, quizá es el momento de que se ponga al timón, reúnanse o díganos claramente que vamos a elecciones». En la misma línea, el diputado Joan Iñarritu exigió a Sánchez que, tal y como hizo en Europa, negocie las horas que hagan falta para alumbrar un pacto que ponga fecha de caducidad a la interinidad del Gobierno.